Search Bible
Click for Help   Click for QuickNav   Click for Advanced Search Options
Search KJV
Your Bible Version is the KJV
Go to Top
Link to This Page Cite This Page
Share this page Follow the BLB
Printable Page
 
 
Left Contextbar EdgeLeft Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge2Prior BookPrior ChapterReturn to CommentariesReturn to Author BiographyNext ChapterNext BookRight Contextbar Edge2Right Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge1
The Blue Letter Bible
BLB Searches
Search the Bible
Search KJV
 [?]

Advanced Options

Other Searches

Multi-Verse Retrieval
x
Search KJV

Let's Connect
x
Daily Devotionals
x

Blue Letter Bible offers several daily devotional readings in order to help you refocus on Christ and the Gospel of His peace and righteousness.

Daily Bible Reading Plans
x

Recognizing the value of consistent reflection upon the Word of God in order to refocus one's mind and heart upon Christ and His Gospel of peace, we provide several reading plans designed to cover the entire Bible in a year.

One-Year Plans

Two-Year Plan

David Guzik :: Josué 3 – Cruzando el Jordán

toggle collapse
Choose a new font size and typeface

Josué 3 – Cruzando el Jordán

A. Instrucciones para cruzar el rio Jordán.

1. (Josué 3:1-2) Acampando junto al Jordán: Israel se enfrenta a su completa impotencia para conseguir lo que está puesto delante de ellos.


Josué se levantó de mañana, y él y todos los hijos de Israel partieron de Sitim y vinieron hasta el Jordán, y reposaron allí antes de pasarlo. Y después de tres días, los oficiales recorrieron el campamento,

a. Vinieron hasta el Jordán... y reposaron allí antes de pasarlo.: Dios le dijo al pueblo de Israel que esperaran tres días junto a la orilla del rio Jordán (Josué 1:11). Todo ese tiempo, el pueblo de Israel vio un rio corriendo, hinchado por las lluvias primaverales justo frente a ellos. Debieron haber pensado, “¿Cómo vamos a cruzar este rio?”

i. Una cosa era cruzar a unos cuantos espías (tal como sucedió en Josué 2), pero aquí hablamos de cruzar una nación de millones, con todas sus posesiones – ¿Cómo lo lograrán?

b. En este momento como este, toda la asombrosa charla de vivir en la tierra prometida puede sonar muy hueca. Hay un obstáculo aparentemente imposible bloqueando el camino – ¿Cómo lo hará esta vez Dios?

2. (Josué 3:3-5) El arca de Dios guiará el camino.


Y mandaron al pueblo, diciendo: “Cuando veáis el arca del pacto de Jehová vuestro Dios, y los levitas sacerdotes que la llevan, vosotros saldréis de vuestro lugar y marcharéis en pos de ella, a fin de que sepáis el camino por donde habéis de ir; por cuanto vosotros no habéis pasado antes de ahora por este camino. Pero entre vosotros y ella haya distancia como de dos mil codos; no os acercaréis a ella.” Y Josué dijo al pueblo: “Santificaos, porque Jehová hará mañana maravillas entre vosotros.”

a. Cuando veáis el arca del pacto de Jehová vuestro Dios, y los levitas sacerdotes que la llevan, vosotros saldréis de vuestro lugar y marcharéis en pos de ella: Josué no envió su ejército de ingenieros primero. En lugar de eso, envió a los sacerdotes quienes cargaban el arca del pacto, que era la representación visible de la presencia de Dios con el pueblo. Josué sabía que era un problema espiritual, no un asunto de ingeniería humana.

b. Pero entre vosotros y ella haya distancia como de dos mil codos: Dios requería que ellos mantuvieran unos 915 metros de distancia detrás del arca. Esto fue por dos razones. Primero, para respetar la naturaleza santa del arca del pacto. Y también, para asegurarse de que todos vieran claramente el arca. A fin de que sepáis el camino por donde habéis de ir muestra que el arca del pacto condujo el camino. Israel llevaría a cabo esta misión siempre y cuando tuvieran su mirada en la presencia de Dios, y siguieran solo a Su presencia.

c. Santificaos: Porque esto sería una batalla espiritual, Josué requiere que el pueblo tenga una preparación espiritual. Santificaos significa que ellos se separarían de las cosas comunes y se enfocarían en el SEÑOR, y ver que Jehová hará mañana maravillas entre vosotros.

3. (Josué 3:6) El paso de fe de Josué: el envía a los sacerdotes a caminar a través un rio Jordán crecido.


Y habló Josué a los sacerdotes, diciendo: “Tomad el arca del pacto, y pasad delante del pueblo.” Y ellos tomaron el arca del pacto y fueron delante del pueblo.

a. Tomad el arca del pacto, y pasad delante del pueblo: Debemos asumir que Dios le dijo a Josué hacerlo, y que no estaba actuando por una tonta presunción. Podemos también asumir que Dios habló a Josué acerca de esto mientras Josué estaba en la palabra, leyendo y recordando el cruce del mar Rojo.

i. Vemos el éxito de Josué dependiente y creciendo de la promesa de Josué 1:8: Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Josué obviamente tenía la palabra de Dios en sus labios, en su mente, y en sus acciones.

b. Y ellos tomaron el arca del pacto y fueron delante del pueblo: Aun con la guía específica de Dios, y con su guía específica de su palabra, este sigue siendo un paso de fe impresionante de parte de Josué. Vivir y caminar en la tierra prometida viene de este tipo de fe, no de una confianza en una relación con Dios basada en la “ley”.

i. La fe nos dirige a victorias más grandes de las que la ley podría.

4. (Josué 3:7-8) El ánimo de Dios para Josué.


Entonces Jehová dijo a Josué: “Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo. Tú, pues, mandarás a los sacerdotes que llevan el arca del pacto, diciendo: ‘Cuando hayáis entrado hasta el borde del agua del Jordán, pararéis en el Jordán.’”

a. Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel: Así como Josué toma un paso de fe, Dios lo anima en todo el camino. Dios siempre quiere animarnos y ayudarnos en nuestra fe, pero nosotros podemos tener nuestros oídos cerrados a Su ánimo.

b. Para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo: Dios convertirá a Josué en un líder como a Moisés a los ojos del pueblo, y Él lo hará usando a Josué para guiar milagrosamente al pueblo a través de un imposible cuerpo de agua.

c. Después que Josué obedeció la guía previa, basándose en fe y entendimiento de la palabra de Dios, ahora Dios le da instrucciones más específicas: Cuando hayáis entrado hasta el borde del agua… pararéis en el Jordán.

8. (Josué 3:9-13) Josué anima e instruye a Israel.


Y Josué dijo a los hijos de Israel: “Acercaos, y escuchad las palabras de Jehová vuestro Dios.” Y añadió Josué: “En esto conoceréis que el Dios viviente está en medio de vosotros, y que él echará de delante de vosotros al cananeo, al heteo, al heveo, al ferezeo, al gergeseo, al amorreo y al jebuseo. He aquí, el arca del pacto del Señor de toda la tierra pasará delante de vosotros en medio del Jordán. Tomad, pues, ahora doce hombres de las tribus de Israel, uno de cada tribu. Y cuando las plantas de los pies de los sacerdotes que llevan el arca de Jehová, Señor de toda la tierra, se asienten en las aguas del Jordán, las aguas del Jordán se dividirán; porque las aguas que vienen de arriba se detendrán en un montón.”

a. En esto conoceréis que el Dios viviente está en medio de vosotros: Josué entiende que el camino de Dios conecta eventos en nuestras vidas. El hecho de que Él se moverá en nombre de Israel es tomado aquí como una promesa de Su futura bendición y movimiento por ellos.

b. He aquí, el arca del pacto del Señor de toda la tierra pasará delante de vosotros en medio del Jordán: Josué sabe que el arca dirigirá el camino – de nuevo, esta es una batalla espiritual que debe ganarse.

c. Las aguas del Jordán se dividirán; porque las aguas que vienen de arriba se detendrán en un montón: La perspectiva general de Josué, mientras se lo comunica al pueblo, es refrescante. Los problemas imposibles en su camino, no son vistos como una prueba opresora, sino como una gloriosa oportunidad de ver la obra de Dios.

B. Cruzando el rio Jordán.

1. (Josué 3:14-15) La fe de los sacerdotes y de Josué.


Y aconteció cuando partió el pueblo de sus tiendas para pasar el Jordán, con los sacerdotes delante del pueblo llevando el arca del pacto, cuando los que llevaban el arca entraron en el Jordán, y los pies de los sacerdotes que llevaban el arca fueron mojados a la orilla del agua (porque el Jordán suele desbordarse por todas sus orillas todo el tiempo de la siega),

a. Y los pies de los sacerdotes que llevaban el arca fueron mojados a la orilla del agua: Los sacerdotes comenzaron a proceder, con el arca del pacto unos 915 metros enfrente del pueblo, y los sacerdotes vinieron y caminaron justo dentro del rio que parecía no irse a ninguna parte.

i. ¿Quién sabe cuánto tiempo estuvieron los sacerdotes parados dentro del rio? Pudo haber sido un momento; sin embargo pudo haber sido mucho tiempo – pero en una situación como esa, ¡un momento parece mucho tiempo!

b. Usualmente queremos que el rio se seque antes de que demos un paso; pero Dios realmente estaba llamando a Israel a dar un paso de fe.

c. Porque el Jordán suele desbordarse por todas sus orillas todo el tiempo de la siega: Josué nos recuerda que este no era un tiempo cuando el Jordán se reducía a un goteo. A causa de las lluvias de primavera, en este tiempo de cosecha temprana, el rio se hinchaba y se desbordaban sus cauces.

2. (Josué 3:16-17) El Jordán se detiene y el pueblo cruza sobre tierra seca.


Las aguas que venían de arriba se detuvieron como en un montón bien lejos de la ciudad de Adam, que está al lado de Saretán, y las que descendían al mar del Arabá, al Mar Salado, se acabaron, y fueron divididas; y el pueblo pasó en dirección de Jericó. Mas los sacerdotes que llevaban el arca del pacto de Jehová, estuvieron en seco, firmes en medio del Jordán, hasta que todo el pueblo hubo acabado de pasar el Jordán; y todo Israel pasó en seco.

a. Las aguas que venían de arriba se detuvieron: En alguna manera milagrosa, Dios detuvo el flujo del rio Jordán. Él pudo haber usado algún fenómeno natural (a menudo se supone que pudo ser un terremoto), sin embargo el tiempo para eso estaba en la mano de Dios.

b. Además, aun con el flujo del rio detenido, fue milagroso que el pueblo pudo cruzar en seco, firmes en medio del Jordán. Dios milagrosamente secó el suelo del rio para que ellos no caminaran difícilmente a través del lodo cenagoso.

i. Este milagro obviamente, conecta con el milagro que la nación conoció algunos 40 años antes: el cruzar a través del mar Rojo. Dios los sacó de la esclavitud de Egipto con un milagro, y Él los trajo a la tierra prometida con un milagro.

c. ¿Cómo sucedió? ¿Cuál fue la clave para este asombroso milagro? Note la centralidad del el arca del pacto de Jehová. Se hace referencia al arca del pacto 14 veces en estos 17 versículos. Todo esto se trata de la confianza que Josué, los sacerdotes, y que Israel tuvieron en el Dios que sabían que estaba presente con ellos.

i. El arca del pacto limpió el camino para Israel. Este era un trabajo espiritual, no un trabajo para el “Ejército de ingenieros de Israel.”

3. Para enfrentar tales desafíos imposibles en nuestras vidas, debemos fijarnos en Jesús, nuestro Josué. Él siempre nos guía.


a. Jesús es el cumplimiento del arca; Él es Emmanuel, que se traduce, “Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

b. Jesús ha limpiado el camino a la victoria sobre todas las cosas: Y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.(Colosenses 2:15).

c. Mientras sigamos y mantengamos nuestros ojos en nuestro victorioso Jesús, el rio de lo imposible se secará.

d. Para los cínicos, quienes se preguntan si no han tratado y se han desilusionado, debemos preguntarles: “¿Realmente lo has intentado? ¿Realmente has andado de acuerdo con la palabra de Dios, confiado en Jesús y te has decepcionado?” Probablemente tu decepción es en realidad de tu carne.

© 2001 David Guzik – No se permite la distribución más allá del uso personal sin autorización.

Números 1 – El censo de Israel ← Prior Book
Jueces 1 – Victoria y Derrota en la Tierra Prometida Next Book →
Josué 2 – La salvación de Rahab ← Prior Chapter
Josué 4 – Piedras Memoriales Next Chapter →
CONTENT DISCLAIMER:

The Blue Letter Bible ministry and the BLB Institute hold to the historical, conservative Christian faith, which includes a firm belief in the inerrancy of Scripture. Since the text and audio content provided by BLB represent a range of evangelical traditions, all of the ideas and principles conveyed in the resource materials are not necessarily affirmed, in total, by this ministry.


Donate Contact

Blue Letter Bible study tools make reading, searching and studying the Bible easy and rewarding.

Blue Letter Bible is a 501(c)(3) nonprofit organization