Search Bible
Click for Help   Click for QuickNav   Click for Advanced Search Options
Search KJV
Your Bible Version is the KJV
Go to Top
Link to This Page Cite This Page
Share this page Follow the BLB
Printable Page
 
 
Left Contextbar EdgeLeft Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge2Prior BookPrior ChapterReturn to CommentariesReturn to Author BiographyNext ChapterNext BookRight Contextbar Edge2Right Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge1
The Blue Letter Bible

David Guzik :: Génesis 34 – Simeón y Leví masacre en Siquem

toggle collapse
Choose a new font size and typeface

Génesis 34 – Simeón y Leví masacre en Siquem

A. Dina es violada.

1. (Génesis 34:1-4) Un príncipe local viola a Dina y después quiere casarse con ella.


Salió Dina la hija de Lea, la cual ésta había dado a luz a Jacob, a ver a las hijas del país. Y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella, y la deshonró. Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoró de la joven, y habló al corazón de ella. Y habló Siquem a Hamor su padre, diciendo: Tómame por mujer a esta joven.

a. Dina la hija de Lea: Este capítulo contiene uno de los sucesos más vergonzosos de la historia de Israel. Las sugerencias de homilética de Leupold de este capítulo nos dan una idea de esto: “Bien nos podemos preguntar si cualquier hombre con discernimiento jamás ha sacado el texto para su sermón de este capítulo…puede ser evaluado por la mente madura y podría ser tratado sacando provecho ante una clase bíblica para hombres. Pero no podemos arriesgarnos a dar sugerencias homiléticas.”

i. Cuando la biblia muestra sus líderes y héroes con tanta verdad, terrible y sin excusas, podemos estar seguros que es un libro de Dios. Los hombres no escriben así de sí mismos, ni de sus antepasados.

b. Salió…a ver a las hijas del país: Recuerden, Jacob había traído su familia a un lugar donde Dios no quiso que estuvieran. Al parecer Dios lo había dirigido hacia Bet-el (Génesis 31:13), y este tiempo que pasó en la ciudad de Siquem le hizo mucho daño a su familia.

i. Jacob escogió un lugar para vivir por todas las razones equivocadas. Él quiso estar cerca de la ciudad (Génesis 33:18), aunque la ciudad era pecadora. Dios lo llamó a Bet-el, La elección mala de Jacob del lugar en donde vivir expuso su familia a influencias malas.

c. Salió…a ver a las hijas del país: El deseo de Dina de hacer esto es entendible pero no es sabio. Es obvio que Jacob no se aseguró de que tuviera la supervisión adecuada. Dejar que se socializara en una ciudad pagana pecadora fue una falla grande de parte de Jacob y Lea.

i. “Mujeres jóvenes sin compromiso eran consideradas caza legal en las ciudades de aquel tiempo, la promiscuidad no solo era común sino era parte de el mismo sistema religioso.” (Morris)

ii. “Este suceso sirve para ilustrar que tan bajo habían caído los estándares morales entre los canaanitas. Cualquier mujer no acompañada podía ser violada, y en las transacciones que siguen, ni el padre ni el hijo sienten la necesidad de pedir perdón o disculparse por la que había pasado.” (Leupold)

iii. ¡Pero intenta decir esto a una jovencita como Dina! Los jóvenes lo quieren todo, y lo quieren ahora mismo. Es casi imposible hacer que vean los beneficios de esperar para ciertas cosas hasta que maduren.

iv. Una forma que se ha medido esto se ha llamado: “la prueba de malvaviscos”. Un investigador de esta elección a un niño de 4 años: “Ahorita me voy por unos minutos para comprar algunas cosas, y puedes comer este malvavisco mientras no estoy, pero si esperas hasta que llegue, puedes tener dos malvaviscos.” Investigadores de Stanford hicieron esta prueba en los 60 y una docena de años después encontraron que los niños que habían agarrado el primer malvavisco solían tener más problemas de adolescente. Los niños que solo agarraron el primer malvavisco también sacaron un promedio de 210 puntos menos en pruebas SAT. ¡Aprender esperar es importante!

d. Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella: La falta de atención y protección de Jacob era parte del problema en esta tragedia. Su propio compromiso hizo que le fuera más difícil contradecir a sus propios hijos y guiarlos como debiera haber hecho.

i. Los hijos de Jacob sabían que había dicho a su hermano Esaú que iría al sur con él, pero que, en vez de eso, había ido al norte. Ellos vieron sus áreas de compromiso y los usaron para justificarse en sus propios compromisos.

e. La tomó, y se acostó con ella, y la deshonró: En cuanto al hombre joven que se llamaba Siquem, su alma fue atraída fuertemente a Dina, y aun le habló amablemente. Aun así no podemos decir que la amó porque la violó.

i. Era un amor del alma que Siquem tenía por Dina, no un amor espiritual y piadoso. Él la amaba por lo que podía ser y lo que le podía dar, no por lo que él podía ser y dar a ella. Su corazón se ve en las palabras: “Tómame por mujer a esta joven.” Era un amor del alma tipo “consígueme”.

ii. Es posible que un hombre sea atraído a una mujer y que sea amable con ella por razones que tienen poco o nada que ver con el amor. En su deseo de conectarse de manera romántica con un hombre, muchas veces a las mujeres se les olvida esto.

2. (Génesis 34:5-7) La falta de ira de Jacob; el enojo de Simeón y Leví


Pero oyó Jacob que Siquem había amancillado a Dina su hija; y estando sus hijos con su ganado en el campo, calló Jacob hasta que ellos viniesen. Y se dirigió Hamor padre de Siquem a Jacob, para hablar con él. Y los hijos de Jacob vinieron del campo cuando lo supieron; y se entristecieron los varones, y se enojaron mucho, porque hizo vileza en Israel acostándose con la hija de Jacob, lo que no se debía haber hecho.

a. Calló Jacob hasta que ellos viniesen: Aquí Jacob muestra una gran falta de enojo. El parece tomar la vergüenza de su hija muy calmado. Su abnegación a hacer lo correcto en cuanto a su familia, va a animar a dos de sus hijos a que hagan algo, algo pecaminoso como respuesta.

i. Cuando las cabezas que Dios ha puesto no toman el liderazgo apropiado, crea un hueco, que muchas veces se llena de manera pecaminosa.

b. Los hijos de Jacob…y se entristecieron los varones, y se enojaron mucho:

En esta cultura, los hermanos tenían una responsabilidad más grande que el padre para proteger a su hermana. Ellos “protegerían” el honor de Dina en maneras no sabías y pecaminosas.

3. (Génesis 34:8-12) Hamor y Siquem buscan arreglar el matrimonio de Dina.


Y Hamor habló con ellos, diciendo: El alma de mi hijo Siquem se ha apegado a vuestra hija; os ruego que se la deis por mujer. Y emparentad con nosotros; dadnos vuestras hijas, y tomad vosotros las nuestras. Y habitad con nosotros, porque la tierra estará delante de vosotros; morad y negociad en ella, y tomad en ella posesión. Siquem también dijo al padre de Dina y a los hermanos de ella: Halle yo gracia en vuestros ojos, y daré lo que me dijereis. Aumentad a cargo mío mucha dote y dones, y yo daré cuanto me dijereis; y dadme la joven por mujer.

a. Emparentad con nosotros; dadnos vuestras hijas, y tomad vosotros las nuestras: Ésta era un reto muy grande para Jacob y su familia. Relaciones intermatrimoniales irresponsablemente con los canaanitas podría ser especialmente dañino para esta familia con su destino en el plan redentor de Dios.

b. Daré lo que me dijereis: Es probable que Hamor y Siquem pensaron que estaba siendo generosos pero su manera de negociar el matrimonio insultó a Dina y a su familia aún más con su actitud de “solo nombra tu precio.” Ellos actuaron como si el dinero y matrimonio podía quitar su vergüenza.

4. (Génesis 34:13-17) El basta de Simeón y Leví: Todos los hombres de Siquem debían ser circuncidados.


Pero respondieron los hijos de Jacob a Siquem y a Hamor su padre con palabras engañosas, por cuanto había amancillado a Dina su hermana. Y les dijeron: No podemos hacer esto de dar nuestra hermana a hombre incircunciso, porque entre nosotros es abominación. Mas con esta condición os complaceremos: si habéis de ser como nosotros, que se circuncide entre vosotros todo varón. Entonces os daremos nuestras hijas, y tomaremos nosotros las vuestras; y habitaremos con vosotros, y seremos un pueblo. Mas si no nos prestareis oído para circuncidaros, tomaremos nuestra hija y nos iremos.

a. Que se circuncide entre vosotros todo varón. Entonces os daremos nuestras hijas: Hamor y Siquem aceptaron una demanda tan extrema porque la circuncisión no solo se practicaba entre los israelitas—otras gentes antiguas también tenían la costumbre. Así sabían de la costumbre por los rituales de otras naciones.

b. Porque entre nosotros es abominación: Simeón y Leví tienen intenciones malas con este plan. Pero las cubren con sus palabras espirituales, y usan a Dina como cobertura para el mal que pretendieron hacer.

i. Ellos se sintieron justificados porque los hombres de Siquem habían tratado a su hermana como prostituta (Génesis 34:31), pero ellos prostituyeron la señal del pacto de Dios para su propios propósitos asesinos.

5. (Génesis 34:18-24) Hamor y Siquem convencen a los hombres de la ciudad a seguir con el plan.

Y parecieron bien sus palabras a Hamor, y a Siquem hijo de Hamor. Y no tardó el joven en hacer aquello, porque la hija de Jacob le había agradado; y él era el más distinguido de toda la casa de su padre. Entonces Hamor y Siquem su hijo vinieron a la puerta de su ciudad, y hablaron a los varones de su ciudad, diciendo: Estos varones son pacíficos con nosotros, y habitarán en el país, y traficarán en él; pues he aquí la tierra es bastante ancha para ellos; nosotros tomaremos sus hijas por mujeres, y les daremos las nuestras. Mas con esta condición consentirán estos hombres en habitar con nosotros, para que seamos un pueblo: que se circuncide todo varón entre nosotros, así como ellos son circuncidados. Su ganado, sus bienes y todas sus bestias serán nuestros; solamente convengamos con ellos, y habitarán con nosotros. Y obedecieron a Hamor y a Siquem su hijo todos los que salían por la puerta de la ciudad, y circuncidaron a todo varón, a cuantos salían por la puerta de su ciudad.

a. Parecieron bien sus palabras a Hamor, y a Siquem: Aun ante el sacrificio que obviamente estaba involucrado, Hamor y Siquem estaban contentos con el plan. Más allá de la atracción que Siquem obviamente tenía por Dina, sin duda estaban felices de empezar mezclar con una familia tan grande, rica, e influenciada.

b. Su ganado, sus bienes y todas sus bestias serán nuestros: Es increíble lo que harán los hombres para mujeres y riquezas. Una ciudad entera de hombres se somete a la circuncisión para que nosotros tomaremos sus hijas por mujeres, su ganado, sus bienes y todas sus bestias serán nuestros.

B. Simeón y Leví destruyen la ciudad de Siquem.

1. (Génesis 34:25) La matanza de los hombres de la ciudad de Siquem.


Pero sucedió que al tercer día, cuando sentían ellos el mayor dolor, dos de los hijos de Jacob, Simeón y Leví, hermanos de Dina, tomaron cada uno su espada, y vinieron contra la ciudad, que estaba desprevenida, y mataron a todo varón.

a. Cuando sentían ellos el mayor dolor…tomaron cada uno su espada, y vinieron contra la ciudad, que estaba desprevenida, y mataron a todo varón: Esto no solamente era una acción brutal y engañosa, sino que también avergonzó el pacto de Dios de la circuncisión. Seguramente, con esta acción inteligente de engaño violento, Simeón y Leví se mostraron ser los hijos de Jacob con un ambiente amargado y llena de competición en el hogar.

i. Sentían dolor: “la circuncisión, si no fue hecha con mucha precisión, podría ser muy incapacitante, especialmente después de dos o tres días.” (Kidner)

b. “La osadía con que cumplieron su plan malvado muestra la dureza de sus corazones (en inglés dice que ‘vinieron con osadía’).” (Barnhouse)

2. (Génesis 34:26-29) Rescatan a Dina y saquean la ciudad.


Y a Hamor y a Siquem su hijo los mataron a filo de espada; y tomaron a Dina de casa de Siquem, y se fueron. Y los hijos de Jacob vinieron a los muertos, y saquearon la ciudad, por cuanto habían amancillado a su hermana. Tomaron sus ovejas y vacas y sus asnos, y lo que había en la ciudad y en el campo, y todos sus bienes; llevaron cautivos a todos sus niños y sus mujeres, y robaron todo lo que había en casa.

a. A Hamor y a Siquem su hijo los mataron a filo de espada: Seguramente, se justificaron en este homicidio y robo diciendo que ellos y su hermana habían sido deshonrados, pero claramente, el castigo no es justo para el crimen.

b. Robaron todo lo que había en casa: Simeón y Leví probablemente pensaron que Dios había bendecido sus planes asesinos con gran éxito.

3. (Génesis 34:30-31) La reacción de Jacob.


Entonces dijo Jacob a Simeón y a Leví: Me habéis turbado con hacerme abominable a los moradores de esta tierra, el cananeo y el ferezeo; y teniendo yo pocos hombres, se juntarán contra mí y me atacarán, y seré destruido yo y mi casa. Pero ellos respondieron: ¿Había él de tratar a nuestra hermana como a una ramera?

a. Me habéis turbado con hacerme abominable: Tristemente, Jacob solo está preocupado con sí mismo. No hay preocupación por la justicia de Dios o la muerte y saqueo de inocentes. Éste es Jacob y no Israel que está actuando.

i. “¡Jacob! Tú te trajiste sobre ti estos problemas. Pasaste tu naturaleza engañadora a tus hijos. Les pusiste un ejemplo constante de engaño. Ellos te oyeron mentir a Esaú en Peniel e ir al noroeste después de que él haya ido al sureste. Ellos vieron tu interés en los llanos llenos de pasto cuando te acampaste en Siquem. No dijiste nada cuando Dina fue violada…Habla a Dios de tus propios pecados antes de hablar a estos jóvenes de los suyos.” (Barnhouse)

b. ¿Había él de tratar a nuestra hermana como a una ramera?: Simeón y Leví tenían razón en que Dina había sido tratada como ramera. Pero, su reacción era pecaminosa.

i. Cuando Jacob estaba al punto de morir, él profetizó sobre cada uno de sus 12 hijos. Esto es lo que dijo de Simeón y Leví: Simeón y Leví son hermanos;

Armas de iniquidad sus armas. En su consejo no entre mi alma,

Ni mi espíritu se junte en su compañía.

Porque en su furor mataron hombres,

Y en su temeridad desjaretaron toros. Maldito su furor, que fue fiero;

Y su ira, que fue dura.

Yo los apartaré en Jacob,

Y los esparciré en Israel. (Génesis 49:5-7)

Vio a Simeón y Leví por quienes eran, pero los reprendió muy, muy tarde.

ii. La palabra profética de Dios a través de Jacob se mostró verdadera. Dios sí dividió las tribus de Simeón y Leví, y las esparció en Israel. Pero, importantemente, la manera en que pasó con cada tribu era diferente. La tribu de Simeón, por su falta de fidelidad, era disuelta como tribu, y la tribu de Simeón fue absuelta en el área tribal de Judá. La tribu de Leví también fue esparcida, pero por su fidelidad durante la rebelión de becerro de oro (Éxodo 32:26-28), la tribu fue esparcido como una bendición entre toda la nación de Israel. Ambas fueron esparcidas, pero una como bendición y la otra como maldición.

©2006 David Guzik – No se permite la distribución más allá del uso personal sin autorización.

Apocalipsis 1 – Introducción; Una Visión de Jesús ← Prior Book
Éxodo 1 – Israel se multiplica en Egipto Next Book →
Génesis 33 – La Reunión de Jacob y Esaú ← Prior Chapter
Génesis 35 – A viva mientoen La vida de Jacob Next Chapter →
BLB Searches
Search the Bible
Search KJV
 [?]

Advanced Options

Other Searches

Multi-Verse Retrieval
x
Search KJV

Let's Connect
x
Daily Devotionals
x

Blue Letter Bible offers several daily devotional readings in order to help you refocus on Christ and the Gospel of His peace and righteousness.

Daily Bible Reading Plans
x

Recognizing the value of consistent reflection upon the Word of God in order to refocus one's mind and heart upon Christ and His Gospel of peace, we provide several reading plans designed to cover the entire Bible in a year.

One-Year Plans

Two-Year Plan

CONTENT DISCLAIMER:

The Blue Letter Bible ministry and the BLB Institute hold to the historical, conservative Christian faith, which includes a firm belief in the inerrancy of Scripture. Since the text and audio content provided by BLB represent a range of evangelical traditions, all of the ideas and principles conveyed in the resource materials are not necessarily affirmed, in total, by this ministry.


Donate Contact

Blue Letter Bible study tools make reading, searching and studying the Bible easy and rewarding.

Blue Letter Bible is a 501(c)(3) nonprofit organization