Search Bible
Click for Help   Click for QuickNav   Click for Advanced Search Options
Search KJV
Your Bible Version is the KJV
Go to Top
Link to This Page Cite This Page
Share this page Follow the BLB
Printable Page
 
 
Left Contextbar EdgeLeft Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge2Prior BookPrior ChapterReturn to CommentariesReturn to Author BiographyNext ChapterNext BookRight Contextbar Edge2Right Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge1
The Blue Letter Bible

David Guzik :: Hechos 11 – Defendiendo El Ministerio a Los Gentiles

toggle collapse
Choose a new font size and typeface

Hechos 11 – Defendiendo El Ministerio a Los Gentiles

A. Una controversia en Jerusalén en cuanto al ministerio entre los gentiles.

1. (Hechos 11:1-3) Pedro oye las objeciones a su asociación con los gentiles.


Oyeron los apóstoles y los hermanos que estaban en Judea, que también los gentiles habían recibido la palabra de Dios. Y cuando Pedro subió a Jerusalén, disputaban con él los que eran de la circuncisión, diciendo: ¿Por qué has entrado en casa de hombres incircuncisos, y has comido con ellos?

a. Oyeron los apóstoles y los hermanos que estaban en Judea, que también los gentiles habían recibido la palabra de Dios: La grandeza de la obra entre los gentiles en Cesarea no podía ser ocultado. No había deseo de ocultarlo aunque muchos de los cristianos judíos (los que eran de la circuncisión) serían ofendidos.

b. ¿Por qué has entrado en casa de hombres incircuncisos, y has comido con ellos?: Las cargas traídas contra Pedro fueron sencillas: “Tú, quien deberías ser un judío fiel, te relacionaste con gentiles y aún comiste con ellos.” Esto ofendió a los judíos cristianos, así que disputaban con Pedro.

i. Y has comido con ellos: Compartir una comida era un señal especial de compañerismo en aquel tiempo y cultura. Esto se consideraba un compromiso significativo para estos cristianos judíos.

ii. Esta reacción de los judíos cristianos muestra lo grande que fue el cambió que Dios inició en Hechos 10. El cambio decía, a los gentiles: “No tienen que convertirse en judíos, y ponerse bajo la ley de Moisés primero. Arrepiéntanse y crean, y pueden venir a Jesús.” Pero también decía a los seguidores de Jesús que eran judíos: “Reciban a sus hermanos y hermanas gentiles como miembros plenos de la familia de Dios. No son inferiores a ustedes en ninguna manera.”

iii. La objeción de los que eran de la circuncisión era por el segundo punto, no el primero. Se quejaron: ¿Por qué has entrado en casa de hombres incircuncisos, y has comido con ellos? Al principio fueron más preocupados por lo que Pedro hizo que con lo que Dios estaba haciendo con los gentiles.

c.Disputaban con él los que eran de la circuncisión: Cuando vemos la reacción de los cristianos judíos en Jerusalén, podemos ver que sabio fue de Pedro tomar seis testigos consigo a Cesarea y a su encuentro con Cornelio (Hechos 10:23 y 11:12).

2. (Hechos 11:4-15) Pedro explica su ministerio a los gentiles.


Entonces comenzó Pedro a contarles por orden lo sucedido, diciendo: Estaba yo en la ciudad de Jope orando, y vi en éxtasis una visión; algo semejante a un gran lienzo que descendía, que por las cuatro puntas era bajado del cielo y venía hasta mí. Cuando fijé en él los ojos, consideré y vi cuadrúpedos terrestres, y fieras, y reptiles, y aves del cielo. Y oí una voz que me decía: Levántate, Pedro, mata y come. Y dije: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda entró jamás en mi boca. Entonces la voz me respondió del cielo por segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. Y esto se hizo tres veces, y volvió todo a ser llevado arriba al cielo. Y he aquí, luego llegaron tres hombres a la casa donde yo estaba, enviados a mí desde Cesarea. Y el Espíritu me dijo que fuese con ellos sin dudar. Fueron también conmigo estos seis hermanos, y entramos en casa de un varón, quien nos contó cómo había visto en su casa un ángel, que se puso en pie y le dijo: Envía hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro; él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa. Y cuando comencé a hablar, cayó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio.

a.Comenzó Pedro a contarles por orden lo sucedido: Este registro es un resumen obvio de Hechos 10:9-43. Dios hizo énfasis en la importancia de estos eventos por repetir la historia.

i. “Pedro no ostentó su autoridad apostólica. En vez de eso empezó con una humilde recitación de lo que sucedido. El griego hace esto particularmente claro. Indica que Pedro al comienzo y explicó todo con precisión – una palabra muy fuere – como había sucedido.” (Boice)

b. Lo que Dios limpió, no lo llames tú común: Al principio, Pedro pensaba que Dios dijo eso de la comida. Pero Pedro llegó a entender que la visión del lienzo y los animales kósher y no kósher trataba de personas no comida (Hechos 10:28: a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo).

i. En un sentido, el lienzo representa a la iglesia, conteniendo kósher (judíos) y no kósher (gentiles), sin distinción y división entre los dos (Efesios 2:11-18).

c. Entramos en casa de un varón: Esto quizá haya sorprendido a los interlocutores de Pedro, porque parecía una admisión de culpabilidad – Pedro admitió haber entrado en la casa de un gentil, algo prohibido por costumbre y tradición judía (aunque no por la ley de Moisés). Mas Pedro tuvo cuidado de agregar que antes de que entraran en la casa del varón había habido en su casa un ángel. Si fue permitido que un ángel de Dios entrara en la casa de Cornelio, debe de ser permisible para Pedro también.

d. Cayó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio: Esta conclusión fue importante. Mostró que había el sello de aprobación de Dios en esta obra hacia los gentiles. El punto de Pedro para estos judíos cristianos (los que eran de la circuncisión, Hechos 11:2) fue claro: Ellos no podían negarles su aceptación cuando Dios había dado la suya.

3. (Hechos 11:16-18) Pedro, recordando las palabras de Jesús, interpreta estos eventos.


Entonces me acordé de lo dicho por el Señor, cuando dijo: Juan ciertamente bautizó en agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo. Si Dios, pues, les concedió también el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo que pudiese estorbar a Dios? Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!

a. Si Dios, pues, les concedió también el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo que pudiese estorbar a Dios?: Si dios estaba extendiendo la mano a los gentiles, ¿quién era Pedro para que pudiese estorbar a Dios? Pedro reconoció la importancia de percibir la dirección en que iba Dios e ir en la misma dirección, en vez de intentar persuadir a Dios que fuera en la dirección que uno lleva.

i. Es importante también notar que estos cristianos verían que todo esto estaba de acuerdo con las Escrituras. Tenían lo dicho por el Señor Jesús registrado en Marcos 1:8, y las promesas del Antiguo Testamento que los gentiles vendrían al Señor por el Mesías (en pasajes como Isaías 49:6).

ii. Hay muchos hoy que miran a una obra u otra y dicen: “Mira lo que Dios está haciendo”. Pero la actividad sola no es suficiente para validar una obra de Dios. También debe estar de acuerdo con la palabra de Dios. Esta obra entre los gentiles pasó las dos pruebas.

b. Callaron: Los creyentes judíos en Jerusalén (los que eran de la circuncisión, Hechos 11:2) reaccionaron primero con silencio pasmado. Pero luego glorificaron a Dios, porque vieron que ahora él estaba trabajando entre los gentiles también.

i. Esto es un pasaje poderoso, demostrando que los corazones de los cristianos judíos en Jerusalén fueron lo suficientemente tiernos para ser guiados y corregidos por Dios. Es glorioso cuando el pueblo de Dios permiten que sus prejuicios y tradiciones sean superados por la palabra de Dios y la obra de Dios.

ii. La iglesia en Jerusalén abrazó a estos creyentes gentiles al principio, pero pasaría mucho tiempo antes de que todas las objeciones de los que eran de la circuncisión fueran contestadas.

B. La Iglesia en Antioquía.

1. (Hechos 11:19-21) La iglesia en Antioquía crece mientras los gentiles se vuelven al Señor.


Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que hubo con motivo de Esteban, pasaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando a nadie la palabra, sino sólo a los judíos. Pero había entre ellos unos varones de Chipre y de Cirene, los cuales, cuando entraron en Antioquía, hablaron también a los griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús. Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor.

a. No hablando a nadie la palabra, sino sólo a los judíos: Al principio, Cristianos esparcidos sobre todo el Imperio Romano predicaban solamente a los judíos, pero eventualmente empezaron a predicar de Jesucristo a los gentiles también.

b. Entre ellos unos varones de Chipre y de Cirene … hablaron también a los griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús: Estos discípulos que no son nombrados de Chipre y Cirene son verdaderos héroes. Ellos iniciaron la primer mencionada “misión a los gentiles” (aquí llamados gentiles) en Antioquía.

i. En Antioquía, tenemos el primer ejemplo de cristianos deliberadamente focalizando en gentiles para evangelizarlos, y este esfuerzo tenía grandes resultados (gran número creyó y se convirtió al Señor).

c. Cuando entraron en Antioquía: Antioquía fue fundada aproximadamente en 300 a.C. Por Seleuco I, uno de los herederos del imperio de Alejandro Magno. Le gustaba hacer una ciudad y nombrarla por su padre Antíoco, y hizo esto aproximadamente quince veces. Ésta ciudad de Antioquía fue llamado “Antioquía de Siria” o “Antioquía en el Orontes”. En el primer siglo era una ciudad de más que una mitad de millón de personas; hoy es una ciudad turca con un población de aproximadamente 3,500.

i. Antioquía estaba aproximadamente 300 millas (480 kilómetros) norte de Jerusalén y 20 millas (32 kilómetros) tierra adentro del mar Mediterráneo. Muchos consideraban a Antioquía de Siria como la tercera ciudad más grande en el Imperio Romano, tras Roma y Alejandría. Antioquía fue conocida por sus negocios y comercio, por su sofisticación y cultura, pero también por su inmoralidad.

ii. “La reputación de la ciudad por flojera moral fue aumentada por el culto de Artemisa y Apolo en Dafne, a cinco millas de distancia, donde la alabanza Siria de Astarté y su consorte, con su prostitución ritual, fue practicaba.” (Bruce)

iii. Según Hughes, cuando el antiguo senador romano quiso describir la decadencia de Roma, dijo que: “El Orontes ha fluido en el Tíber,” inundando a Roma con maldad.

iv. Uno podría decir que Jerusalén se trataba de religión; Roma se trataba de poder; Alejandría se trataba de intelecto, y Atenas se trataba de filosofía. Agregando a eso, una podría decir que Antioquía se trataba de negocios e inmoralidad.

v. Cuando el evangelio vino a Cornelio y él se convirtió en un seguidor de Jesús, llegó a un hombre que ya era un temeroso de Dios. Tenía respeto por el Dios de Israel y vivía una vida moral. Cuando vino a Antioquía, vino a una ciudad completamente pagana.

d. Y la mano del Señor estaba con ellos: Porque Dios estaba con ellos, su ministerio fue bendecida y multiplicada, el resultado fue que un gran número creyó y se convirtió al Señor.

i. Un ministerio no puede volver personas al Señor a menos de que la mano del Señor esté con ellos.

Puedes convertir personas a una personalidad sin la mano del Señor.

Puedes convertir personas a un club social sin la mano del Señor.

Puedes convertir personas a una iglesia o un institución sin la mano del Señor.

Pero no puedes convertir personas al Señor sin la mano del Señor.

ii. La frase: “Creyó y se convirtió al Señor” es una descripción de la obra de fe y arrepentimiento.

2. (Hechos 11:22-24) El ministerio de Bernabé en Antioquía.


Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía. Este, cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor. Porque era varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor.

a. Enviaron a Bernabé: La iglesia en Jerusalén enviaron un hombre capaz en Bernabé, previamente conocido por su generosidad (Hechos 4:36-37) y su amable aceptación de Saulo de Tarso después de su conversión (Hechos 9:26-28).

i. “Nuevas siempre andaban llegando a Jerusalén, y supongo que siempre es así. Cuando se haga algo, nunca falte alguien que corra a aquellos quienes se supone que son importantes y diga: ‘¿Sabes lo que está pasando?’” (Boice)

b. Cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijó: En la iglesia en Antioquía, cuando Bernabé vio la gracia de Dios, se regocijó. Había algo en el trabajo y la atmósfera entre los seguidores de Jesús en Antioquía que hizo que Bernabé podía ver la gracia de Dios.

i. En cualquier grupo de cristianos con que nos asociamos, es importante que los demás vean la gracia de Dios entre nosotros. No deben ver que estamos enfocados en nosotros mismos, en reglas hechas por hombres, en actuación humana – sino en la gloriosa gracia de Dios. Los hará regocijarse.

c. Exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor: Bernabé correctamente se enfocó en su trabajo principal como líder de la congregación. Fortaleció a la familia de la iglesia en sí, con el resultado de que una gran multitud fue agregada al Señor

i. Éste es el plan para el crecimiento de una iglesia que se habla en Efesios 4:11-16. Líderes en la iglesia se dedican a edificar fuertes saludables cristianos. Mientras los santos son equipados para la obra del ministerio, crecen a madurez, y hacen su ministerio, y causa crecimiento del cuerpo.

3. (Hechos 11:25-26) Bernabé y Saulo trabajan juntos en Antioquía.


Después fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; y hallándole, le trajo a Antioquía. Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

a.Fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo: Bernabé recordó al precioso hermano Saulo, y como fue enviado a Tarso para su protección (Hechos 9:28-30). Ahora Bernabé fue y lo encontró.

i. No es difícil imaginar a Bernabé estando completamente cansado y abrumado por todo el trabajo en Antioquía, y después recordar a Saulo de Tarso.

ii. Para buscar a Saulo es más literaolmente cazarlo; Bernabé tenía que buscar. MacArthur dice que la palabra original “sugiere una búsqueda laboriosa por parte de Bernabé.” Saulo fue tan valroso para Bernabé que le valió la pena para él dejar la obra en Antioquía por un tiempo y buscar mucho para encontrarlo.

b. Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente: Juntos, Bernabé y Saulo enseñaron a mucha gente, haciendo fuerte la iglesia en Antioquía.

i. Saulo había pasado unos doce años en Tarso desde la última vez que lo vimos; estos años no fueron malgastados ni perdidos, sino gastados en ministerio y preparación callada para futuro servició.

ii. En todo esto Antioquía se hizo un centro de enseñanza y predicación. Antioquía “tenía los mejores predicadores – en el primer siglo Bernabé, Pablo y Pedro; en el segundo Ignatio y Theófilo; en el tercero y cuarto Lucian, Teodoro, Chrysostom, y theordoret.” (Hughes)

iii. Pero también tenía gran predicación informal, que, con frecuencia, es la mejor clase. Hechos 11:20 nos recuerda que ellos hablaron también a los griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús. Esta combinación de gran enseñanza formal y gran predicación informal hizo de la comunidad de la iglesia en Antioquía algo especial y que cambió el mundo.

c. A los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía: No fue hasta estos años en la iglesia en Antioquía de Siria que le nombre cristiano se asoció con los seguidores de Jesús.

Habían sido llamados discípulos (Hechos 1:15)

Habían sido llamados santos (Hechos 9:13)

Habían sido llamados creyentes (Hechos 5:14)

Habían sido llamados hermanos (Hechos 6:3)

Habían sido llamados testigos (Hechos 5:32)

Habían sido llamados seguidores del camino (Hechos 9:2)

Serían llamados Nazarenos (Hechos 24:5)

Ahora, serían llamados cristianos

i. En Latín, la terminación ian significaba “el partido de”. Un Crist-ian-o era “del partido de Jesús”. Decir cristianos era, más o menos, como decir: “Jesúsitas”, o “Personas de Jesús”, describiendo a las personas asociadas con Jesucristo. Boice piensa que la idea es que fueron llamados: “personas de Cristo”.

ii. También, soldados bajo ciertos generales en el ejercito romano se identificaban con el nombre del general agregando ian al fin. Un soldado bajo Cesar se llamaría un cesariano. Soldados bajo Jesucristo podrían llamarse cristianos.

iii. En Antioquía, probablemente usaron el término cristianos para burlarse de los seguidores de Jesús. “Antioquía era famosa por su prontitud de burlarse e insultar; fue conocida por sus epigramas ingeniosas.” (Gaebelein) Pero como las personas de Antioquía llamaron “personas de Jesús” a los seguidores a Jesús, los creyentes apreciaron el título tanto que así se quedó.

iv. “Ironside dice que cuando estaba viajando en la China hace años frecuentemente fue presentado como ‘Yasu-yan‘. Al principio no sabía que significaba la palabra, pero preguntó y aprendió que Yasu era la palabra cantonesa por Jesús, y yan era ‘hombre’. Así estaba siendo presentado como ‘Hombre de Jesús’.” (Boice)

v. Se les llamó cristianos por primera vez puede también llevar la idea que se les llamó cristianos antes que que fueron llamados cualquier otra cosa. Su primera identidad era ahora ser llamado cristianos. Hoy, cristianos deben ser dispuestos tomar, por lo menos, la idea del título “personas de Jesús”, y deben también ser dignos del nombre. En lugar de reclamar cualquier otro título – Católico Romano, Protestante, Carismático, lo que sea – debemos primero ser llamados cristianos.

vi. Eusebio, el famoso temprano historicista de la iglesia, describió a un creyente llamado Sancto de Lyons, Francia, quien fue torturado por Jesús. Mientras lo torturaban cruelmente, ellos esperaban hacerle decir algo malo y blasfemo. Le preguntaron su nombre, y el solamente replico: “Yo soy un cristiana.” “¿A qué nación perteneces?” El contestó: “Yo soy un cristiano.” “¿En que ciudad vives?”, “Yo soy cristiano.” Sus interrogadores empezaron a enojarse: “¿Eres un hombre libre o un esclavo?” “Soy un cristiano” fue su única respuesta. Sin importar que le preguntaban, él solamente contestaba: “Soy un cristiano.” Esto hizo que los que le torturaban fueron aún más determinados de quebrarlo, pero no podían, y él murió con las palabras: “Soy un cristiano” en sus labios. (Eusebio, Historia de la Iglesia)

4. (Hechos 11:27-30) Una palabra profética anuncia una gran hambre.


En aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquía. Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio. Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar socorro a los hermanos que habitaban en Judea; lo cual en efecto hicieron, enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.

a. Daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio: No sabemos exactamente como Agabo daba a entender por el Espíritu que venía esta hambre. Pero los cristianos tomaban la palabra seriamente, y generosamente prepararon a proveer por la necesidad venidera.

i. “Sabemos de otras fuentes que el principado de Claudio fue marcado por una sucesión de malas cosechas y consecuente escasez en varias partes del imperio – en Roma, en Grecia, y en Egipto igual que en Judea.” (Bruce)

b. Entonces los discípulos: Podemos ver que estos discípulos y cristianos, porque dieron generosamente para proveer para la necesidad. Dieron cada uno conforme a lo que tenía.

i. Esto significa que dieron conforme a los recursos que tenían; los que tenían más, dieron más, probablemente refiriéndose a dádivas relativas a sus recursos. También significa que dieron según la fe que tenían, confiando que su regalo a la obra de Dios fue una inversión buena en su reino, y no una pérdida.

ii. También vemos que determinaron dar. Si una persona no determina dar, con frecuencia, nunca lo hace.

c. Enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo: La alta estima que tenían Bernabé y Saulo entre ellos fue evidente por el hechos de que les fue confiado el dinero de alivio.

i. “Hasta donde yo sé, éste es el primer acto de caridad de esta naturaleza en toda la historia registrada – una raza de personas coleccionando dinero para ayudar a otro pueblo. Con razón se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.” (Boice)

©2016 David Guzik – No se permite la distribución más allá del uso personal sin autorización.

Juan 1 – La Palabra y el Testigo ← Prior Book
Romanos 1 – La Raza Humana, Culpable Delante de Dios Next Book →
Hechos 10 – Cornelio, Pedro, y la Conversión de los Gentiles ← Prior Chapter
Hechos 12 – Jacobo Es Asesinado; Pedro Librado Next Chapter →
BLB Searches
Search the Bible
Search KJV
 [?]

Advanced Options

Other Searches

Multi-Verse Retrieval
x
Search KJV

Let's Connect
x
Daily Devotionals
x

Blue Letter Bible offers several daily devotional readings in order to help you refocus on Christ and the Gospel of His peace and righteousness.

Daily Bible Reading Plans
x

Recognizing the value of consistent reflection upon the Word of God in order to refocus one's mind and heart upon Christ and His Gospel of peace, we provide several reading plans designed to cover the entire Bible in a year.

One-Year Plans

Two-Year Plan

CONTENT DISCLAIMER:

The Blue Letter Bible ministry and the BLB Institute hold to the historical, conservative Christian faith, which includes a firm belief in the inerrancy of Scripture. Since the text and audio content provided by BLB represent a range of evangelical traditions, all of the ideas and principles conveyed in the resource materials are not necessarily affirmed, in total, by this ministry.


Donate Contact

Blue Letter Bible study tools make reading, searching and studying the Bible easy and rewarding.

Blue Letter Bible is a 501(c)(3) nonprofit organization