Search Bible
Click for Help   Click for QuickNav   Click for Advanced Search Options
Search KJV
Your Bible Version is the KJV
Go to Top
Link to This PageCite This Page
Share this pageFollow the BLB
Printable Page
 
 
Left Contextbar EdgeLeft Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge2Prior BookPrior ChapterReturn to CommentariesReturn to Author BiographyNext ChapterNext BookRight Contextbar Edge2Right Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge1
The Blue Letter Bible
Sponsors
BLB Searches
Search the Bible
Search KJV
 [?]

Advanced Options

Other Searches

Multi-Verse Retrieval
x
Search KJV

Let's Connect
x
Daily Devotionals
x

Blue Letter Bible offers several daily devotional readings in order to help you refocus on Christ and the Gospel of His peace and righteousness.

Daily Bible Reading Plans
x

Recognizing the value of consistent reflection upon the Word of God in order to refocus one's mind and heart upon Christ and His Gospel of peace, we provide several reading plans designed to cover the entire Bible in a year.

One-Year Plans

Two-Year Plan

David Guzik :: 1 Timoteo 1 – Luchando por la Fe

toggle collapse
Choose a new font size and typeface

1 Timoteo 1 – Luchando por la Fe

A. Introducción.

1. (1 Timoteo 1:1) La identidad del Autor, Pablo


Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza.

a. Pablo, apóstol de Jesucristo: Pablo en su autodescripción hizo énfasis en sus credenciales (apóstol) y en su autoridad (Por mandato de Dios). Lo hizo como un estímulo personal para Timoteo y para que la carta pudiera ser utilizada como referencia ante cualquier Cristiano de Éfeso que estuviera viviendo en pecado.

i. Parece que 1 Timoteo fue escrita por Pablo, durante su estancia en Macedonia, para Timoteo, poco tiempo después de haber sido liberado de su encarcelamiento en Roma, como se describe al final del libro de Hechos. (1 Timoteo 1:3)

ii. Aparentemente, después de su liberación (esperada en Filemón 22 y Filipenses 1:25-26 y 2:24), Pablo regresó a la ciudad de Éfeso. Ahí descubrió que durante su ausencia, Éfeso se había convertido en el ojo del huracán de falsas enseñanzas (triste cumplimiento de lo que él había predicho a los ancianos de Éfeso en Hechos 20:29-30)

iii. Pablo probablemente lidió con los líderes de la herejía personalmente, pero pronto vio necesario partir rumbo a Macedonia. Entonces dejó a Timoteo a cargo de los asuntos de la Iglesia de Éfeso, como su representante personal. Él sabía que la tarea que tenía Timoteo sería difícil de llevar a cabo, por lo que esperaba que esta carta pudiera equiparlo y animarlo para la tarea.

iv. “El uso de este título oficial es una indicación de que las Epístolas pastorales no eran solamente cartas personales sino que también estaban destinadas para ser leídas a las Iglesias que estaban a cargo de Timoteo.” (White)

b. Nuestro Salvador: En esa época en particular, el título Salvador era utilizada para adorar al emperador Romano. La gente llamaba, y era forzada a llamar a Nerón ‘‘Salvador’’. Pablo hizo la identidad del verdadero Salvador bastante clara.

i. White comenta acerca de por mandato de Dios: “Aquí cabe resaltar que el mandato proviene de igual manera de Dios y de Jesucristo, este lenguaje difícilmente podría hacer sido utilizado si Pablo concibiera a Jesús solo como un ser creado.”

2. (1 Timoteo 1:2) La identidad del receptor, Timoteo


A Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.

a. Verdadero hijo en la fe: Pablo podía considerar a Timoteo un verdadero hijo en la fe porque probablemente él fue quien guió a Timoteo y a su mamá al Señor en el primer viaje misionero de Pablo. (Hechos 14:8-20 y 16:1)

i. Timothy Timoteo residía en Listra, una ciudad en la provincia de Galacia (Hechos 16:1-3). Era hijo de un padre griego (Hechos 16:2) y una madre judía llamada Eunice (2 Timoteo 2:5). Desde su juventud fue instruido en las escrituras por su madre y su abuela (2 Timoteo 1:5 y 3:15).

b. Gracia, Misericordia y Paz: Este es un saludo típico de Pablo en sus cartas a las congregaciones. Aquí también lo aplica a personas. Dios da su gracia, misericordia y paz no solo a las iglesias sino también a las personas que componen a las iglesias.

i. Sin embargo, hay una diferencia. Cuando Pablo escribió a las iglesias solo las saludó con graciay paz. A Timoteo y Tito les agregó misericordia al saludo.

ii. “No solo gracia y paz, como cuando se dirigía a los demás. Cuando oramos por los Ministros debemos interceder más seriamente y con fervor por ellos ante Dios, estos tres se mencionan juntos solo en las epístolas de Timoteo y Tito.”

B. Pablo le ruega a Timoteo que se quede en Éfeso.

1. (1 Timoteo 1:3-4) Quédate en Éfeso y mantente en la doctrina.


Como te rogué para que te quedaras en Éfeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora.

a. Permanece en Éfeso: Aunque Timoteo tenía una tarea difícil, Pablo quería que permaneciera en Éfesoy continuara con la obra. Pablo le rogó esto a Timoteo cuando el apóstol dejó Éfeso.

i. Pablo le dijo a Timoteo que permaneciera en Éfeso porque parecía que quería darse por vencido y huir. Todos en el ministerio tienen que lidiar con esto algunas veces; para algunos es una aflicción constante. Probablemente había presión tanto interna como externa para que se fuera.

ii. Dios dejará que pasemos por situaciones difíciles. Debemos preparar nuestras mentes para afrontar el desafío o seguramente nos daremos por vencidos. Hace muchos años un famoso explorador del ártico puso este anuncio en un periódico de Inglaterra ‘‘Se solicitan hombres para un viaje peligroso, sueldos bajos, frio intenso, largos meses de completa oscuridad, peligro constante, regreso a salvo dudoso. Honor y reconocimiento en caso de éxito’’. Miles de hombres respondieron al llamado porque estaban dispuestos a aceptar un trabajo difícil al ser llamados a hacerlo por un gran líder.

b. Para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina: Pablo dejó a Timoteo una tarea importante por hacer, haciendo aún más importante el que permaneciera en Éfeso. El trabajo era asegurarse de que en Éfeso se enseñase la doctrina correcta.

i. No enseñen diferente doctrina: Pablo dejó a los cristianos de Éfeso con un determinado conjunto de enseñanzas (Las cuales el había recibido de Jesús y del Antiguo Testamento). El se preocupaba porque Timoteo hiciera todo lo posible por asegurarse de que los Efesios continuaran en esa doctrina.

ii. Pablo hizo esto porque la doctrina es de vital importancia para Dios. Hoy, lo que uno cree- eso es, su doctrina– tiene muy poca importancia para la mayoría de la gente. El espíritu de la era moderna también ha influenciado fuertemente a los cristianos. Vivimos en una época donde la pregunta de Pilato ¿Qué es la verdad? (Juan 18:38) hoy es contestada como ‘‘Lo que sea que signifique para ti’’. Pero la verdad es importante para Dios, así que debería ser importante para nosotros.

c. Para que mandases a algunos: La preocupación principal de Pablo no era que el mismo Timoteo empezara a enseñar una doctrina equivocada. Su preocupación era que Timoteo permitiera a otros difundir estas otras doctrinas. Timoteo tenía que mantenerse firme contra estas personas difíciles y mandarles que no enseñen diferente doctrina. No es de extrañarse que se sintiera con ganas de dejar Éfeso.

i. En el griego antiguo, mandar es un término militar. Significa ‘‘Dar órdenes especificas de un oficial al mando’’ (Wiersbe). Timoteo no iba a presentar la opción de la doctrina correcta a estos algunos en Éfeso. Él iba mandar como un oficial militar.

d. Ni presten atención a fábulas y genealogías interminables: Parece que el gran peligro de estas enseñanzas (fábulas y genealogías interminables) era que eran distracciones absurdas. Timoteo tenía que permanecer en Éfeso para que pudiera mandar a otros que ignoraran estas especulaciones y distracciones absurdas.

i. No era que hubiese una Teología anti-Jesús muy elaborada creciendo en Éfeso. Era más que ellos tendían a perderse por enfocarse en las cosas equivocadas. Pablo quería prevenir la corrupción que se genera cuando la gente le da importancia a las fábulas y genealogías interminables en vez de a la doctrina. Las distracciones absurdas también son peligrosas porque toman el lugar de la edificación de Dios que es por fe.

ii. Tal vez las genealogías interminables tenían algo que ver con las teorías de tipo gnóstico de ‘‘las emanaciones de Dios’’. Tal vez estaban relacionados con el tipo de legalismo judío que buscaba la justicia a través de la virtud de su ascendencia. O tal vez estaba pensando en los sistemas doctrinales basados en la lectura mística de las genealogías del Antiguo Testamento.

iii. Se han descubierto antiguos escritos judíos que ahondan en las más complejas genealogías conectándolas con atrevidas especulaciones sobre misterios espirituales. Un interés obsesivo en este tipo de cosas, desplazará la edificación de Dios que es por fe.

e. Acarrean disputas más bien que edificación de Dios: El fruto final de estas distracciones hechas por el hombre es evidente. Aunque puedan ser fascinantes y populares a corto plazo, a la larga no edifican al cuerpo de Cristo en la fe.

i. “Discursos que no aprovechan para nada; demasiadas palabras y poco sentido; y ese sentido por el que no valen la pena los dolores de oído.” (Clarke)

2. (1 Timoteo 1:5-7) El propósito del mandamiento


Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida, de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman.

a. El propósito de este mandamiento: El propósito de la ley se encuentra en la obra interna que realiza en el corazón y no solamente en el cumplimiento externo. Si no entendemos esto, es fácil convertirse en legalistas superficiales que solo se preocupan en cómo se ven las cosas en el exterior.

b. Amor nacido de corazón limpio: Esto sugiere la idea de que el problema en Éfeso venia con líneas legalistas de tipo judío. Ellos malinterpretaron el mandamiento y la ley.

i. Si pasar tiempo en la palabra de Dios no está produciendo amor nacido de corazón limpio, una buena conciencia, o fe sincera en nosotros, algo está mal. El legalismo puede hacernos pervertir la palabra de Dios de tal forma que en vez de demostrar amor, somos duros y críticos; en vez de tener una buena conciencia siempre nos sentimos condenados porque sabemos que nunca daremos la talla; y en vez de fe sincera nosotros prácticamente confiamos en nuestra propia capacidad para agradar a Dios.

c. Vana palabrería: Esto probablemente tenga en mente especulaciones vanas acerca de las escrituras, las cuales pueden tener valor analítico o para entretenimiento pero nunca fueron hechas para ser nuestra dieta espiritual.

i. En la versión King James se traduce como vana palabrería– la idea viene de parloteo sin sentido.

d. Sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman: La gente problemática de Éfeso ni siquiera entendía las implicaciones de sus propias enseñanzas

3. (1 Timoteo 1:8-11) La condenación de Pablo hacia los legalistas no es una condenación de la ley como tal.


Pero sabemos que la ley es buena si uno la usa legítimamente; conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina, según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado.

a. Pero sabemos que la ley es buena si uno la usa legítimamente: El propósito de la ley es el mostrarnos nuestro pecado, no llevarnos a ser justificados. No fue hecha para el justo (como en Gálatas 3:24-25) sino para los transgresores y desobedientes, para mostrarles su pecado.

i. La idea no es que la ley no tiene nada que decir al justo, sino que habla específicamente a los impíos. En la frase, La ley no fue dada para el justo, Clarke señala que la palabra utilizada como dada “Se refiere a la costumbre de escribir leyes en tablas, y colgarlas en lugares públicos al alcance de toda persona para que puedan ser leídas por todos, así todos verían contra quien estaba dirigida la ley”.

b. Para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores: En la mente de Pablo, sana doctrina y la conducta correcta están vitalmente conectadas. Estas acciones pecaminosas se oponen a la sana doctrina.

i. Mucha gente va a condenar a cualquiera que tenga estándares (especialmente estándares altos) de ser un legalista. Tener estándares y mantenerlos no nos convierte en legalistas y la obediencia tampoco nos hace legalistas. Somos legalistas cuando pensamos que lo que hacemos es lo que nos hace estar bien delante de Dios.

c. Y para lo que se oponga a la sana doctrina: La implicación aquí es que en Éfeso, la iglesia existía en medio de una cultura marcada por los pecados ahí mencionados y aquellos que enseñaban las falsas doctrinas permitían de alguna forma o promovían este estilo pecador de vivir.

i. Y para lo que se oponga: “Para el apóstol no era agradable mencionar a más de este grupo maldito, pero deja que la ley sea quien los maneje y les sea de obstáculo, como bestias ingobernables, perros, leones, leopardos, están encadenados y enjaulados para no que no hagan ningún mal’’.” (Clarke)

ii. El entorno aparentemente pecaminoso de Éfeso nos muestra otra de las razones por las que era importante que Timoteo permaneciera en Éfeso. El debía permanecer ahí porque era un lugar complicado para servir a Dios y para extender el reino. El tenía que romper el suelo barbecho, en vez de huir hacia un lugar más fácil para arar.

d. Según el glorioso evangelio del Dios bendito: A pesar de que la ley no trae justificación el glorioso evangelio del Dios bendito sí, un evangelio que, en las palabras de Pablo, le fue encomendado. El sentía la responsabilidad de preservar y proteger el evangelio.

C. La experiencia personal de Pablo con el evangelio.

1. (1 Timoteo 1:12-14) ¿Por qué a Pablo le fue encomendado el evangelio?


Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio, habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador, mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad. Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús.

a. Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor: Pablo fue confiado con el evangelio porque Jesús fortaleció a Pablo, y Pablo agradeció a Jesús por ese fortalecimiento. Pablo fue fortalecido para este ministerio porque fue tenido…por fiel para el ministerio. La fidelidad hizo a Pablo ‘‘utilizable’’ para Dios.

i. A menudo vemos el servir cristiano como algo voluntario. Sin embargo, como cristianos, en lo que se refiere a Jesús y a la iglesia, no somos voluntarios. Somos esclavos, somos siervos de Jesús, y la fidelidad es algo que se espera de tales servidores.

ii. Tú no tienes que ser inteligente para ser fiel; no tienes que ser talentoso o dotado. La fidelidad es totalmente alcanzable, y cada uno de nosotros puede ser fiel en el ámbito que Dios nos ha puesto.

iii. Mucha gente se espera para ser fiel. Nos decimos a nosotros mismos, “Yo seré fiel cuando me encuentre en tal y tal posición”. Esas son patrañas. Debemos ser fieles justo donde estamos- Nuestra fidelidad se demuestra en las cosas pequeñas.

b. Poniéndome en el ministerio: Ministerio simplemente significa “servicio”. En el lenguaje original del nuevo testamento, no había nada “elevado” o “espiritual” acerca de esa palabra. Solo significaba trabajar duro y servir. Sin embargo, para este ex blasfemador y perseguidor del pueblo de Dios, este era un gran honor.

i. “Después de que Pablo fue salvado, se convirtió en un santo destacado. El Señor no le asigno un lugar de segunda clase en la iglesia. El había sido el principal de los pecadores, pero sin embargo su Señor no dijo ‘Yo te salvé, pero siempre recordaré tu maldad para tu desventaja.’ No así, el le contó por fiel, poniéndolo en el ministerio y en el apostolado, para que no fuera considerado inferior detrás de los más importantes de los apóstoles. Hermano no hay razón por la que, si usted ha ido muy lejos en el pecado, no deba llegar igualmente lejos en utilidad.” (Spurgeon)

c. Habiendo yo sido antes: El pasado de Pablo no lo descalificaba para servir a Dios. La gracia y la misericordia de Dios fueron suficientes para cubrir su pasado. Nosotros nunca deberíamos sentir que nuestro pasado nos incapacita para ser utilizados por Dios

i. Con estas palabras, Pablo le dio a Timoteo otra razón para permanecer en Éfeso. Es probable que Timoteo quisiera dejar Éfeso y su ministerio ahí porque se sentía indigno o incapaz para la obra. Estas palabras de Pablo restablecieron la confianza de Timoteo “Si hay alguien no deba ser digno de ser tomado en cuanta, ese debo ser yo. Sin embargo Dios encontró la manera de usarme, y Él te usará a ti también mientras permaneces en Éfeso. “

d. Porque lo hice por ignorancia, en incredulidad: La ignorancia y la incredulidad nunca nos excusan de nuestro pecado, pero sí invitan a la misericordia de Dios, porque el pecado cometido en ignorancia e incredulidad nos hace menos culpables que el creyente que peca conscientemente.

i. Sin embargo, no fue la ignorancia de Pablo lo que lo salvó; fue la abundante gracia de Dios (un favor inmerecido de Dios)

2. (1 Timoteo 1:15) Pablo resume su experiencia personal con el evangelio.


Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.

a. Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: Esta frase introduce una inusual declaración de gran importancia. Pablo usó esta frase 5 veces – todas en las Epístolas Pastorales.

b. Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores: Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores, no a aquellos que viven bajo la ilusión de su propia justicia. Son los enfermos los que tienen necesidad de médico (Marcos 2:17).

i. Desde que Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores, este es el primer requisito necesario para ser un hijo de Dios- ser un pecador. Los pecadores no son descalificados para venir a Dios, porque Jesús vino a salvarlos.

ii. También podemos ver el gran peligro de sacar los términos pecado y pecador de nuestro vocabulario. Muchos predicadores hacen esto hoy en día, porque no quieren ofender a nadie desde el púlpito. Pero si Jesús vino a salvar a los pecadores ¿no deberíamos identificar quiénes con esos pecadores? ¿De qué otra forma vendrán a salvación?

iii. “Incluso aquellos que reconocen que la obra de Cristo es salvar admiten que es difícil creer que esta salvación sea para los pecadores. Nuestra mente está siempre propensa a confiar en nuestra propia dignidad, pero tan pronto se manifiesta nuestra indignidad, nuestra confianza falla. Así, cuanto más un hombre siente el peso de sus pecados, debe dirigirse con más valentía a Cristo, confiando en lo que aquí se enseña, que Él vino a traer salvación, no a los justos sino a los pecadores.” (Calvin)

b. De los cuales yo soy el primero: La afirmación de Pablo de ser el primero de los pecadores no fue una especie de expresión súper-piadosa de falsa humildad. El realmente sentía que sus pecados le hicieron más responsable ante Dios que otros.

i. ¿No somos todos igualmente pecadores? No, “Todos los hombres son verdaderamente pecadores, pero no todos los hombres son pecadores de igual manera. Todos ellos se revuelcan en el fango; pero no todos se han hundido a la misma profundidad.” (Spurgeon)

ii. Pablo sentía- y con merecida razón- que sus pecados eran peores porque él fue responsable por la muerte, encarcelamiento y sufrimiento de los cristianos, a quienes persiguió antes de que su vida fuera cambiada por Jesús (Hechos 8:3; 9: 1-2, 1 Corintios 15:9, Gálatas 1:13 y Filipenses 3:6).

iii. En Hechos 26:11, Pablo explica a Agripa lo que podría haber sido su peor pecado: Y muchas veces, castigándolos en todas las sinagogas, los forcé a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los perseguí hasta en las ciudades extranjeras. El forzó a otros a blasfemar contra Jesús. “Esto en verdad fue una parte horrible del pecado de Saulo. El destruir sus cuerpos era suficientemente malo, pero el destruir sus almas también para forzarlos a blasfemar, a hablar mal de ese nombre, que habían confesado su alegría y su esperanza, seguramente era la peor de las formas que incluso la persecución podía asumir. Les obligo bajo tortura a rechazar con su boca al Cristo a quienes sus corazones amaban. Como si no estuviera conforme con matarlos, tenía que maldecirlos también.” (Spurgeon)

iv. Hay peores tipos de pecados; Los pecados que dañan al pueblo de Dios son especialmente malos ante los ojos de Dios. Tenemos que considerar seriamente si somos culpables, ahora o en el pasado, de dañar al pueblo de Dios. ‘‘[Dios] recuerda las burlas y los desprecios que se dirigen a sus pequeñitos, y les pide a quienes se entregan a esos hábitos que tengan cuidado. Sería mejor que ofendieran a un rey que a uno de los pequeñitos del Señor.” (Spurgeon)

v. “La cabeza de la desesperanza es cortada y clavada en un poste por la salvación de ‘el mayor de los pecadores’. Ya ningún hombre puede decir que su pecado ha sido demasiado como para poder ser salvado, porque el mayor de los pecadores fue hecho salvo hace mil ochocientos años. Si el líder del grupo, el jefe de la banda, ha sido lavado en la sangre preciosa y ahora está en el cielo ¿por qué yo no? ¿Por qué no?” (Spurgeon)

3. (1 Timoteo 1:16) Pablo fue salvado como ejemplo de misericordia para otros.


Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero de toda su clemencia, para ejemplo de los que habían de creer en él para vida eterna.

a. Pero por esto fui recibido a misericordia: Un hombre tan malo como Pablo recibió misericordia. Esto significa que la puerta está abierta para otros que no han sido tan malos pecadores como Pablo lo fue.

i. White expresa la idea de Pablo: “La paciencia de Cristo nunca será sometida a una prueba más severa que como en mi caso, para que ningún pecador tenga nunca más desesperanza. Por lo tanto, glorifiquemos a Dios.”

b. Para ejemplo de los que habían de creer en él: Esto explica otra razón por la que Dios ama salvar a los pecadores. Ellos se convierten en un ejemplo para aquellos que han de creer en Él. Dios quiere que otros vean lo que Él puede hacer al trabajar en nosotros.

i. Esta verdad- la doctrina- que cambió la vida de Pablo fue la verdad que ordenó a Timoteo que guardara al principio del capítulo.

4. (1 Timoteo 1:17) Pablo alaba al Dios que lo salvó.


Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén

a. Por tanto, al Rey de los siglos: Pablo no podía pensar en lo malo que él era, y en cuán grande era la salvación de Dios, y en cuán grande era el amor de Dios, sin caer rendido en una alabanza espontanea.

b. Por lo tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios: Esta explosión de alabanzas muestra que Pablo conocía y amaba a Dios.

i. Él sabía que Dios era el Rey de los Siglos, gobernando y reinando en poder absoluto y gloria..

ii. Él sabía que Dios era Inmortal, existiendo antes de que todo lo demás existiera, y siendo el creador de todas las cosas.

iii. Él sabía que Dios era Invisible, no es conocido por nosotros en su totalidad, no podemos entender a Dios por completo o conocer todos sus secretos.

iv. Él sabía que es único y sabio, que Él es Dios- nosotros no, nosotros pensamos que nuestros planes e ideas son muy importantes, pero solo Dios sabe y entiende todas las cosas.

c. Sea honor y gloria por los siglos de los siglos: Sabiendo todo esto acerca de Dios, Pablo no podía dejar de alabarle. Si alguna vez tenemos problemas para adorar a Dios es porque no lo conocemos lo suficiente.

i. Esta descripción de Dios le dio a Timoteo otra razón para permanecer en Éfeso, el podía y debía quedarse ahí si consideraba la grandeza del Dios a quien servía. Éste gran Dios es digno de su servicio y puede fortalecer su servicio en Éfeso.

D. El mandato de Pablo a Timoteo: Continúa en la batalla

1. (1 Timoteo 1:18) El mandato de pelear la buena batalla.


Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia.

a. Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo: Otra vez, la palabra griega para mandamiento (Parangelia) es la misma utilizada en 1 Timoteo 1:3; es un término militar que se refiere a la orden de un oficial al mando.

i. Al mismo tiempo, las palabras hijo Timoteo expresan un tono de amor paternal. Pablo está siendo severo, pero lleno de amor. “Hay una formalidad afectuosa muy peculiar en el uso de este nombre personal, aquí y al final de la carta.” (White)

b. Para que conforme a las profecías: Pablo quería que Timoteo considerara lo que el Espíritu Santo le había dicho a través de otros en el pasado, y que de eso recibiera el valor necesario para permanecer en Éfeso.

i. Aparentemente, Dios había hablado a Timoteo a través de otros a través del don de profecía, y estas palabras eran un estímulo para que Timoteo se mantuviera fuerte ante las dificultades que estaban frente a él. Podrían haber sido una descripción del ministerio futuro de Timoteo; podrían haber sido una advertencia contra el ser tímido en su obra para Dios. Fuera lo que fuese Dios quería que Timoteo sacara fuerzas de éstas en las dificultades presentes.

ii. Así que, las profecías que Timoteo había recibido podrían haber sido predicciones acerca de su futuro ministerio, o tal vez no. Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación (1 Corintios 14:3). Pudo haber o no haber sido presentada en términos predictivos.

iii. No deberíamos pensar que es extraño que Dios nos hable a través de otros de una forma profética; pero debemos de tener cuidado de poner a prueba toda profecía (1 Corintios 14:29), esta tiene que ir respaldada con la palabra de Dios y el testimonio de otros a través del espíritu santo.

iv. También tenemos que protegernos contra la profecía “extravagante”, aquella que declara lo que esta persona es, o que va a tener “el ministerio más poderoso que el mundo haya visto”, o algo así. Estas profecías con extremadamente manipuladoras, pues es muy incómodo contradecirlas.

v. Hoy en día, en algunos círculos, no es tan poco común escuchar que se declare que alguien es más grande que Pablo, Pedro, Moisés, o Elías; declaraciones como “Tú serás un profeta semejante a Daniel y recibirás una unción diez veces mayor que cualquiera de tus asociados” son evidentemente extravagantes y manipuladoras (porque muy pocos se atreven a contradecirlas), y no son de Dios.

iii. vi. Tom Spite, en el prologo de Falso Avivamiento, habla fuertemente acerca de este fenómeno, habiendo sido un líder del mismo antes de darse cuenta de lo equivocado que es:

Después de tan solo unos años, los profetas parecían estar hablando de todo y de todos. Cientos de… miembros recibieron el ‘don’ de la profecía y empezaron a ejercer su oficio entre líderes y feligreses. La gente comenzó a llevar consigo pequeñas libretas llenas de predicciones que les habían sido dadas por profetas y videntes. Ellos acudían a las conferencias sobre profecías que habían empezado a surgir por todas partes. La gente de las libretas se precipitaba hacia al frente con la esperanza de ser seleccionado para recibir más profecías para poder agregarlas a sus diarios proféticos.

No mucho después ‘La profecía del día’ se convirtió en la fuente primaria de dirección. Un rastro de creyentes devastados comenzó a alinearse afuera de nuestras oficinas de consejería pastoral. Jóvenes a los que se les había prometido éxito y fama a través de profecías se quedaron recogiendo los pedazos de sus sueños destrozados porque aparentemente Dios se había retractado de sus promesas. Líderes recibieron una avalancha de miembros de la iglesia furiosos porque habían recibido profecías acerca de los grandes ministerios que tendrían pero habían sido frustrados por los líderes locales de la iglesia que no reconocieron o les ‘facilitaron’ su nueva unción’.

Después de una constante dieta de profecías, algunas personas rápidamente se convirtieron en analfabetas bíblicos, escogiendo un estilo de vida cristiano de ‘llama al profeta’ en vez de estudiar la palabra de Dios. Muchos se quedaron a vivir continuamente de un arreglo ‘profético’ a otro, su esperanza siempre en peligro de caer porque la voz de Dios era muy específica al pronunciarse pero al mismo tiempo escurridiza a la hora de cumplirse. Poseer el número telefónico de un profeta era como tener un almacén de valiosa guía. Pequeñas libretas saturadas sustituyeron a la biblia como material preferido de lectura durante los servicios de la iglesia.

c. Para que milites por ellas la buena milicia: El enfoque no es la palabra profética que Timoteo había escuchado en el pasado, el enfoque era la batalla que se encontraba frente a él en ese momento, donde él debe militar la buena milicia– que es ‘‘pelear la buena batalla’’ (Versión King James).

i. Timoteo tenía un trabajo frente a él, y era ir a la batalla. No iba ser fácil, ni cómodo, ni libre de preocupaciones. Tenía que aproximarse al trabajo que Pablo le había dejado en Éfeso, así como un soldado se aproxima a la batalla.

ii. Esto le dio otra razón a Timoteo para permanecer en Éfeso. El debía sentir la responsabilidad de quedarse cuando sintiera ganas de irse porque era como un soldado en batalla, que no puede abandonar su puesto.

2. (1 Timoteo 1:19) Herramientas para la guerra: Fe y buena conciencia


Manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos

a. Fe y buena conciencia: Estas son esenciales cuando luchamos para el Señor. Éstas nos protegen contra los ataques espirituales de la duda y la condenación.

i. Timoteo tuvo que tener fe en que Dios estaba en control, y que lo guiaría mientras Timoteo continuara buscándolo.

ii. Tenía que tener una buena conciencia, porque sus enemigos iban a estar atacándolo, y si Timoteo no se hubiera conducido rectamente, ellos hubieran tenido una buena razón para atacar. Una buena conciencia no es solo una conciencia que nos apruebe, sino una que nos apruebe porque estamos haciendo lo correcto- está conectada con una buena conducta.

b. Desechando la cual: Algunos han desechado estas armas; específicamente Pablo habla sobre rechazar la fe; aquellos que rechazan lo que Jesús y sus apóstoles enseñaron, se dirigen a la ruina (naufragaron).

i. Desechando la cual: “Las han lanzado lejos, como un soldado imprudente sin escudo y sin coraza, o un piloto navegante sin timón ni brújula”. (Clarke)

ii. “No nos justifiquemos interpretando que naufragar se refiere a estar perdidos sin esperanza de regresar. El mismo San Pablo había sufrido el naufragio al menos 4 veces (2 Corintios 4:25) cuando escribió esta epístola. En cada ocasión perdió todo excepto a sí mismo.” (White)

3. (1 Timoteo 1:20) Dos personas que rechazaron las herramientas para la guerra.


De los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

a. De los cuales son Himeneo y Alejandro: No sabemos nada sobre Himeneo y Alejandro más que lo que Pablo menciona sobre ellos aquí. Pablo aparentemente los disciplinó por su desobediencia a Dios en herejía, en conducta, o en ambas.

i. Vemos que Pablo no tenía miedo de señalar a los oponentes de la verdad por su nombre, como él dijo que se hiciera en Romanos 16:17. Esto no contradecía la orden de Jesús de no juzgar (Mateo 7:1-5) “Mientras que los cristianos no debemos juzgar los motivos o ministerios de los demás, ciertamente se espera que seamos honestos acerca de la conducta de los demás” (Wiersbe)

b. A quienes entregué a Satanás: De otros pasajes del nuevo testamento podemos suponer que lo hizo poniéndolos fuera de la iglesia, en el mundo, que es el dominio del diablo. El castigo era que perdías la protección, no el causarles mal.

i. El Señor nos protege de muchos ataques de Satanás (Job 1:10, Lucas 2:31-32), y gran parte de esta protección nos llega en lo que recibimos cuando nos reunimos como cristianos.

ii. Aquí, Pablo le da a Timoteo una razón más para permanecer en Éfeso. Debía hacerlo porque no todos lo hacen. No podemos actuar como si todos los cristianos hicieran lo que Dios les dice y se mantuvieran fieles al evangelio. El hecho de que algunos no lo hagan debe motivarnos más a no darnos por vencidos

iii. Aquí vemos seis razones diferentes por las que deberíamos seguir el ejemplo de la orden que Pablo le dio a Timoteo de permanecer en Éfeso y no darse por vencido en tiempos difíciles. Debemos “permanecer en Éfeso”…

· Porque ellos necesitan la verdad (1 Timoteo 1: 3-7)

· Porque tú ministras en un lugar difícil (1 Timoteo 1:8-11)

· Porque Dios usa gente indigna (1 Timoteo 1: 12-16)

· Porque tu sirves a un gran Dios (1 Timoteo 1:17)

· Porque estás en una batalla y no te puedes rendir (1 Timoteo 1:18)

· Porque no todos lo hacen (1 Timoteo 1:19-20)

© 2016 David Guzik – No se permite la distribución más allá del uso personal sin autorización.

2 Tesalonicenses 1 – El carácter piadoso de una Iglesia Perseguida ← Prior Book
2 Timoteo 1 – Un Espíritu de Valentía Next Book →
2 Tesalonicenses 3 – Guía para la Vida de la Iglesia ← Prior Chapter
1 Timoteo 2 – Instrucciones para la adoración pública Next Chapter →
CONTENT DISCLAIMER:

The Blue Letter Bible ministry and the BLB Institute hold to the historical, conservative Christian faith, which includes a firm belief in the inerrancy of Scripture. Since the text and audio content provided by BLB represent a range of evangelical traditions, all of the ideas and principles conveyed in the resource materials are not necessarily affirmed, in total, by this ministry.