Search Bible
Click for Help   Click for QuickNav   Click for Advanced Search Options
Search KJV
Your Bible Version is the KJV
Go to Top
Link to This PageCite This Page
Share this pageFollow the BLB
Printable Page
 
 
Left Contextbar EdgeLeft Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge2Prior BookPrior ChapterReturn to CommentariesReturn to Author BiographyNext ChapterNext BookRight Contextbar Edge2Right Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge1
The Blue Letter Bible
Sponsors
BLB Searches
Search the Bible
Search KJV
 [?]

Advanced Options

Other Searches

Multi-Verse Retrieval
x
Search KJV

Let's Connect
x
Daily Devotionals
x

Blue Letter Bible offers several daily devotional readings in order to help you refocus on Christ and the Gospel of His peace and righteousness.

Daily Bible Reading Plans
x

Recognizing the value of consistent reflection upon the Word of God in order to refocus one's mind and heart upon Christ and His Gospel of peace, we provide several reading plans designed to cover the entire Bible in a year.

One-Year Plans

Two-Year Plan

David Guzik :: Juan 1 – La Palabra y el Testigo

toggle collapse
Choose a new font size and typeface

Juan 1 – La Palabra y el Testigo

A. Juan: El cuarto evangelio.

1. Por qué hay cuatro evangelios? El antiguo escritor Cristiano, Origen (185-254 a.C.) dio una buena respuesta: no hay cuatro evangelios, pero sí un evangelio con cuatro lados. Cada evangelio presenta una perspectiva diferente de la vida de Jesús, y necesitamos los cuatro para tener el panorama completo.

a. Probablemente Juan fue el último evangelio que se escribió, y fue escrito en base a lo que los otros tres habían dicho antes. Esta es la razón por la cual Juan es tan diferente a Mateo, Marcos y Lucas.

b. Existen eventos muy significativos en el ministerio de Jesús que Mateo, Marcos y Lucas incluyen, y que Juan no lo hace, como son el nacimiento y bautismo de Jesús, cuando fue tentado en el desierto, la Ultima Cena, la agonía en el Getsemaní, la Ascención, confrontaciones demoníacas y parábolas.

c. Los primeros tres evangelios se centran en el ministerio de Jesús en Galilea. Juan centra su evangelio en lo que Jesús dijo e hizo en Jerusalén.

d. Cada uno de los evangelios enfatiza un origen diferente de Jesús.

i. Mateo muestra que Jesús vino de Abraham a través de David, y demuestra que El es el Mesías prometido en el Antiguo Testamento (Mateo 1:1-17.)

ii. Marcos muestra que Jesús vino de Nazaret, demostrando que Jesús es un Siervo. (Marcos 1:9.)

iii. Lucas muestra que Jesús vino de Adán, demostrando que Jesús es el Hombre Perfecto (Lucas 3:23-38.)

iv. Juan muestra que Jesús vino del cielo, demostrando que Jesús es Dios.

e. Sin embargo, es erróneo pensar que el Evangelio de Juan completa la historia de Jesús. Juan deja claro que la historia de Jesús nunca puede ser completada (Juan 21:25.)

2. Mateo, Marcos y Lucas se conocen como los tres evangelios sinópticos. Sinóptico significa “se ven juntos” y los tres primeros evangelios presentan la vida de Jesús en un formato muy similar. Estos tres primeros evangelios se enfocan más en lo que Jesús enseñó e hizo; Juan se enfoca más en quién Jesús es.

a. Juan nos muestra quién es Jesús resaltando siete señales (milagros) de Jesús. Seis de estos milagros no se mencionan en los tres primeros evangelios.

b. Juan nos muestra quién es Jesús permitiendo que Jesús hable por sí mismo en siete dramáticos “Yo Soy.”

c. Juan nos muestra quién es Jesús llamando testigos que testificarán sobre la identidad de Jesús. Cuatro de éstos testigos hablan desde el primer capítulo.

3. Juan es un evangelio escrito con un propósito específico: que creamos. Un versículo clave para entender el Evangelio de Juan se encuentra al final del libro: Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre (Juan 20:31.)

a. El Evangelio de Juan ha ayudado aún a catedráticos escépticos a creer. El más antiguo fragmento del Nuevo Testamento que ha sobrevivido es una porción de Juan 18, encontrada en Egipto con fecha anterior a 150 a.C. mostrando cuánto había circulado desde tan temprana fecha.

4. El Evangelio de Juan es un evangelio amado. De él se ha dicho que es “una alberca en la que un niño puede chapotear y un elefante puede nadar.”

a. El comentador Charles Erdman dice, “ Sus historias son tan sencillas que hasta un niño las amará, pero sus declaraciones son tan profundas que ningún filósofo las puede descifrar.”

b. Entonces, si damos tanta atención al entretenimiento, deportes, música o noticias, cuánta más atención deberíamos poner “cuando un hombre está hablando desde el cielo y emite una voz más clara que el trueno?” (John Chrysostem)

B. Prólogo al Evangelio de Juan.

Esta impresionante y profunda porción, no es únicamente un prefacio o introducción. Es una suma de todo el libro. El resto del Evangelio de Juan tratará los temas que se introducen aquí: la identidad de la Palabra, vida, luz, regeneración, gracia, verdad y la revelación de Dios el Padre en Jesús el Hijo.

1. (Juan 1:1-2) El origen del Verbo (Logos.)


En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios.

a. En el principio se refiere a la ilimitada eternidad de Génesis 1:1: En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Juan básicamente dice “ Cuando el principio comenzó, el Verbo ya estaba ahí.” Quiere decir que el Verbo antecede tiempo y creación.

i. Juan deja claro que el Verbo no solo es el principio, pero el principio del principio. El estaba ahí en el principio, antes de que nada existiera.

b. En el principio era el Verbo: Verbo traducido en el griego antiguo es Logos (palabra.) La idea de Logos tenía ricas y profundas raíces tanto en el pensamiento judío como en el griego.

i. Los rabinos judíos con frecuencia se referían a Dios, especialmente en Sus aspectos personales, en términos de Su palabra. Hablaban de Dios mismo como “la palabra de Dios.” Las ediciones antiguas del Antiguo Testamento en hebreo cambian Exodo 19:17 (Moisés sacó del campamento al pueblo para recibir a Dios) a “Moisés sacó del campamento al pueblo para recibir la palabra de Dios.” En la mente del judío antiguo, la frase “la palabra de Dios” podía ser usada para referirse a Dios mismo.

ii. Los filósofos griegos vieron el logos como la fuerza que traía sentido al mundo, cambiando el mundo de caótico a ordenado. El logos era el poder que ponía al mundo en perfecto orden y lo mantenía girando en perfecto orden. Ellos vieron el logos como la “Máxima Causa” que controlaba todas las cosas.

iii. Por lo tanto, en esta introducción, Juan dice a ambos, judíos y griegos: “Durante siglos ustedes han estado hablando, pensando y escribiendo acerca de el Verbo (el Logos, o Palabra.) Ahora yo les diré quien es El.” Juan toma a griegos y judíos en donde ellos se encuentran y explica la persona de Jesús en términos que ellos ya entendían.

c. Y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios: Con esta brillante declaración, Juan 1:1 lanza uno de los más básicos fundamentos de nuestra fe – la Trinidad. Podemos seguir la lógica de Juan:

· Existe un Ser a quien se le conoce como el Verbo.

· Este Ser es Dios, porque El es eterno (En el principio)

· Este Ser es Dios, porque sencillamente se le llama Dios (el Verbo era Dios)

· Al mismo tiempo, este ser no incluye todo lo que Dios es. Dios el Padre es una Persona diferente a el Verbo (el Verbo era con Dios.)

i. Así que el Padre y el Hijo (al Hijo se le conoce aquí como el Verbo) son igualmente Dios, sin embargo distintos en su Persona. El Padre no es el Hijo, y el Hijo no es el Padre. Sin embargo, ellos son igualmente Dios, con Dios el Espíritu Santo, haciendo un Dios en tres personas.

d. En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios: Y qué decir de la Traducción del Nuevo Mundo la Atalaya en esta parte? La traducción de los Testigos de Jehová dice: “En (el) principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios y el Verbo era un dios.” Su traducción es usada para negar la enseñanza de que Jesús es Dios. Es ésta una traducción correcta?

i. La razón que la Atalaya da para defender su traducción de Juan 1:1 es que antes de que la palabra “Dios” es usada por segunda ocasión en el pasaje, no aparece ningún artículo (está escrito “Dios” y no “el Dios”.) En respuesta a esta idea en la traducción y gramática del griego, solo podemos referirnos a la multitud de ocasiones en el Nuevo Testamento donde la palabra “Dios” aparece sin el artículo. Si la Atalaya fuera honesta y consistente, ellos traducirían “Dios” como ”dios” cada vez que apareciera sin el artículo. Pero parece que esta regla gramatical sólo aplica cuando les conviene para su propósito de respaldar las creencias doctrinales de la Atalaya. El texto griego de Mateo 5:9, 6:24, Lucas 1:35 y 1:75, Juan 1:6 1:12, 1:13 y 1:18, Romanos 1:7 y 1:17, muestran cómo la Atalaya utiliza exactamente la misma gramática para “Dios” como “Dios” en vez de “dios” cuando así conviene a su propósito.

ii. En el recurso principal que la Atalaya usa para establecer su creencia (El Reino Interlineal,) la Atalaya cita dos autoridades griegas bien conocidas de manera que pareciera que están de acuerdo con su traducción. Pero a ambos se les ha citado erróneamente, y uno de ellos, Dr. Mantey, incluso ha escrito al Atalaya para demandar que su nombre sea removido del libro! Otro “catedrático” a quién la Atalaya se refiere en su libro El Verbo – Quién es? Según Juan, es Johannes Greber. Greber era un espiritista que practicaba el ocultismo y no un catedrático de griego Bíblico.

iii. Qué dicen los verdaderos estudiosos del Hebreo respecto de la traducción de Juan 1:1-2 de los Testigos de Jehová?

“UNA TRADUCCIÓN EQUIVOCADA Y ENGAÑOSA. No es correcto ni razonable traducir Juan 1:1 ‘el Verbo era un dios.’ Pero de todos los eruditos en el mundo, hasta donde sabemos, ninguno ha traducido este versículo como lo han hecho los Testigos de Jehová.” (Dr. Julius R. Mantey)

“Mucho es hecho por estudiosos de la gramática amateurs de la omisión del artículo definido con ‘Dios’ en la frase ‘y el Verbo era Dios.’ Tal omisión es común con sustantivos en una construcción del predicado. ‘Un dios’ sería totalmente indefensible.” (Dr, F.F.Bruce)

“Puedo asegurar que el giro que los Testigos de Jehová dan a Juan 1:1 no es sostenido por ningún catedrático griego de reputación.” (Dr. Charles L. Feinberg)

“La gente de los Testigos de Jehová evidencia en su traducción errónea de Juan 1:1 una ignorancia abismal de los principios de la gramática griega.” (Dr. Paul L. Kaufman)

“La distorsión deliberada de la verdad por esta secta se ve en sus traducciones del Nuevo Testamento. Juan 1:1 es traducido ‘…. El Verbo era un dios,’ esta traducción es gramaticalmente imposible. Es claro que una secta que puede traducir el Nuevo Testamento así, es intelectualmente deshonesta,” (Dr. Willian Barclay)

e. El era en el principio con Dios: vuelve a enfatizar que el Padre es diferente del Hijo yque el Hijo es diferente al Padre. Ellos son igualmente Dios, sin embargo son Personas separadas.

2. (Juan 1:3-5) El trabajo y naturaleza de el Verbo.


Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

a. Sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho: El Verbo creó todas las cosas creadas. Por lo tanto El mismo es un Ser no creado, como lo dice Pablo en Colosenses 1:16.

b. En él estaba la vida: El Vebo es la fuente de toda la vida. La palabra griega antigua traducida como vida es zoe, que significa “el principio de la vida,” y no bios, que es sencillamente la vida biológica. Esta vida es la luz de los hombres, hablando de luz espiritual, así como luz natural. No es que el Verbo “contenga” vida y luz; El es vida y luz.

i. Por lo tanto, sin Jesús, estamos muertos y en obscuridad. Estamos perdidos. De una manera significativa el hombre tiene un temor nato hacia ambas, muerte y obscuridad.

c. La luz en las tinieblas resplandece y las tinieblas no prevalecieron contra ella: No prevalecieron puede ser traducido como no vencieron. La luz no puede perder en contra de la obscuridad; la obscuridad vencerá a la luz.

3. (Juan 1:6-13) La revelación de el Verbo


Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. Este vino por testimonio, para que se diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz. Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

a. Hubo un hombre enviado de Dios: Juan el bautista dio testimonio de la luz, para que todos creyesen por él.

b. El mundo no le conoció: Cómo puede ser? Cómo puede ser que Dios vino al mismo mundo que El creó, a las criaturas hechas a Su imagen, y el mundo no le conoció? Esto muestra qué tan profundamente la naturaleza humana ha rechazado a Dios.

c. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios: Aunque algunos rechazaron esta revelación. Otros la recibieron por lo tanto fueron hechos hijos de Dios. Ellos vinieron a ser hijos de Dios a través de un nuevo nacimiento, siendo engendrados…de Dios.

i. A todos los que le recibieron: La idea de “recibir a Jesús” es Bíblicamente válida. Necesitamos abrazarlo y recibirlo hacia nosotros. A todos los que le recibieron es otra manera de decir aquellos que creyeron en su nombre.

d. Aquellos que le recibieron son nacidos de Dios; pero no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. Aquí, Juan nos recuerda de la naturaleza del nuevo nacimiento: Es el regalo soberano de Dios al hombre, no el logro del hombre.

4. (Juan 1:14-18) El Verbo se hace carne.


Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quién yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo. Porque de su plenitud tomamos todos y gracia sobre gracia. Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

a. Y el Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros: Hasta ahora, esta es la declaración más sorprendente de Juan. Hubiera impresionado tanto a judíos como a griegos el pensar escuchar que el Verbo fue hecho carne.

i. Los griegos tenían, en términos generales, una visión baja de Dios. Para ellos, Juan dice el Verbo fue hecho carne. Los antiguos dioses griegos como Zeus y Hermes eran simplemente super-hombres; ellos no eran iguales a la orden y razón de el Logos. Juan dice a los pensadores griegos, “El Logos que ustedes conocen que hizo y ordenó el universo fue hecho carne.

ii. Los judíos tenían, en términos generales, una visión prohibida de Dios; para ellos, Juan dice el Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros. A los judíos les costó mucho trabajo aceptar que el gran Dios revelado en el Antiguo Testamento pudiera tomar forma humana. Juan dice a los pensadores judíos, “ el Verbo de Dios fue hecho carne.

b. Y vimos su gloria: Juan testifica de esto como testigo ocular, así como Juan el Bautista testificó. Juan podía decir, “Yo vi Su gloria, la gloria perteneciente al unigénito del Padre.

i. Juan nos dice que él y los otros discípulos cuidadosamente estudiaron la gloria del Verbo hecho carne.

c. Juan dio testimonio de él y clamó: El que fue anunciado por Juan el Bautista – Jesucristo – es el Verbo hecho carne. El trae un orden diferente que el orden instituido por Moisés (Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo).

i. Es una fuente de gracia que no se agota (gracia sobre gracia) y verdad, contrastando con una orden de leyes y reglamentos rígidos por medio de Moisés.

d. A Dios nadie le vio jamás: Jesús, el Verbo, es la declaración perfecta del Dios que no se ve. El Padre y el Hijo pertenecen a la misma familia, y Jesús le ha dado a conocer al hombre la naturaleza del Dios no visto. No tenemos que preguntarnos sobre la naturaleza y personalidad de Dios. Jesús lo ha dado a conocer tanto con Sus enseñanzas como con Su vida.

C. El testimonio de Juan el Bautista.

1. (Juan 1:19-28) Juan nos dice quién es Juan el Bautista.


Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: Tú, quién eres? Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo. Y le preguntaron: Qué pues? Eres tú Elías? Dijo: No soy. Eres tú el profeta? Y respondió: No. Le dijeron: Pues quién eres? Para que demos respuesta a los que nos enviaron. Qué dices de ti mismo? Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías. Y los que habían sido enviados eran de los fariseos. Y le preguntaron, y le dijeron: Por qué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta? Juan les respondió diciendo: Yo bautizo con agua; mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis. Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado. Estas cosas sucedieron en Betábara, al otro lado del Jordán, donde Juan estaba bautizando.

a. Juan es enfático yo no soy el Cristo. Para Juan era impensable que la atención se centrara en él, porque él no era el Mesías. Su trabajo era señalar al Mesías.

b. Eres tú Elías? Podría ser fácil para los sacerdotes y Levitas de Jerusalén asociar a Juan con Elías por su personalidad y por la promesa en Malaquías 4:5-6. Si él es el antecesor del Mesías, entonces, es él Elías?

i. En un sentido, Juan era Elías, ministrando en su asignación y espíritu. (Mateo 11:13-14 y Marcos 9:11-13)

c. Eres tú el profeta? Esto se refiere a la promesa de Dios a través de Moisés en Deuteronomio 18:15, la promesa de que vendría un profeta. Basados en este pasaje, ellos esperaban que llegara otro Profeta.

d. Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Juan se ve a sí mismo como el hombre que abre paso al gran Rey. Su bautismo era una limpieza de preparación para dar paso al Rey. La idea es, “límpiate y prepárate para una visita real!”

i. Los judíos en tiempos de Juan practicaban el bautismo. Era una serie de baños ceremoniales. Pero los judíos de ese tiempo, reservaban ese bautismo para los gentiles que querían convertirse al judaísmo. Así que para someterse al bautismo de Juan, un judío tenía que identificarse con los gentiles. Esta era una señal genuina de arrepentimiento.

e. Yo bautizo con agua: El bautismo de Juan era negativo. Limpiaba, pero no hacía nada para ayudar a alguien a mantenerse limpio. La obra de Jesús y Su bautismo con el Espíritu Santo serían tanto negativos como positivos. El bautismo Cristiano ilustra nuestra muerte con Jesús y nuestro levantarnos hacia una nueva vida con El.

f. Del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado: desatar la correa del calzado (antes del lavado de los pies) era una tarea asignada al esclavo más vil de la casa.

i. Entre rabinos y sus discípulos existía una relación maestro-alumno que se prestaba para abuso. Era muy posible que un rabino esperara de sus discípulos un servicio poco razonable. Una de las cosas que era considerada “muy baja” por los rabinos era esperar que sus discípulos les desataran la correa del calzado. Juan dice que él es indigno aun de hacer esto.

2. (Juan 1:29-34) Juan el Bautista nos dice quién es Jesús.


El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y le dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí: porque era primero que yo. Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por eso vine yo bautizando con agua. También dio Juan testimonio diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él. Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo. Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.

a.He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! Al amanecer de Su ministerio, Jesús es recibido con palabras que le recuerdan de su destino: Su agonía en la cruz por el pecado de la humanidad. La sombra de la cruz estuvo sobre todo el ministerio de Jesús.

b. El cual es antes de mi: Realmente Juan el Bautista nació antes que Jesús – y Juan lo sabía (Lucas 1). Entonces cuando Juan dice es antes de mi, se refiere a la eterna pre-existencia de Jesús. Juan sabía perfectamente que Jesús era Dios.

c. Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo: Dios dio a Juan el Bautista una señal segura para reconocer al Mesías. Sería aquel sobre el cual descendiera de lo alto el Espíritu Santo. Juan es un testigo confiable con respecto a quien es Jesús porque se le dio evidencia confirmada por Dios.

d. Yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios: Juan el Bautista da un testimonio solemne: este Jesús es el Hijo de Dios. El es el Hijo de Dios en el sentido mostrado en Juan 1:18: Aquel que perfectamente declara la naturaleza y personalidad de Dios el Padre.

i. El evangelio de Juan enfatiza al rol de Juan como testigo, no como el que bautizaba. Los testigos dan testimonio de lo que han visto y experimentado como un esfuerzo para establecer la verdad. De otra manera serían poco confiables y se basarían en rumores.

ii. Los testigos no son neutrales – están comprometidos con la verdad de su testimonio, de otro modo son testigos no confiables. Juan es un testigo confiable, y sabe quien es Jesús por lo que ha visto con sus propios ojos.

D. El testimonio de los primeros discípulos.

1. (Juan 1:35-39) Dos de los discípulos de Juan siguen a Jesús.


El siguiente día otra vez estaba Juan y dos de sus discípulos. Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios. Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús. Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), dónde moras? Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima.

a. He aquí el Cordero de Dios! Juan ya había dicho esto de Jesús en Juan 1:29. Decía esto cada vez que veía a Jesús? Era un recordatorio vívido del destino de Jesús en la cruz.

b. Y siguieron a Jesús: A Juan no le interesaba juntar discípulos a su alrededor. El estaba perfectamente conforme con que estos discípulos le dejaran y siguieran a Jesús. Esto completaba su ministerio, no le quitaba.

c. Venid y ved: Jesús invitó a Juan y a Andrés a ser parte de Su vida. Jesús no vivía una vida hermética y ultra-privada. Jesús enseñó y discipuló a otros permitiéndoles que vivieran con El.

d. Porque era como la hora décima: Esta era una ocasión tan memorable par el autor que se acordaba hasta de la hora exacta en que había conocido a Jesús. Esta es una sutil prueba de que uno de los discípulos que vinieron a Jesús de Juan era nada menos que el Apóstol Juan.

2. (Juan 1:40-42) Andrés trae e su hermano Simón Pedro a Jesús.


Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es el Cristo). Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás: tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro).

a.Halló primero a su hermano Simón: Es la naturaleza de la experiencia Cristiana que aquellos que disfrutan la experiencia desean compartirla con otros.

b. Tú serás llamado Cefas: Al darle a Simón un nuevo nombre (Cefas o Pedro, que quiere decir Una Piedra), Jesús le dice al hermano de Andrés en qué tipo de hombre será transformado. En ese momento, y a lo largo del evangelio, Pedro puede haberse visto como una “roca” por fuera, pero realmente era todo menos una roca. Pero antes que Jesús termine con Pedro, será una roca de estabilidad para Jesucristo.

c. Hemos hallado al Mesías: Este es el testimonio de Andrés sobre quién es Jesús. El sabe que Jesús es el Mesías.

3. (Juan 1:43-44) Jesús llama a Felipe a que lo siga.


El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme. Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro.

a. Sígueme: No hay nada dramático registrado sobre el llamado de Felipe. Jesús simplemente dice “Sígueme,” y Felipe lo hace.

4. (Juan 1:45-51) Natanael vence el prejuicio de seguir a Jesús.


Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret. Natanael le dijo: De Nazaret puede salir algo bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve. Cuando Jesús vió a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero Israelita, en quién no hay engaño. Le dijo Natanael: De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. Respondió Jesús y le dijo: Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que éstas verás. Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

a. Aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: Este es el testimonio de Felipe como testigo. El declara que El es el Mesías y Salvador del cual se predijo en el Antiguo Testamento.

b. De Nazaret puede salir algo bueno? Con esta pregunta, Natanael se hace un prejuicio en contra de Jesús. Si Jesús viene de Nazaret, es todo lo que le interesa saber de El!

c. Ven y ve: En vez de discutir con los prejuicios de Natanael, Felipe sencillamente lo invita a conocer a Jesús y ver por sí mismo.

d. Debajo de la higuera, te vi: Es posible que a Natanael le gustara orar y meditar en las cosas del Señor bajo el follaje de una higuera real. Pero debajo de la higuera era una frase que los rabinos utilizaban para referirse a la meditación de las Escrituras. Natanael estaba pasando tiempo con el Señor, meditando en las Escrituras, y Jesús le dice ahí “te vi.”

e. Natanael da testimonio con respecto a Jesús: Tú eres el Hijo de Dios, Tú eres el Rey de Israel.

f. Veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre: Jesús le promete a Natanael una mayor señal de la que vio antes. Pero a qué se refiere cuando dice Los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre?

i. Esto probablemente conecta con el sueño de Jacob en Génesis 28:12, donde Jacob vio una escalera de la tierra al cielo, y los ángeles ascendían y descendían sobre ella. Jesús dice que El es esa escalera, la conexión, entre el cielo y la tierra. Cuando Natanael llegue a entender que Jesús es el mediador entre Dios y el hombre, será aun una señal mayor (cosas mayores que estas verás).

ii. Esta pareciera una referencia oscura, pero era extremadamente significativa para Natanael. Posiblemente, era precisamente la porción de la Escritura en la cual Natanael meditaba debajo de la higuera.

g. Hijo del hombre: La idea detrás de esta frase no es “el hombre perfecto” o “el hombre ideal” o “el hombre común.” Pero es una referencia en Daniel 7:13-14, en donde el Rey de Gloria viniendo a juzgar al mundo es llamado el Hijo del Hombre.

i. Jesús utilizaba este término con frecuencia porque en Su tiempo, era un título Mesiánico libre de sentimiento político y nacionalista. Cuando unap ersona judía de ese tiempo escuchaba “Rey” o “Cristo” pensaban en un salvador político o militar. Jesús enfatizaba en otro término, seguido refiriéndose a Sí mismo como el Hijo del Hombre.

h. Esta sección de Juan muestra cuatro maneras de venir a Jesús:

· Andrés vino a Jesús por la predicación de Juan.

· Pedro vino a Jesús por el testimonio de su hermano.

· Felipe vino a Jesús como resultado de un llamado directo de Jesús.

· Natanael vino a Jesús al vencer prejuicios personales mediante un encuentro personal con Jesús.

i. Esta sección nos muestra cuatro testigos diferentes dando testimonio de la identidad de Jesús. Qué más testimonio que este se necesita tener?

· Juan el Bautista testificó que Jesús es eterno, que El es el hombre ungido de una manera especial por el Espíritu Santo, que El es el Cordero de Dios y que Jesús es el muy especial Hijo de Dios.

· Andrés testificó que Jesús es el Mesías, el Cristo.

· Felipe testificó que Jesús es Aquel profetizado en el Antiguo Testamento.

· Natanael testificó que Jesús es el Hijo de Dios y el Rey de Israel.

©2016 David Guzik – No se permite la distribución más allá del uso personal sin autorización.

Lucas 1 – El nacimiento de Juan el Bautista ← Prior Book
Hechos 1 – Jesús Asciende al Cielo, La elección de Un Nuevo Apóstol Next Book →
Lucas 24 – El Jesús Resucitado ← Prior Chapter
Juan 2 – Conversión y Limpieza Next Chapter →
CONTENT DISCLAIMER:

The Blue Letter Bible ministry and the BLB Institute hold to the historical, conservative Christian faith, which includes a firm belief in the inerrancy of Scripture. Since the text and audio content provided by BLB represent a range of evangelical traditions, all of the ideas and principles conveyed in the resource materials are not necessarily affirmed, in total, by this ministry.