Search Bible
Click for Help   Click for QuickNav   Click for Advanced Search Options
Search KJV
KJVNKJVNLTNIVESVCSBNASB
Version Selector Up Arrow NETRSVASVYLTDBYWEBHNV
RVR60VULWLCLXXmGNTTR  

Search a pre-defined list


OR Select a range of biblical books

From:

To:


OR Custom Selection:

Use semicolons to separate groups:
'Gen;Jdg;Psa-Mal' or 'Rom 3-12;Mat 1:15;Mat 5:12-22'

Your Bible Version is the KJV
Go to Top
Link to This PageCite This Page
Version Selector Up Arrow
Share this pageFollow the BLB
Version Selector Up Arrow

Follow the Blue Letter Bible on:

facebooktwitter

pinterestgoogle+


Or subscribe to our Newsletter:

Printable Page
 
 
Left Contextbar EdgeLeft Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge2Prior BookPrior ChapterReturn to CommentariesReturn to Author BiographyNext ChapterNext BookRight Contextbar Edge2Right Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge1
The Blue Letter Bible
Sponsors
BLB Searches
Search the Bible
Search KJV
KJVNKJVNLTNIVESVCSBNASB
Version Selector Up Arrow NETRSVASVYLTDBYWEBHNV
RVR60VULWLCLXXmGNTTR  
 [?]

Advanced Options

Search a pre-defined list


OR Select a range of biblical books

From:

To:


OR Custom Selection:

Use semicolons to separate groups: 'Gen;Jdg;Psa-Mal' or 'Rom 3-12;Mat 1:15;Mat 5:12-22'

Other Searches

Multi-Verse Retrieval
x
Search KJV
KJVNKJVNLTNIVESVCSBNASB
Version Selector Up Arrow NETRSVASVYLTDBYWEBHNV
RVR60VULWLCLXXmGNTTR  

Line-By-Line Order:
Line-By-Line Verse-ReferenceVerse-Reference
Line-By-Line Reference-VerseReference-Verse
Line-By-Line Separate LineSeparate Line
Line-By-Line Verse OnlyVerse Only
Line-By-Line Reference OnlyReference Only
Reference Delimiters:
No Reference DelimitersNone — Jhn 1:1 KJV
Square Reference DelimitersSquare — [Jhn 1:1 KJV]
Curly Reference DelimitersCurly — {Jhn 1:1 KJV}
Parenthesis Reference DelimitersParens — (Jhn 1:1 KJV)
Paragraph Order:
Paragraph Verse-ReferenceVerse-Reference
Paragraph Reference-VerseReference-Verse
Paragraph Reference-OnlyReference-Only
Number Delimiters:*
No Verse NumbersNo Number
No Verse DelimetersNo Delimiter — 15
Square Verse DelimitersSquare — [15]
Curly Verse DelimitersCurly — {15}
Parenthesis Verse DelimitersParens — (15)
Other Options:
Abbreviate BooksAbbreviate Books
Use SBL Abbrev.Use SBL Abbrev.
En dash not HyphenEn dash not Hyphen
 
Quotes Around VersesQuotes Around Verses
Remove Square BracketsRemove Square Brackets
Sort CanonicallySort Canonically

* 'Number Delimiters' only apply to 'Paragraph Order'

Let's Connect
x
Daily Devotionals
x

Blue Letter Bible offers several daily devotional readings in order to help you refocus on Christ and the Gospel of His peace and righteousness.

Daily Bible Reading Plans
x

Recognizing the value of consistent reflection upon the Word of God in order to refocus one’s mind and heart upon Christ and His Gospel of peace, we provide several reading plans designed to cover the entire Bible in a year.

One-Year Plans

Two-Year Plan

David Guzik :: 1 Corintios 15 – La Resurrección de Jesús y Nuestra Resurrección

toggle collapse
Choose a new font size and typeface

Customize your font sizeIncrease your font sizeDecrease your font sizeReturn to default font size

Choose a Bible text color
Read the Bible in blackRead the Bible in dark blueRead the Bible in blue

Customize your text type
Arial font
Trebuchet MS font
Georgia font
Times New Roman font

Customize your Hebrew text type
SBL Hebrew font
Times New Roman font
Arial font

Customize your Greek text type
Gentium font
Times New Roman font
Arial font

Close font preferences

1 Corintios 15 – La Resurrección de Jesús y Nuestra Resurrección

A. La verdad de la resurrección de Jesús.

1. (1 Corintios 15:1-2) Prefacio de la proclamación del evangelio de Pablo.


Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano.

a. El evangelio que os he predicado: En los versículos tres y cuatro, Pablo describirá el contenido del Evangelio. Aquí, él describe como puede ser de beneficio el Evangelio para el hombre. El evangelio solo es de beneficio si es recibido y si uno persevera en él.

i. La palabra evangelio significa, “buenas noticias.” Como fue usada la palabra en tiempos antiguos, no tenía que describir el mensaje de la salvación en Jesucristo. Podría usarse en buenas noticias cualquieras. Pero las mejores noticias son que podemos ser salvos del castigo de Dios que merecemos por lo que Jesús hizo por nosotros.

ii. Los cristianos corintios primero recibieron el evangelio. El mensaje del evangelio primero debe ser creído y abrazado. Como escribió Pablo a la iglesia en Tesalónica, Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.(1 Tesalonicenses 2:13)

iii. Los cristianos Corintios también perseveraron en el evangelio. A pesar de todos sus problemas con la carnalidad, falta de entendimiento, lucha, divisiones, inmoralidad, y espiritual rara, aun permanecieron firmes por el evangelio. Esto está en contraste con la iglesia de Galacia, quienes se movieron rápidamente a otro evangelio (Gálatas 1:6).

b. Por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos: Los cristianos corintios han hecho bien (ellos recibieron el evangelio). Ellos estaban haciendo bien (ellos permanecieron en el evangelio). Pero necesitaban continuar haciendo bien, y retener el evangelio que Pablo les predicó. Cada cristiano debe tomar una responsabilidad seria de no solo tener un buen pasado, y un buen presente, sino determinar tener un buen futuro también con el Señor.

i. Retener también implica que había algunas personas o algunas cosas que querían arrebatar el verdadero evangelio de los cristianos de Corinto. Aún más, ¡es por eso que tenían que retener!

c. Si no creísteis en vano: Si los cristianos corintios no continuaban reteniendo, un día ellos dejarían ir el evangelio. Si uno deja de lado el evangelio, todas las creencias previas no le harán ningún bien. Es como si hubieran creído en vano.

2. (1 Corintios 15:3-4) El contenido del evangelio que Pablo predicó.


Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;

a. Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Pablo no creó este evangelio. Él lo recibió (y no de hombre, sino de Jesucristo, de acuerdo a Gálatas 1:11-12), y él lo enseñó. Este no es el “Evangelio de Pablo” en el sentido de que él lo creó o lo moldeó; es el “Evangelio de Pablo” en el sentido de que él personalmente lo cree y lo esparce.

i. “Dese cuenta que el predicador no hace el evangelio. Si él lo hace, no es digno de que lo tengas. Originalidad en predicar, si es originalidad en la exposición de la doctrina, es falsedad. NO somos hacedores e inventores; somos repetidores, decimos el mensaje que hemos recibido.” (Spurgeon)

b. Como Pablo describe el evangelio en los siguientes versículos, es importante darse cuenta de que este evangelio no es enseñanza reveladora o buen consejo. En el núcleo del evangelio son cosas que pasaron, eventos verdaderos, reales e históricos. El evangelio no es un asunto de opiniones religiosas, trivialidades, o cuentos de hadas, sino acerca de eventos históricos reales.

i. “Nuestra religión no está basada sobre opiniones, sino sobre hechos. Escuchamos personas en ocasiones decir, ‘Esos son tus puntos de vista, estos son los nuestros.’ Lo que puedan ser tus ‘puntos de vista’, es un asunto pequeño; ¿Cuáles son los hechos del caso?” (Spurgeon)

c. Cristo murió: La muerte de Jesucristo, el Mesías, el Hijo de Dios, el centro del evangelio. Aunque la idea de glorificarse en la muerte de un Salvador era locura para la palabra, es la salvación a aquellos que creerán.

i. ¿Cómo murió Jesús? El gobierno romano lo ejecutó, por medio de una de las más crueles y atroces formas de pena capital jamás concebidas, crucifixión.

ii. “A pesar de que los romanos no inventaron la crucifixión, ellos la perfeccionaron como una forma de tortura y pena capital que fue diseñada para producir una muerte lenta con el máximo dolor y sufrimiento.” (Edwards) ¿Cómo fue exactamente el ser crucificado? En los días que el Nuevo Testamento fue recién escrito, la práctica no necesitaba explicación. Pero haríamos bien en apreciar lo que sucedía cuando alguien era crucificado.

iii. La espalda de la víctima se desgarraba por causa de los azotes, y luego la coagulación de la sangre se rasgaría de nuevo cuando se le arrancaba la ropa a la víctima. Cuando la víctima era arrojada al suelo para que sus manos fueran clavadas a la cruz, las heridas se rasgarían de nuevo y se contaminarían con tierra. Luego, mientras era colgado en la cruz, con cada respirar, las dolorosas heridas rozarían contra la madera áspera de la viga vertical y se agravaría aún más.

iv. Cuando el clavo era metido a través de las muñecas, separaba el gran nervio mediano. Este nervio estimulado produciría choques insoportables de dolor ardiente en ambos brazos, y podría resultar en las manos de la víctima un agarre en forma de garra.

v. Más allá del insoportable dolor, el mayor efecto de la crucifixión era el inhibir la respiración normal. El peso del cuerpo, tirando de los brazos y hombros, tendería a fijar los músculos en un estado de inhalación, obstaculizando la exhalación. La falta de respiración adecuada resultaría en calambres musculares severos, los cuales obstaculizarían aún más la respiración. Para respirar bien, un tendría que empujar contra los pies, flexionar los codos, jalando desde los hombros. Poniendo el peso del cuerpo sobre los pies que produciría un dolor abrasador, y flexionar los codos torcería las manos que cuelgan de los clavos.Levantar el cuerpo para un respiro también rasparía dolorosamente la espalda contra el poste de madera áspero. Cada esfuerzo por respirar de forma apropiada sería agonizante, agotador, y llevaría a una muerte más rápida.

vi. “No era raro, que insectos aparecieran o se metieran dentro de las heridas abiertas o los ojos, orejas y nariz de la moribunda e indefensa víctima, y aves de rapiña rasgarían esas zonas. Además, era costumbre dejar los cadáveres en la cruz para ser devorados por animales depredadores.” (Edwards)

vii. La muerte pro crucifixión podría venir de diferentes fuentes: shock agudo por la pérdida de sangre; estar muy agotado para respirar por más tiempo; deshidratación; ataque al corazón inducido por estrés, falla cardiaca congestiva que llevaba a una ruptura cardiaca. Si la víctima no moría lo suficientemente rápido, las piernas se romperían, y la víctima pronto sería incapaz de respirar.

viii. ¿Qué tan grave era la crucifixión? De ahí se deriva una palabra en inglés excruciating (en español insoportable) de la palabra romana “fuera de la cruz.” “Tenga en cuenta cuan atroz debe ser el pecado a los ojos de Dios, cuando requiere ¡tal sacrificio!” (Clarke)

ix. Sin embargo, nunca hablamos de los sufrimientos físicos de Jesús para hacernos sentir lástima por Jesús, como si necesitara nuestra compasión. Guarde su compasión para aquellos que rechazan la obra completa de Jesús en la cruz del calvario; por aquellos predicadores quienes no tienen el corazón de Pablo en 1 Corintios 1:23, cuando él proclamó el centro del mensaje cristiano: nosotros predicamos a Cristo crucificado.

d. Que Cristo murió por nuestros pecados: ¿Qué significa que Jesús murió por nuestros pecados? ¿Cómo hace algo Su muerte por nuestros pecados? Muchos, hombres y mujeres nobles han muerto de formas horribles por causas justas a lo largo de los siglos. ¿Cómo es que la muerte se Jesús hace algo por nuestros pecados?

i. En algún punto antes que Él muriera, antes que el velo se partiera en dos, antes que dijera consumado es, tuvo lugar una asombrosa transacción espiritual – el Padre puso sobre Jesús toda la culpa e ira que nuestro pecado merecía sobre, y Él la llevó sobre Sí mismo perfectamente, satisfaciendo por completo la ira de Dios por nosotros.

ii. Tan horrible como fue el sufrimiento físico de Jesús, este sufrimiento espiritual – el acto de ser juzgado por el pecado en nuestro lugar – fue lo que Jesús realmente temía acerca de la cruz; esta fue la copa– la copa de la justa ira de Dios – que Él tembló al tomarla (Lucas 22:39-46; Salmos 75:8; Isaías 51:17; Jeremías 25:15). Sobre la cruz, Jesús se convirtió, como si fuera, en enemigo de Dios, quien fue juzgado y forzado a tomar la copa de la furia del Padre, para que no tuviéramos que tomar esa copa.

iii. Isaías 53:3-5 lo pone poderosamente: Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

iv. “¡Lector! Una gota de esta copa llevaría a vuestra alma a una ruina sin fin; y estas agonías aniquilarían el universo. Él sufrió solo: porque no había nadie con él; porque sus sufrimientos fueron para hacer una expiación por los pecados del mundo: y en la obra de redención él no tuvo ayudante.” (Clarke)

v. Y cuando eso fue completado (¿Quién sabe cuánto podría haber durado?), no había razón para que Jesús “permaneciera colgado” en la cruz – Su obra fue hecha, Él podía continuar ahora.

e. Por nuestros pecados: Nuestros pecados fueron responsables por la muerte de Jesús. Él no murió por una causa política, o como un enemigo del estado, o por la envidia de alguien. Jesús murió por nuestros pecados. Jesús no murió como un simple mártir por una causa.

f. Fue sepultado: Nosotros a menudo no pensamos en la sepultura de Jesús como parte del Evangelio, pero lo es. La sepultura de Jesús es importante por muchas razones. Es una prueba positiva de que Él realmente murió, ya que tú no entierras a alguien a menos que en realidad esté muerto, y la muerte de Jesús fue confirmada en la cruz antes que Él fuera bajado para ser sepultado (Juan 19:31-37). La sepultura de Jesús también es importante porque cumplió las escrituras que dijeron, Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte(Isaías 53:9). Jesús fue sepultado en la tumba de un hombre rico (Mateo 27:57-60).

g. Y resucitó: Esta verdad es esencial para el evangelio. Por qué, si Jesús muriera en la cruz para pagar por nuestros pecados y remover nuestra culpa, ¿Por qué es tan importante la resurrección de Jesús?

i. A pesar de que Jesús cargó toda la ira de Dios en la cruz, como si Él fuera un pecador culpable, culpable de todo nuestro pecado, incluso hecho pecado por nosotros (2 Corintios 5:21), Él mismo no se convirtió en un pecador. Incluso el acto de tomar nuestro pecado fue un acto santo de dar amor por nosotros – para que Jesús mismo no se convirtiera en pecador, aunque Él cargó la culpa entera de nuestro pecado. ¡Este es el mensaje del evangelio! Que Jesús tomó nuestro castigo por el pecado en la cruz, y permaneció cono un Salvador perfecto a lo largo de toda la prueba – probado por medio de Su resurrección.

ii. Por esta razón, Él permaneció el Santo(Hechos 2:27, 31-32), aun en Su muerte. Ya que era incomprensible que el Santo de Dios pudiera ser atado por la muerte, la resurrección fue absolutamente inevitable.

iii. Por lo tanto, la resurrección de Jesús no es algún “complemento” a una obra “más importante” en la cruz. Si la cruz es el pago por nuestros pecados, la tumba vacía es el recibo, mostrando que el perfecto Hijo de Dios hizo un pago perfecto por nuestros pecados. ¡El pago mismo de poco bien sin el recibo! Es por esto que la resurrección de Jesús fue un tema tan prominente en la predicación evangelística de la iglesia primitiva (Hechos 2:24, 3:15, 4:10, 13:30-39).

iv. La cruz fue un tiempo de muerte victoriosa, un triunfo negativo. El pecado fue derrotado, pero nada positivo fue puesto en su lugar hasta la resurrección. La resurrección mostró que Jesús no sucumbió al resultado inevitable del pecado. La resurrección es prueba de Su conquista.

h. Y resucitó al tercer día: El hecho de que Jesús resucitó al tercer díaes parte del evangelio. Jesús fue un caso único. Él no lo hizo ni resucitará en alguna resurrección “general” de los muertos. En vez de eso Él resucitó al tercer día después de Su muerte. Esto también demuestra la credibilidad de Jesús, porque Él proclamó que resucitaría tres días después de Su muerte (Mateo 16:21, 17:23, 20:19).

i. Debido a la referencia de al tercer día, y porque en Mateo 12:40 Jesús se refiere a tres días y tres noches, algunos han creído necesario que Jesús pasara por lo menos 72 horas en la tumba. Esto altera la mayoría de las cronologías de la muerte y resurrección de Jesús, y es innecesario, no estar al tanto del uso de antiguas figuras del discurso. Eleazar ben Azariah (alrededor del año 100 d.C.) dijo: “Un día y una noche hacen un día completo, y una porción de un día completo es contada como un día.” Esto demuestra como en el tiempo de Jesús, la frase tres días y tres noches no significa necesariamente un periodo de 72 horas, sino un periodo que incluye por lo menos las porciones de tres días y tres noches.

ii.“De acuerdo con la estimación judía, ‘tres días’ incluirán parte del mediodía del viernes, todo el sábado, y la mañana del domingo.” (Mare)

i. Conforme a las Escrituras: Porque esta idea es tan importante, Pablo la repite dos veces en estos dos versículos. La obra de Jesús por nosotros no solo llegó de la nada; fue planeada desde toda la eternidad y descrita proféticamente en las Escrituras.

i. El plan para Su muerte está descrito en lugares como Salmos 22 e Isaías 53.

ii. El plan para Su resurrección es descrito en lugares como Oseas 6:2, Jonás 1:17, Salmos 16:10, al igual que el escenario en Génesis 22, donde Isaac, como un tipo de Cristo, es “levantado” en el tercer día de su viaje, al principio del cual Abraham había considerado a su hijo muerto.

iii. Ciertamente, el entendimiento del Antiguo Testamento de la resurrección era sombrío; muchos pasajes ven a una existencia desoladora después de la muerte (Salmos 6:5, 30:9, 39:13, 88:10-12, 115:17; Isaías 38:18, Eclesiastés 9:4-5, 10); sin embargo, hay otros pasajes de esperanza y confianza después de esta vida (Job 19:25-27; Salmos 16:9-11; 73:24).

iv. Recuerde, no obstante, que fue Jesús, no el Antiguo Testamento, el cual trajo vida e inmortalidad a la luz por medio del evangelio(2 Timoteo 1:10).

3. (1 Corintios 15:5-8) Evidencia concreta de la resurrección de Jesús.


Y que apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen. Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí.

a. Nadie vio la resurrección de Jesús en sí. Nadie estuvo presente en la tumba con Él cuando Su cuerpo se transformó en un cuerpo de resurrección.Si alguien estuviera ahí, quizás en un resplandor brillante de luz, habría visto el cuerpo muerto de Jesús transformado, y virtualmente vaporizado fuera de las telas mortuorias. Tal vez sería algo parecido a la forma en que un cuerpo fue transportado en la vieja serie Viaje a las Estrellas; las moléculas se alterarían, y la persona podría pasar a través de un objeto sólido, y re ensamblarse en una persona sólida. Sabemos que Jesús pudo hacer esto después de Su resurrección; Él pudo aparecer milagrosamente en un cuarto que tenía todas las puertas aseguradas y las ventanas cerradas. Sin embargo Él no era un fantasma; Él tenía un cuerpo real de carne y hueso.

i. A pesar de que nadie vio en sí la resurrección de Jesús, muchos vieron al Jesús resucitado. Pablo ahora llama a estos testigos de la resurrección, a establecer más allá de toda controversia que Jesús fue levantado de los muertos en un cuerpo de resurrección.

b. Y que apareció a Cefas: Jesús hizo una aparición especial de resurrección a Pedro (Lucas 24:34). No se nos dice mucho acerca de esta visita, pero podemos asumir que había una necesidad de consuelo y restauración en Pedro que Jesús suplió.

c. Y después a los doce: Esto probablemente se refiere a la primera reunión que tuvo Jesús son Sus discípulos reunidos, mencionada en Marcos 16:14, Lucas 24:36-43, y Juan 20:19-25. Esta fue la reunión donde Jesús apareció en el cuarto con las puertas y ventanas cerradas, y sopló sobre los discípulos, dándoles el Espíritu Santo.

i. Cuando Pablo escribe a los doce, él usa el término como un título figurativo. En la primera reunión del Jesús resucitado con Sus discípulos, Tomás estaba ausente y Judas se había suicidado. Pero aun eran conocidos como los doce.

ii. “Quizás el término docees usado aquí solamente para señalar la sociedad de apóstoles, quienes, aunque en este tiempo eran solo once, aun eran llamados los doce, porque este era su número original.” (Clarke)

d. La reunión de Jesús con más de quinientos hermanos a la vez no es detallada en los evangelios, pero es sugerida por Mateo 28:10, 16-17. Durante el tiempo después de Su resurrección, pero antes de Su ascensión, Jesús parecía reunirse con Sus seguidores en muchas ocasiones distintas.

i. De los cuales muchos viven aún es un testimonio convincente de la verdad de la resurrección de Jesús. Pablo está diciendo, “Ve y pregúntale a estas personas que vieron al Jesús resucitado. No hay un puñado de almas auto-engañadas; hay literalmente cientos que vieron al Jesús resucitado con sus propios ojos. Ellos saben que Jesús se levantó de la muerte.”

ii. Fueron en realidad quinientos seguidores de Jesús antes de Su ascensión, aunque en Hechos 1:15 menciona solo los 120 que estaban en el área de Jerusalén. Jesús se reunió con estos 500 seguidores en la región de Galilea. Ellos sabían que Jesús resucitó de los muertos.

iii. En ocasiones cantamos: “Tú me preguntas como sé que Él vive; Él vive, Él vive dentro de mi corazón.” Pero esa no es la mejor forma de probar que Jesús vive. Él vive porque la evidencia histórica demanda que creamos en la resurrección de Jesús. Si podemos creer cualquier cosa en la historia, podemos creer el testimonio confiable y confirmado de estos testigos oculares. Jesús se levantó de los muertos.

iv. A través de los años, ha habido muchas objeciones sugeridas de la resurrección de Jesús. Algunos dicen que Él no murió del todo, sino solo “se desmayó” en la cruz y revivió en la tumba. Otros dicen que Él murió realmente, pero Su cuerpo fue robado. Y otros sugieren que Él realmente murió, pero Sus seguidores desesperados alucinaron Su resurrección. Un entendimiento claro y simple de estas evidencias de la resurrección de Jesús destruyen todas estas teorías, y muestra que necesitan aún más fe para creer que el relato bíblico.

v. “Supongo, hermanos, que podremos ver a personas surgir, quienes dudarán si hubo hombres tales como Julio Cesar o Napoleón Bonaparte; y cuando lo hagan, – cuando toda historia confiable esté por los cielos, – entonces, solo hasta entonces, se cuestionará si Jesucristo se levantó de los muertos, porque este hecho histórico es atestiguado por más testigos que casi cualquier otro hecho que tiene registro en la historia, ya sea sagrado o profano.” (Spurgeon)

e. Después apareció a Jacobo: Este podría ser Santiago, el hermano de Jesús, quien es visto como un líder prominente en la iglesia en Hechos 15. Significativamente, en los evangelios, los hermanos de Jesús son hostiles con Él y Su misión (Juan 7:3-5). Aunque en el primer capítulo de Hechos, los hermanos de Jesús están entre los seguidores de Jesús (Hechos 1:14). ¿Qué ocurrió para cambiarlos? Ciertamente, esta reunión del Jesús resucitado con Su hermano Jacobo tuvo alguna influencia.

f. A todos los apóstoles: Se refiere a una cuantas reuniones diferentes, tal como en Juan 20:26-31, 21:1-25, Mateo 28:16-20, y Lucas 24:44-49. Pudieron haber sido muchas reuniones más, las cuales no son descritas en los evangelios. Estas reuniones fueron importantes para probarle a los discípulos que Jesús era quien dijo que era. En estas reuniones Él comió con ellos, los consoló, les mandó predicar el evangelio, y les dijo que esperaran en Jerusalén por el derramamiento del Espíritu Santo después de Su ascensión.

g. Y al último de todos… me apareció a mí: Al decir como a un abortivo, Pablo podría estar diciendo que él no tuvo un periodo de “gestación” de tres años como los otros apóstoles; él entró en escena de repente.

i. Otros creen que Pablo usa el término ektroma(que significa, “aborto, parto de niño muerto, abortivo involuntario”; habla de un abortivo con asociaciones “raras”) porque los corintios estaban muy constantemente despreciando su estatura como apóstol. Ellos los consideraban realmente como un apóstol paulus(“pequeño”), pero Pablo se gloriará en sus debilidades.

h. El testimonio acumulativo de estos testigos es irresistible. No solo vieron a Jesús después de Su muerte, sino lo vieron en una forma la cual revolucionó su fe y confianza en Él.

i. El carácter cambiado de los apóstoles, y su disposición de morir por el testimonio de la resurrección, elimina el fraude como una explicación de la tumba vacía.

ii. ¿Por qué Pablo no menciona las apariciones de Jesús a las mujeres en la tumba como evidencia de la resurrección de Jesús? Probablemente porque el testimonio de una mujer no era recibido en los tribunales de justicia. Era verdad, y era buena evidencia para los apóstoles en ese tiempo, pero no era evidencia que el mundo de esos tiempos aceptaría, porque venía de una mujer.

4. (1 Corintios 15:9-11) El testimonio de Pablo de la gracia.


Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios. Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo. Porque o sea yo o sean ellos, así predicamos, y así habéis creído.

a. Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles: Pablo sostendría fuertemente sus credenciales apostólicas, porque él sabía que tenía que ser respetado como un apóstol. Pero él no tenía el deseo de competir con otros apóstoles por el premio al “Apóstol Más Valioso”. Él felizmente diría soy el más pequeño de los apóstoles. En efecto, Pablo creía que él no era no soy digno de ser llamado apóstol.

i. Para algunos, esto sería solamente hablar sonando espiritual, lo cual mostraba más orgullo que humildad. Pero Pablo hablaba enserio. Él se consideraba a sí mismo como el más pequeño de los apóstoles porque él perseguí a la iglesia de Dios. Pablo siempre recordaba cómo había pecado contra la iglesia de Jesús. Él sabía que fue perdonado; sin embargo, él recordaba su pecado.

ii. Pablo sentía – correctamente – que sus pecados eran peores porque era responsable por la muerte, encarcelamiento, y sufrimiento de cristianos, quienes él persiguió antes que su vida fuera cambiada por Jesús (Hechos 8:3; 9:1-2, Gálatas 1:13, Filipenses 3:6, 1 Timoteo 1:15).

iii. “Este era literalmente verdad con referencia a ser elegido al último, y elegido no en el número de los doce. Sino como un apóstol extra. Cuanto dolor se producen algunos hombres para hacer contradecir a sí mismo al apóstol, al intentar mostrar que él era el mayor de todos los apóstoles, aunque él se llame a sí mismo el más pequeño!” (Clarke)

iv. Hay peores tipos de pecado; los pecados que lastiman al pueblo de Dios son especialmente graves a los ojos de Dios. ¿Eres tú culpable, ahora o en el pasado, de lastimar al pueblo de Dios? “[Dios] recuerda bromas y burlas dirigidas contra sus niños, y les ordena a los que andan en ellas que presten atención. Sería mejor que ofendieras a un rey que a uno de los niños del Señor.” (Spurgeon)

b. Por la gracia de Dios soy lo que soy: Pablo le dio a la gracia de Dios todo el crédito por el cambio en su vida. Él era un hombre cambiado, perdonado, limpiado, lleno de amor cuando antes él estaba lleno de odio. Él sabía que esto no era su propio logro, sino era la obra de la gracia de Dios en él.

i. La gracia que nos salva también nos cambia. La gracia cambió a Pablo. No puedes recibir la gracia de Dios sin ser cambiado por ella. Los cambios no vienen de una sola vez, y los cambios no están completos hasta que pasemos a la siguiente vida, pero ciertamente somos cambiados.

ii. “Puedes ver que la marca de un hijo de Dios es que por la gracia de Dios él es lo que es; ¿qué sabes acerca de la gracia de Dios? ‘Bueno, yo voy a un lugar a alabar regularmente.’ Pero ¿qué sabes acerca de la gracia de Dios ?‘Siempre he sido un hombre de bien, honesto, veraz y respetable.’ Me alegra oír eso; pero ¿qué sabes de la gracia de Dios?” (Spurgeon)

iii. “‘Por la gracia de Dios’ no solo somos lo que somos, sino permanecemos como somos. Deberíamos habernos arruinado hacer mucho, y condenado a nosotros mismos, si Cristo no nos hubiera mantenido por Su gracia todopoderosa.” (Spurgeon)

c. Y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos: Aunque la gracia hizo a Pablo lo que él era, Pablo aún trabajado con gracia, para que no fuera dada en vano.

i. Concebiblemente, si Pablo no hubiera trabajo tan duro como lo hizo, la gracia de Dios aun así le habría sido dada, pero en cierta medida habría sido dada en vano. Gracia, por definición, es dada gratuitamente. Pero como recibimos la gracia ayudará a determinar cuan efectivo es el don de la gracia.

ii. La gracia no es dada debido a las obras, pasadas, presentes o prometidas; sin embargo es dada para alentar la obra, no es que el trabajo no sea necesario. Dios no quiere que nosotros recibamos Su gracia y nos hagamos pasivos.

iii. Pablo sabía que Dios da Su gracia, nosotros trabajamos duro, y la obra de Dios es hecha. Trabajamos en compañerismo con Dios, no porque Él nos necesita, sino porque Él quiere que compartamos Su obra. Pablo entendió bien este principio, escribiendo, Porque nosotros somos colaboradores de Dios(1 Corintios 3:9).

iv. Muchos cristianos batallan en este mismo punto. ¿Se supone que Dios lo haga o que yo lo haga? La respuesta es, “¡Sí!” Dios lo hace y nosotros lo hacemos. Confíe en Dios, apóyese en Él, y luego ¡vaya a trabajar y trabaje tan duro como pueda!Así es como vemos la obra de Dios cumplida.

v. Si descuido mi fin del compañerismo, la gracia de Dios no cumple todo lo que podría, y por lo tanto es dada en vano. Luego, en2 Corintios 6:1, Pablo ruega que nosotros no recibamos la gracia de Dios en vano: Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios.

d. Antes he trabajado más que todos ellos: Pablo se está comparando aquí con los otros apóstoles. Él no tiene pena de decir que trabajo más duro que cualquiera de los otros apóstoles. Esto no es para decir que los otros apóstoles eran flojos (a pesar de que algunos de ellos pudieron haberlo sido), pero Pablo era alguien excepcionalmente trabajador.

e. Pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo: Paul era lo suficientemente honesto para saber y decir que él trabajó duro. Él era también lo suficientemente humilde para saber que incluso su trabajo duro era la obra de la gracia de Dios en él.

i. Si le preguntarás a Pablo, “¿trabajas duro como apóstol?” Él no respondería a eso con espiritualidad falsa, “Oh no, yo no hago nada. Todo es el trabajo de la gracia de Dios.” Pablo diría, “Puedes apostar que trabajo duro. En efecto, trabajo más duro que cualquier otro apóstol.” Pero entonces el no habitaría en ello, sino simplemente tendría el conocimiento interno de que todo era la obra de la gracia de Dios en él.

d. Porque o sea yo o sean ellos, así predicamos, y así habéis creído: Ya sea Pablo o alguno de los otros apóstoles trajera el mensaje, el resultado fue el mismo. Ellos predicaron la resurrección de Jesús, y los cristianos primitivos creyeron la resurrección de Jesús.

i. El verbo predicamos está en el tiempo presente continuo; Pablo está diciendo que él y los otros apóstoles habitualmentepredican este mensaje.

B. La relevancia de la resurrección de Jesús.

1. (1 Corintios 15:12-13) La resurrección de Jesús prueba que hay una resurrección.


Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó.

a. ¿Por qué Pablo probó tan cuidadosamente la resurrección de Jesús? No fue porque los cristianos corintios creían que Jesús no resucitó de los muertos. En efecto, él lo hace claro en 1 Corintios 15:11 que ellos lo creyeron: así predicamos, y así habéis creído. Entonces ¿Por qué era tan importante?

i. Los cristianos de Corinto no estaban negando la resurrección de Jesús; ellos estaban negando nuestra resurrección. Ellos fueron influenciados ya sea por la filosofía griega (la cual consideraba la resurrección indeseable, considerando el estado de “espíritu puro” superior), o por el pensamiento de los Saduceos (quienes creían el mundo más allá como una ilusión). La conclusión es que los corintios cristianos creyeron que vivíamos para siempre, pero no en cuerpos resucitados.

ii. Recuerda que la resurrección no es solamente vida después de la muerte. Es la continuación de la vida después de la muerte en cuerpos glorificados, los cuales son nuestros cuerpos presentes en un estado glorificado.

b. ¿Cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? Los cristianos corintios solo no estaban pensando cuidadosamente. Algunos de ellos estaban negando la realidad de la resurrección, mientras creían en un Jesús resucitado. Pablo muestra como la resurrección de Jesús no solo prueba Su propia resurrección, sino que prueba el principio de resurrección.

c. Si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó: Si estos pocos corintios estaban en lo cierto acerca de la resurrección, entonces ¡Jesús aún estaba muerto!

2. (1 Corintios 15:14-19) ¿Qué tal si no hay resurrección?


Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres.

a. Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación: Si no hay resurrección, entonces Jesús no resucitó, y Pablo y los otros apóstoles han estado predicando en vano. No hay un Jesús real, resucitado a quien ellos están sirviendo.

b. Peor, si Cristo no resucitó, entonces somos hallados falsos testigos de Dios. Si no hay principio de resurrección, y si Jesús no resucitó de los muertos, entonces los apóstoles son mentirosos.

c. Aun peor, si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados.Si no hay principio de resurrección, entonces Jesús no se levantó de los muertos. Si Jesús no se levantó de los muertos, entonces la muerte tiene poder sobre Él y lo ha derrotado. Si la muerte tiene poder sobre Jesús, Él no es Dios. Si Jesús no es Dios, Él no puede ofrecer un sacrificio completo por nuestros pecados. Si Jesús no puede ofrecer un sacrificio completo por los pecados, mis pecados no están del todo pagados delante de Dios. Si mis pecados no están completamente pagados delante de Dios, entonces ¡aún estoy en mis pecados! Si Jesús no fue levantado, Él es incapaz de salvar.

d. Aun peor, si Cristo no resucitó, entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si no hay un principio de resurrección, entonces los muertos en Cristo se fueron para siempre.

e. Lo peor de todo, si Cristo no resucitó, entonces en esta vida solamente esperamos en Cristo, y nosotros somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres. Si no hay principio de resurrección, entonces ¡toda la vida cristiana es una broma lamentable! Si no tenemos algo más allá de esta vida por perseguir, ¿Por qué molestarse con los problemas de ser un cristiano?

i. Es cierto que ser cristiano resuelve muchos problemas; pero también trae muchos otros. Pablo, (como el predicador en el libro de Eclesiastés) vio poco valor final en la vida si solo hay esta vida para vivir.

ii. Es verdad que conocer a Jesús y amar a Jesús puede hacer mejor esta vida. Pero en ocasiones hará peor nuestra vida. Podemos apreciar algunas de las dificultades con las que vivió Pablo, cuando entendemos lo que Pablo quiso decir cuando escribió,“ Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres.” Entonces entendemos que vida tan difícil vivió Pablo.Pablo pensaba, “con todo lo que he soportado por Jesucristo, si no hay una resurrección y una recompensa celestial más allá de esta vida, soy un tonto para ser compadecido.” ¿Podemos, en nuestros tiempos súper-cómodos, decir lo mismo? Trapp dice que Pablo puede escribir esto “Porque nadie fuera del infierno ha sufrido jamás más que lo que han sufrido los santos.”

iii. Pablo solo aplica este principio a cristianos. Él escribe, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres. Para el incrédulo, esta vida le da cualquier posibilidad de placer, y cualquier felicidad que puedan encontrar ahora es toda la felicidad que conocerán. ¡Cuán diferente para el cristiano!

f. Ve ¡cuán importante es la resurrección! Esta no es una doctrina alterna, para ser creída si a alguien le gusta. Si no crees que Jesucristo resucitó de los muertos en un cuerpo de resurrección de la forma que dice la Biblia que Él lo hizo, no tienes ningún derecho de llamarte un cristiano. Esta es una de las doctrinas esenciales de la fe cristiana.

i. “Todo depende de nuestra retención de un control firme sobre esta doctrina en particular; porque si este uno se tambalea y ya no cuenta, todos los otros perderán su valor y validez.” (Martin Lutero)

ii. “Si Jesús resucitó, entonces este evangelio es lo que profesa ser; si Él no resucitó de los muertos, entonces es todo un engaño e ilusión.” (Spurgeon)

g. Cuando sabes que está basado en la resurrección, sabes por qué si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres.

i. La divinidad de Jesús se basa en la resurrección de Jesús (Romanos 1:4).

ii. La soberanía de Jesús se basa en la resurrección de Jesús (Romanos 14:9).

iii. Nuestra justificación se basa en la resurrección de Jesús (Romanos 4:25).

iv. Nuestra regeneración se basa en la resurrección de Jesús (1 Pedro 1:3).

v. Nuestra resurrección final descansa en la resurrección de Jesús (Romanos 8:11).

vi. “El hecho es, que el hilo plateado de la resurrección corre a través de todas las bendiciones, de la regeneración en adelante a nuestra gloria eterna, y las une.” (Spurgeon)

3. (1 Corintios 15:20-23) La resurrección de Jesús fue la primicia de nuestra resurrección.


Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.

a. Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos: En la parte anterior del capítulo, Pablo ha demostrado más allá de las dudas que Jesús resucitó de los muertos, y la importancia del hecho de Su resurrección. Aquí, él simplemente establece el hecho: ahora Cristo ha resucitado de los muertos.

b. Primicias de los que durmieron es hecho: Primiciases la palabra griega aparche. En la Septuaginta, esta palabra es usada para la ofrenda de las primicias y en el uso secular la palabra era usada para una cuota de entrada.

i. Jesús fue las primicias de nuestra resurrección en ambos sentidos. En el Antiguo Testamento, la ofrenda de las primicias traía una gavilla de grano para representar y anticipar el resto de la cosecha (Levítico 23:9-14). La resurrección de Jesús representa nuestra resurrección, porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección(Romanos 6:5). La resurrección de Jesús también anticipa nuestra resurrección, porque seremos levantados con un cuerpo como el de Él. “Como en las primicias ofrecidas a Dios, a los judíos se les aseguraba la bendición de Dios en toda la cosecha; por lo tanto por medio de la resurrección de Cristo, nuestra resurrección es asegurada.” (Trapp)

ii. La Fiesta de las Primicias se llevaba a cabo el día después del sábado seguido de la Pascua (Levítico 23:9-14). Es significativo que Jesús resucitó de los muertos el día exacto de la Fiesta de las Primicias, el día después del sábado seguido de la Pascua.

iii. La ofrenda en la Fiesta de las Primicias era una ofrenda sin sangre (Levítico 2). Ningún sacrificio expiatorio era necesario, ya que el cordero de la Pascua había sido sacrificado. Esto corresponde perfectamente con la resurrección de Jesús, porque Su muerte terminó con la necesidad de sacrificio, habiendo provisto una expiación perfecta y completa.

iv. La resurrección de Jesús también es las primicias de nuestra resurrección en el sentido de que Él es nuestra “cuota de entrada” a la resurrección. ¡Jesús pagó nuestra admisión a la resurrección!

c. La muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos: Aquí, Pablo comunica las mismas ideas que se encuentran en Romanos 5:12-21. Adán ( por un hombre) es una “cabeza” de la raza humana, y toda la humanidad fue puesta bajo muerte por Adán. El segundo Adán, Jesucristo ( por un hombre) es la otra cabeza de la raza humana, y Jesús trae resurrección a todos los que están “bajo” Su liderazgo.

i. “Los hombres admiran al hombre que es el primero en descubrir un país nuevo…Oh, entonces, cántenlo en canciones, que suene con trompetas hasta los confines de la tierra – Cristo es el primero que regresó de las fauces de la muerte para hablar de la inmortalidad y la luz.” (Spurgeon)

d. En Cristo todos serán vivificados: ¿Esto significa que todos son resucitados? Sí y no. Todos serán resucitados en el sentido de que recibirán un cuerpo de resurrección, y vivirán para siempre. Jesús claramente habló de tanto la resurrección de vida y la resurrección de condenación (Juan 5:29). Por tanto, todos son resucitados, pero no todos recibirán la resurrección de vida. Algunos recibirán la resurrección de condenación, y vivirán para siempre en un cuerpo resucitado en el infierno.

i. “Pero aunque este texto no prueba la resurrección en general, (siendo solo la intención de los creyentes, que son miembros de Cristo,) no obstante no se opone. Pero el todo aquí mencionado no es más que todos los creyentes, aparece no solo desde el término en Cristo en este versículo, sino de todo el discurso siguiente; el cual solo es concerniente a la resurrección de los creyentes a la vida, no de los malvados para condenación eterna.” (Poole)

e. Cada uno en su debido orden: Sería extraño, e inapropiado, para nosotros recibir resurrección antes que Jesús. Por lo tanto, Él recibe la resurrección primero como las primicias, y luego nosotros la recibimos luego…en su venida.

i. La venida de Jesús descrita aquí usa la palabra griega parousia. Esta palabra puede significar simplemente la presencia de una persona (como en Filipenses 2:12, no como en mi presencia solamente). Pero cuando es usada acerca de Jesús, tiene una referencia especial a Su Segunda Venida (como en Mateo 24:27).

ii. Si Jesús es las primicias de nuestra resurrección, ¿eso significa que Él fue el primero resucitado de los muertos? ¿Qué hay del hijo de la viuda en tiempos de Elías (1 Reyes 17:17-24) y Lázaro (Juan 11:38-44) y Eutico (Hechos 20:7-12), entre otros? Cada uno de ellos fue resucitado de la muerte, pero ninguno resucitó. Cada uno de ellos fue resucitado en el mismo cuerpo que murieron, y fueron resucitados de los muertos para eventualmente morir de nuevo. La resurrección no es solo vivir otra vez; es vivir en un nuevo cuerpo, basado en nuestro viejo cuerpo, perfectamente adecuado para la vida en la eternidad. Jesús no fue el primero en ser traído de los muertos, pero Él fue el primero que resucitó.

4. (1 Corintios 15:24-28) La resurrección de Jesús lleva a la resolución de todas las cosas.


Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.

a. Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre. En Efesios 1:10, Pablo revela el propósito eterno de Dios en la historia: de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra – en Él. Pablo escribió de la “reunión” de todas las cosas en Jesús, o del “resumen” de todas las cosas en Él. Aquí, en 1 Corintios, él espera el tiempo cuando todas las cosas son resueltas en Jesucristo y Él presente todo a Dios el Padre, dando gloria al Dios que fue el autor de este plan eterno de los siglos.

b. Cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia: Por ahora, Dios ha permitido una medida de dominioy autoridad y potencia a los hombres, a satanás, e incluso a la muerte. Pero todo eso es temporal. Jesús tomará Su lugar legítimo como el bendito y único Soberano , el Rey de reyes y Señor de señores(1 Timoteo 6:15). Después de la resurrección, Dios finalmente resolverá toda la historia de acuerdo con Su voluntad.

i. “Al levantar a Cristo de los muertos Dios ha puesto en movimiento una serie de eventos que debe culminar en la destrucción final de la muerte y por lo tanto una vez más en ser Dios, como en la eternidad en el pasado, ‘todo en todos.’” (Fee)

c. Él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies: Pablo aquí se refiere al reinado del 1,000 años de Jesús descrito en Apocalipsis 20:1-6. Después de ese tiempo, habrá una rebelión final, inspirada por satanás (Apocalipsis 20:7-10), la cual Jesús destruirá y finalmente y para siempre puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.

i. La expresión debajo de sus pieses una figura del Antiguo Testamento para “conquista total.” (Mare)

d. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte: La muerte estará presente durante el reino milenial de Jesús (Apocalipsis 20:9; Isaías 65:20). Pero después, la muerte será abolida. Verdaderamente es el postrer enemigo que será destruido.

i. Pablo nos recuerda algo importante: la muerte es un enemigo. Cuando Jesús vino a la tumba de Lázaro, Él se estremeció en espíritu y se conmovió, y Jesús lloró (Juan 11:33, 35). ¿Por qué? No simplemente porque Lázaro estaba muerto, porque Jesús lo resucitaría pronto. En lugar de ello, Jesús estaba turbado por la muerte misma. Era un enemigo. Hoy, a algunos se les dice que abracen la muerte como un amigo, pero eso no es un pensamiento bíblico.La muertes es un enemigo derrotado por la obra de Jesús, un enemigo que un día será destruido, y por lo tanto un enemigo que no debemos temer. Pero la muerte es un enemigo no obstante.

ii. La destrucción de la muerte fue mostrada en la resurrección de Jesús, cuando se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.(Mateo 27:52-53). “Cuando en la resurrección del Redentor muchos de los santos se levantaron y salieron de sus tumbas y entraron en la ciudad santa entonces el Señor crucificado fue proclamado victorioso sobre la muerte y la tumba…estos no fueron sino enfrentamientos preliminares y meros presagios de la gran victoria por la cual la muerte fue derrocada.” (Spurgeon)

iii. Si la muerte está destruida, ¿Por qué los cristianos mueren? “Desde que Jesús murió la muerte no es una imposición penal sobre los hijos de Dios: como tal él la abolió, y no puede ser aplicada. ¿Entonces por qué mueren los santos? Por qué, porque sus cuerpos deben ser cambiados para que puedan entrar en el cielo…Los santos no mueren ahora, sino se disuelven y se van.” (Spurgeon)

iv. “La muerte no es el peor de los enemigos; la muerte es un enemigo, pero es mucho más preferible al resto de nuestros otros adversarios. Sería mejor morir mil veces que pecar. El ser probado por la muerte no es nada comparado a ser tentado por el diablo. Los meros dolores físicos conectados con la descomposición son pequeñeces comparados con el espantoso dolor que es causado por el pecado y la carga que causa un sentimiento de culpa al alma.” (Spurgeon)

v. “Nótese, que la muerte es el último enemigo para cada individuo cristianos y el último en ser destruido…Hermano, no cuestione el orden designado, sino deje que lo último sea lo último. Yo conocí a un hermano que quería vencer a la muerte mucho antes de morir. Pero, hermano, tu no quieres gracia de morir sino hasta que el momento de morir. ¿Cuál sería el beneficio de la gracia de morir mientras estás vivo? Un bote solo será necesario cuando llegues a un rio. Pide gracia viva, y glorificar a Cristo de esta manera, y entonces tú tendrás gracia de morir cuando el tiempo de morir llegue.” (Spurgeon)

e. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas.: Pablo nos recuerda que el Hijo no será algún día superior al Padre. La relación de Padre a Hijo será eterna: el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él.

i. Aquellos que niegan la deidad de Jesús dicen que este versículo prueba su punto. Ellos toman la sumisión de Dios el Hijo como “prueba” de que Él no debe ser igual en deidad a Dios el Padre. Pero la sumisión de Jesús al Padre no viene de ninguna inferioridad inherente. En lugar de eso, viene de un orden administrativo de la Trinidad. Un Hijo siempre está en sumisión a Su Padre, incluso si ambos son “iguales” en sustancia.

ii. “El hijo de un rey puede ser igual a su padre en cada atributo de su naturaleza, aunque oficialmente inferior. Así que el eterno Hijo de Dios puede ser co-igual con el Padre, aunque oficialmente subordinado.” (Hodge)

iii. “La sujeción del Hijo al su Padre, la cual es mencionada en este lugar, en ninguna parte prueba su inequidad de esencia o poder con su Padre; solo significa lo dicho antes, que Cristo debería entregar su reino mediador a su Padre.” (Poole)

iv. Puesto de manera simple, Dios el Padre siempre será Dios el Padre, y Dios el Hijo siempre será Dios el Hijo, y por la eternidad ellos continuarán relacionándose mutuamente como Padre e Hijo.

f. Para que Dios sea todo en todos: Aquí, pablo hace referencia al deseo de Dios el Hijo de glorificar a Dios el Padre por toda la eternidad. Importantemente, cada persona de la Trinidad desea glorificar a otra persona de la Trinidad. El Hijo glorifica al Padre (Juan 17:4), el Padre glorifica al Hijo (Juan 17:5), y el Espíritu Santo glorifica al Hijo (Juan 16:14). Este aspecto de la naturaleza de Dios es algo en lo que Dios quiere que andemos, teniendo una preocupación por la gloria de los demás, y no la nuestra (Filipenses 2:3-4).

5. (1 Corintios 15:29-32) Más razones para creer en el principio de resurrección.


De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por qué, pues, se bautizan por los muertos? ¿Y por qué nosotros peligramos a toda hora? Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero. Si como hombre batallé en Éfeso contra fieras, ¿qué me aprovecha? Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos.

a. De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Qué era ser bautizado por los muertos? Es un pasaje misterioso, y ha habido más de treinta intentos diferentes de interpretarlo.

i. El significado claro del lenguaje original es que algunas personas están siendo bautizadas a nombre de aquellos que han muerto. El punto de pablo es “Si no hay resurrección, ¿Por qué están haciendo esto? ¿Cuál es el punto si no hay vida después de la muerte?”

ii. Significativamente, Pablo no dice, “bautizamos por los muertos,” sino pregunta qué harán los que se bautizan por los muertos, y ¿Por qué, pues, se bautizan por los muertos? Por lo tanto, Pablo se está refiriendo a una costumbre pagana de bautismo vicario por los muertos. “Pablo simplemente menciona la costumbre supersticiosa sin aprobarla y la usa para fortificar su argumento de que hay una resurrección de los muertos.” (Mare)

iii. Pablo ciertamente no aprueba la práctica; él solamente dice que si no hay resurrección, ¿Por qué tiene lugar esa costumbre? La práctica mormona del bautismo por los muertos no es ni bíblica ni adecuada.

iv. El punto de Pablo es claro: “Incluso los paganos creen en la resurrección porque se bautizan por los muertos. Los paganos tiene el sentido de creer en la resurrección, pero ¡algunos de ustedes corintios cristianos no!”

v. Clarke dijo sobre este versículo, “Este es ciertamente uno de los versículos más difíciles del Nuevo Testamento; porque, a pesar de que los más grande y sabios hombres han laborado para explicarlo, hasta este momento hay tantas interpretaciones diferentes de ello como hay de intérpretes.”

b. ¿Y por qué nosotros peligramos a toda hora?Si no hubiera resurrección, ¿Por qué Pablo pone su vida en juego por el evangelio? La forma en que Pablo vivió su vida con todo por el evangelio era la evidencia de la verdad de la resurrección.

i. La mayoría de nosotros estamos tan preocupados por vivir vidas cómodas en la tierra que nuestras vidas no dan evidencia de la resurrección. Pablo vivió una vida cristiana tan comprometida, la gente podría verlo y decir, “No hay forma que él pudiera vivir así a menos que hubiera una recompensa esperándoles en el cielo.”

c. Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero: Pablo se jactará un poco aquí. Su jactancia es tanto en vosotros(esto es, en los cristianos corintios) y en Jesucristo. ¿De qué se jactará Pablo? De que él muere diario.

i. Vincent acerca de cada día muero: “Mi vida está en constante peligro.” La vida de Pablo fue vivida tan al límite por Jesucristo que él podría decir cada día muero. Su vida estuvo siempre en la línea; siempre había gente para matarlo. Un ejemplo de esto está en Hechos 23:12-13, cuando más de cuarenta hombres hicieron un voto de que no comerían ni beberían hasta que hubieran matado a Pablo. Con enemigos como esos, no hay duda que Pablo podía decir, ¡ cada día muero! Y ¡esta es su jactancia!

ii. Es importante entender que cuando Pablo dice, cada día muero, él no está hablando de la identificación espiritual que tiene con la muerte de Jesús. Él no está hablando del poner a morir la carne espiritualmente. Él está escribiendo del peligro constante a su vida física. Es importante y útil para un cristianos considerarse a sí mismos muertos al pecado diariamente con Jesucristo (como en Romanos 6:11, Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro). Pero usar esta afirmación cada día muero para apoyar esa verdad es incorrecto, porque en contexto Pablo está escribiendo acerca del peligro de su vida física.

iii. ¿Cómo podemos morir diariamente? Spurgeon dice cómo en un sermón titulado Muriendo Diario.

1. Primero, al considerar cuidadosamente todos los días la certeza de la muerte.

2. Segundo, poner tu alma, por fe, a través de todo el proceso de la muerte.

3. Tercero, agarre este mundo con la mano floja.

4. Cuarto, pruebe seriamente su esperanza y experiencia cada día.

5. Después, venga cada día, como lo hizo en su conversión, a la cruz de Jesús, como un pobre pecador culpable.

6. Sexto, viva de tal forma que no estés avergonzado de morir en cualquier momento.

7. Finalmente, tener todos sus asuntos en orden para que esté listo para morir.

d. Batallé en Éfeso contra fieras: El libro de Hechos no registra un caso donde Pablo enfrentó animales salvajes en una arena. Puede que simplemente no se haya registrado, o Pablo podría estar usando el término fieras figuradamente, refiriéndose a sus oponentes humanos salvajes y violentos (como se enfrentó en Éfeso en Hechos 19:21-41).

i. Pablo enfrentó todo esto por causa de la resurrección de los muertos, tanto la resurrección de Jesús y del creyente. Aunque en el tiempo de escribir 1 Corintios aún era futuro, el arresto completo de Pablo, encarcelamiento, y viaje a Roma como hecho por causa de la resurrección de los muertos (Hechos 23:6, 24:15 y 21).

e. Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos. La tercera prueba de Pablo para la resurrección en esta sección es también convincente. Si no hay resurrección, entonces no hay un juicio futuro para considerar. Entonces la vida es vivida solo “bajo el sol,” como es considerado en Eclesiastés.

i. Los antiguos egipcios, al final de un gran banquete, a menudo escoltarían una imagen de madera de un hombre en un ataúd alrededor de las mesas, diciéndole a la gente que tuvieran un buen tiempo ahora, porque estarás muerto más pronto de lo que crees. Si no hay resurrección, ni un juicio futuro, entonces podemos tener el mejor tiempo posible ahora mism…Pablo era un tonto por ponerse en tal incomodidad y peligro por causa del evangelio.

6. (1 Corintios 15:33-34) Conocer la verdad acerca de nuestra resurrección debería afectar la forma en que vivimos.


No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo.

a. No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres ¿De dónde sacaron sus ideas extrañas los cristianos de Corinto acerca de la resurrección, ideas que Pablo ha estado corrigiendo en este capítulo? Ellos tuvieron este mal pensamiento por asociarse con judíos que no creían en la resurrección (tales como los Saduceos) o por asociarse con paganos, tipos de filosofía griega, quienes no creían en la resurrección (Hechos 17:31-32). Era suficientemente malo que estas asociaciones hubieran afectado su pensar sobre un asunto importante como la resurrección, pero esta mala conversación podría corromper aún más.

i. Esto habla de la necesidad vital descrita en Romanos 12:2: No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.Los corintios, por mantener sus malas conversaciones, estaban siendo conformados a este siglo, y necesitaban ser transformados por medio de la renovación de su entendimiento. Los cristianos deben dejar que la Palabra de Dios sea su guía para pensar, no las malas conversaciones de este mundo.

ii. A lo largo de mucho en este libro, Pablo ha tratado con los problemas de moral de los corintios: envidia, orgullo, inmoralidad, avaricia, irreverencia, y egoísmo. ¿Cuánto más de esto ha entrado por causa de mantener sus malas conversaciones? Su problema con la resurrección era un indicador también de la fuente de sus problemas de moral.

b. Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres: Esta no es una cita del Antiguo Testamento, o incluso de las palabras de Jesús. Pablo cita de una obra antigua secular de comedia, Thais, escrita por Menandro. Menandro, aunque era un pagano, estaba diciendo la verdad y Pablo (más propiamente, el ¡Espíritu Santo!) no tuvo problema en citar a un pagano que dijo la verdad en un punto en particular.

c. Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios: Para un cristiano resistir el proceso de transformación de Dios por medio de la renovación de nuestras mentes es descuidar el conocimiento de Dios. Permanecer voluntariamente ignorantes de la verdad es sin.

C. La naturaleza del cuerpo resucitado.

1. (1 Corintios 15:35) ¿Cuál es la naturaleza del cuerpo resucitado?


Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué cuerpo vendrán?

a. Dirá alguno: Pablo presenta lo que podría ya ser una pregunta honesta, o una pregunta tonta, dependiendo de cómo es preguntada.

b. ¿Cómo resucitarán los muertos? Esta es una pregunta que Pablo no contesta en realidad en los siguientes versículos, porque la respuesta es obvia. Dios resucita los muertos. Como Pablo dijo a Agripa en Hechos 26:8, ¿Se juzga entre vosotros cosa increíble que Dios resucite a los muertos?

c. ¿Con qué cuerpo vendrán? Esta podría ser una pregunta necia (Necio, 1 Corintios 15:36), pero es una pregunta que Pablo responderá.

2. (1 Corintios 15:36-38) La analogía de la semilla.


Necio, lo que tú siembras no se vivifica, si no muere antes. Y lo que siembras no es el cuerpo que ha de salir, sino el grano desnudo, ya sea de trigo o de otro grano; pero Dios le da el cuerpo como él quiso…cada semilla su propio cuerpo.

a. Necio: En el griego literal, es aún más fuerte: ¡ Necios! “Un nudo fuerte debe tener una cuña dura, un corazón muerto una reprobación impactante.” (Trapp)

b. Lo que tú siembras: Aquí, Pablo dice que nuestros cuerpos son como “semillas” las cuales “crecen” en cuerpos de resurrección. Cuando se entierra el cuerpo de un creyente, estás “sembrando” una “semilla” la cual saldrá de la tierra como un cuerpo de resurrección.

i. “Verdaderamente nunca es un sonido agradable, ese traqueteo del lodo sobre la tapa del ataúd, ‘Tierra a la tierra, polvo al polvo, cenizas a las cenizas,’ ni para el agricultor, por su propio bien, sería muy placentero poner su grano en la tierra fría aburrida; sin embargo no creo que ningún granjero llora cuando siembre su semilla.” (Spurgeon)

ii. “Queridos amigos, si tal es la muerte – si es nada más que una siembra, hay que hacerlo todo con tristeza sin fe, desesperanza, descortés…‘Nuestro círculo familiar ha sido roto,’ dices tú. Sí, pero solo roto para que pueda ser re formado. Tú has perdido a un amigo querido: sí, pero solo perdió a ese amigo para que pueda encontrarlo de nuevo, y encontrar más que perdió. Ellos no están perdidos; están sembrados.” (Spurgeon)

c. Y lo que siembras no es el cuerpo que ha de salir…pero Dios le da el cuerpo como él quiso…cada semilla su propio cuerpo: Cuando plantas una semilla de trigo, no sale una semilla de trigo grande. En vez de eso, sale una planta de trigo. Así que, a pesar de que nuestros cuerpos de resurrección vienen de nuestros cuerpos presentes, no deberíamos esperar que sean los mismos cuerpos o solamente cuerpos “mejorados”.

i. Algunos se burlan de la idea de la resurrección. Dicen, “Aquí está el cuerpo de un cristiano, acostado en una tumba sin ataúd. Los átomos en el cuerpo son absorbidos por el pasto y comidos por un buey, y el buey es sacrificado y otro hombre come la carne y toma el átomo en su cuerpo. ¿A dónde va ese átomo en la resurrección?” Pero Dios no necesita cada átomo del cuerpo de un hombre para hacer un cuerpo de resurrección. Ya que cada célula de mi cuerpo contiene un mapa de ADN para hacer un cuerpo nuevo completo, Dios sin lugar a dudas puede tomar un átomo de mi cuerpo muerto y hacer un glorioso cuerpo de resurrección a partir de ese viejo modelo.

3. (1 Corintios 15:39-41) La analogía de cuerpos vivos y celestiales.


No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la de los hombres, otra carne la de las bestias, otra la de los peces, y otra la de las aves. Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrenales. Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria.

a. No toda carne es la misma carne: Hay de todo tipo de “cuerpos” diferentes en la creación de Dios. Pero también hay cuerpos celestiales. Nuestro cuerpo de resurrección será uno cuerpo (celestial) celeste, adecuado para la vida en el cielo, no solo la vida en esta tierra.

b. No toda carne es la misma carne explica porque los animales no se levantan en la resurrección. “La carne del hombre es informada por un alma racional e inmortal, no así la carne de otras criaturas: y por lo tanto la diferencia.” (Trapp)

c. Hay diferentes cuerpo o estructuras en el universo ( so…. lun…. estrellas), y cada una es creada con su propia gloria, y es adecuada para su ambiente y necesidades particulares. Mientras que nuestros cuerpos presentes están adaptados para el ambiente del tiempo y la tierra, nuestros cuerpos de resurrección serán adaptados para el ambiente de la eternidad y del cielo.

d. Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria: Algunos toman esto para decir que habrá diferentes grados de gloria para los creyentes en el cielo. “Ya sea que haya grados de gloria, lo que parece probable, ciertamente lo sabremos, cuando lleguemos al cielo.” (Trapp)

4. (1 Corintios 15:42-44) Comparación de los dos tipos de cuerpos.


Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción. Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder. Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual.

a. Pablo da cuatro contrastes entre nuestro cuerpo presente y nuestro futuro cuerpo de resurrección: corruptible contra incorruptible, deshonra contra gloria, debilidad contra poder, y natural contra espiritual. En todos los sentidos, ¡el cuerpo resucitado gana!

i. Incorrupción triunfa sobre la corrupción

ii. Gloria triunfa sobre la deshonra

iii. Poder triunfa sobre la debilidad

iv. Espiritual triunfa sobre lo animal

b. Resucitará en incorrupción…resucitará en gloria…resucitará en poder: ¡Nuestro cuerpo de resurrección será glorioso!

i. “No hay nada más desagradable, sin atractivo, y repugnante que un cuerpo muerto; pero eso no será así cuando sea levantado de nuevo, entonces será un cuerpo hermoso y apuesto. Nos levantaremos en una edad plena y perfecta, (como se cree generalmente,) y sin aquellos defectos y deformidades que pueden hacer que nuestros cuerpos parezcan desagradables.” (Poole)

ii. “Tres destellos de la gloria del cuerpo se han visto, en el rostro de Moisés, en la transfiguración de Cristo, y en el semblante de Esteban.” (Trapp)

iii. “La resurrección curará todas las enfermedades. En Straford-le-Bow fueron quemados en los días de la Reyna Mary, en una estaca, un cojo y un ciego. El cojo después de ser encadenado, arrojando su muleta, ordenó al ciego ten ánimo, porque la muerte los curaría a ambos; y por lo tanto ellos sufrieron pacientemente.” (Trapp)

iv. “Lutero dijo que el cuerpo se moverá arriba y abajo como el pensamiento. Agustino dijo, se trasladarán a cualquier lugar que deseen, tan pronto como lo deseen…Ya sea que tengan ese poder como para arrojar las montañas más grandes como una pelota, sí, para sacudir la tierra entera, a su placer, como Anselmo y Lutero piensan, no tengo nada que decir.” (Trapp)

v. “Los justos son puestos en sus tumbas todos cansados y desgastados; pero no resucitarán como tal. Ellos van allá con el ceño fruncido, las mejillas ahuecadas, la piel arrugada; despertarán en belleza y gloria.” (Spurgeon)

5. (1 Corintios 15:45-49) Los dos Adanes y sus cuerpos.


Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual. El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo. Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales. Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.

a. El primer hombre perfecto, Adán, nos dio un tipo de cuerpo; el segundo hombre perfecto (Jesús, el postrer Adán) puede darnos otro tipo de cuerpo. Él es un espíritu vivificante.

b. Todos hemos llevado la imagen del primer Adán, y aquellos que ponen su confianza en el postrer Adán también llevarán Su imagen de resurrección. Del primer Adán, todos somos terrenales, pero del postrer Adánpodemos ser hechos celestiales. Para los creyentes, la promesa es segura: traeremos también la imagen del celestial.

i. Filipenses 3:21 repite el tema de Pablo: el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

c. Ya que nosotros traeremos también la imagen del celestial, el mejor ejemplo que tenemos de cómo será un cuerpo de resurrección es ver como fue el cuerpo de resurrección de Jesús.

i. Era material y podía comer (Lucas 24:39-43), sin embargo no estaba atado por las leyes de la naturaleza (Lucas 24:31; 36-37).

6. (1 Corintios 15:50-53) La necesidad de la resurrección.


Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.

a. Carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios: Pablo no está diciendo, “las cosas materiales no pueden heredar el reino de Dios,” porque el cuerpo resucitado de Jesús fue un cuerpo material. Carne y la sangre, en este contexto, significa “nuestros cuerpos presentes.” El cuerpo resucitado de Jesús no era algún cuerpo “espíritu puro”, sino un cuerpo material descrito como carne y hueso(Lucas 24:39) en lugar de carne y la sangre. Esto parece ser una pequeña distinción para nosotros, pero debe ser una distinción importante para Dios.

b. Ni la corrupción hereda la incorrupción: La palabra corrupción no significa corrupción moral o ética, sino corrupción física, material. Estos cuerpos que están sujetos a enfermedad, dolencias, heridas, y algún día decadencia, son inadecuados para el cielo. Corrupciónno puede heredar incorrupción.

c. Os digo un misterio: Un misterio es simplemente una cosa que debe ser entendida por percepción espiritual, en lugar de percepción meramente humana. Pablo les dirá a los cristianos corintios algo que no podrían saber por razonamiento o investigación. Ellos no podrían saber esto a menos que Dios se los revelara.

d. No todos dormiremos; pero todos seremos transformados: Puesto que el dormir es una forma más suave de describir la muerte de un creyente, Pablo está diciendo no todos los cristianos morirán, sino que habrá una “generación final” quienes serán transformados en cuerpos resucitados al regreso de Jesús antes que ellos siquiera enfrenten la muerte.

i. ¿El que no todos dormiremos; pero todos seremos transformados significa que Pablo predijo que Jesús vendría en su vida? Barclay dice que sí, y simplemente señala que Pablo estaba totalmente equivocado aquí. Pero Hodge reconoce que Pablo no se estaba refiriendo necesariamente a solamente los creyentes de su tiempo con todos; es una palabra que propiamente abarca todos los creyentes, a lo largo de todos los tiempo. En segundo lugar, era correcto y apropiado para Pablo vivir como si la venida de Jesús fuera inminente, a pesar de que él en efecto no sabía cuándo regresaría Jesús. Al escribir las Escrituras, Pablo fue infalible, mas no omnisciente.

ii. “El hecho claro es que Pablo no sabía cuándo tendrían lugar estos eventos, y en ninguna parte el afirma saberlo. Así que cuando él dice nosotros él quiere decir ‘nosotros creyentes.’” (Morris)

e. En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta…los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados: En un instante, Jesús reunirá a Su pueblo (tanto muertos y en la tierra) a Él mismo, para resurrección.

i. Pablo expresa la misma idea otra vez en 1 Tesalonicenses 4:15-18. Esta reunión extraordinaria, instantánea, de los cristianos a Jesús en las nubes que se ha llamado el rapto, tras la palabra del latín para arrebatados en 1 Tesalonicenses 4:15-18.

ii. Llegará un día, cuando en el plan eterno de Dios, Él le dé a aquellos muertos en el Señor sus cuerpos de resurrección, y luego en un instante Se reúne todo su pueblo para encontrarse con Jesús en el aire. Todos los redimidos en la tierra en ese momento se levantarán para recibir al Señor en las nubes, y recibirán sus cuerpos resucitados.

iii. ¿Qué pasa con los muertos en Cristo antes de ese día? ¿Están acostados en la tumba, en alguna especie de sueño del alma o animación suspendida? No. Pablo aclaro que estar ausente del cuerposignifica estar presente con el Señor. (2 Corintios 5:8) O los presentes muertos en Cristo están con el Señor en un cuerpo espiritual, esperando su cuerpo resucitado final; o, por causa de la naturaleza de la eternidad sin tiempo, ellos han recibido ya sus cuerpos resucitados porque ellos viven en lo eterno “ahora.”

f. A la final trompeta: ¿Qué es la final trompeta? Aquellos que creen que Jesús reúne a Su pueblo después que Él ha derramado Su ira sobre un mundo que rechaza a Jesús algunas veces argumentan que esa es la última trompeta del juicio, citada en Apocalipsis 11:15-19. Pero este no es necesariamente el caso en absoluto.

i. La final trompeta puede no referirse a la última trompeta de las siete trompetas del Apocalipsis del todo, sino simplemente referirse a la final trompeta que los creyentes escuchen en esta tierra.

ii. Esta final trompetapodría estar conectada con la trompeta de Dios en 1 Tesalonicenses 4:16, pero no con las trompetas de ángeles en Apocalipsis 11. Una distinción puede hacerse entre la trompeta de un ángel y la trompeta de Dios.

iii. Ironside dice que la final trompeta era una figura del discurso que vino de la milicia romana, cuando iban a levantar el campamento. La primera trompeta significaba, “golpear las tiendas y prepararse para salir.” La segunda trompeta significaba, “hacer fila.” La tercera y última trompeta significaba “Marchar.” La final trompetade la que habla Pablo describe las “ordenes de marcha” de los cristianos en el rapto.

g. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción: La resurrección es una necesidad para el destino cristiano. A la luz de todo esto, ¿Cómo podrían los cristianos corintios dejar ir tan importante verdad?

7. (1 Corintios 15:54-57) La resurrección es la derrota final de la muerte.


Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

a. Sorbida es la muerte en victoria: Un cuerpo resucitado no es un cadáver resucitado. Es un nuevo orden de vida que nunca morirá de nuevo. La muerte es derrotada por la resurrección.

i. Freud estaba equivocadocuando dijo: “Y finalmente ahí está el doloroso enigma de la muerte, para el cual aún no se ha encontrado ningún remedio en lo absoluto, quizás nunca lo haya.” Compare eso con la declaración triunfante de Pablo, ¡ Sorbida es la muerte en victoria!

b. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?Pablo, sabiendo que la muerte es un enemigo derrotado debido a la obra de Jesús, casi puede mofarse de la muerte, y burlarse. ¡La muerte no tiene poder sobre la persona en Jesucristo!

i. “Esta es la nota más estridente y aguda, el desafío más osado y valiente, que alguna vez el hombre sonó en los oídos de la muerte…La muerte está aquí, audaz, llamándole pusilánime en su cara, e incitándole a hacer lo peor.” (Trapp)

ii. “No te temeré, muerte, ¿por qué debería? Te miras como un dragón. Pero tu aguijón se ha ido. Tus dientes están rotos, oh viejo león, ¿por qué debería temerte? Sé que ya no eres capaz de destruirme, pero eres enviada como mensajera para conducirme a la puerta de oro donde entraré y veré el rostro descubierto de mi Salvador para siempre. Los santos muriendo han dicho con frecuencia que sus últimas camas han sido las mejores en las que han dormido.” (Spurgeon)

iii. Para aquellos que no están en Jesucristo, la muerte aún tiene su aguijón. “El aguijón de la muerte radica en esto, en que hemos pecado y fuimos convocados a comparecer delante de Dios a quien hemos ofendido. Este es el aguijón de la muerte para ustedes, los no conversos, no que esté muriendo, sino que después de la muerte está el juicio, y que debe comparecer delante del Juez de los vivos y muertos para recibir una sentencia por los pecados que has cometido en tu cuerpo contra Él.” (Spurgeon)

iv. “Hermanos, el malvado debe resucitar de nuevo de los muertos. El labio con el cual has bebido la bebida intoxicante hasta que estás enganchado de nuevo, ese labio será usado para beber la ardiente ira de Dios. Recuerda, también, mujer impía, los ojos que están llenos de lujuria un día estarán llenos de horror; el oído con el que escuchas la conversación lasciva deberá escuchar los gemidos sombríos, los lamentos huecos, y los gritos de fantasmas torturados. No se engañe; pecaste en tu cuerpo, serás condenado en tu cuerpo...Deberá yacer en el fuego y arder, y romperse, y retorcerse por toda la eternidad.” (Spurgeon)

c. ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley: El principio de resurrección también prueba que no estamos bajo la ley nunca más. Ya no estamos sujetos al castigo de la ley (muerte), y somos libres del pecado. El pecado es la causa final de muerte (Romanos 6:23, Génesis 2:17), y el resultado no puede ser derrotado a menos que la causa sea derrotada también.

i. Pablo conecta brillantemente las ideas del pecado, muerte, y nuestra identificación con la muerte y resurrección de Jesús en Romanos 6:1-14.

d. Por medio de nuestro Señor Jesucristo: Esta derrota de la muerte solo es posible para aquellos que viven por medio de nuestro Señor Jesucristo. Para otros, hay una resurrección y vida eterna, pero en condenación. Si es un incrédulo, la muerte no es un amigo, es un enemigo.

8. (1 Corintios 15:58) Aplicación final: cómo nuestro destino de resurrección significa que debemos estar firmas para el Señor ahora mismo.


Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

a. Así que… estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre: Debido a que sabemos que la muerte está derrotada y tenemos un destino eterno y resucitado con Jesucristo, debemos permanecer firmes e inconmovibles mucho más por Él en estos momentos. Debemos trabajar duro en todo ahora, trabajando para el Señor, porque ¡ ahora cuenta para siempre!

b. Sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano: Incluso si tu labor es en vano para todo el mundo, y todos no toman en cuenta o no aprecian lo que haces para el Señor, vuestro trabajo en el Señor no es en vano. No importa si tú no recibes la alabanza o el ánimo. A veces lo harás y otras no. Pero resurrección significa que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

i. “No solo debes trabajar, sino que debes laborar– poner todas tus fuerzas; y debes trabajar y laborar en el Señor– bajo su dirección, y por medio de su influencia; porque sin él no puedes hacer nada.” (Clarke)

ii. Esto debe hacernos firmes y constantes, ¡ creciendo en la obra del Señor siempre! No necesitamos flaquera, no necesitamos cambiar de dirección, no necesitamos caer, y no necesitamos renunciar. Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. (Hebreos 6:10) Él mostrará Su memoria de nuestra labor y trabajo de amor ¡en la resurrección!

© 2016 David Guzik – No se permite la distribución más allá del uso personal sin autorización.

Romanos 1 – La Raza Humana, Culpable Delante de Dios ← Prior Book
2 Corintios 1 – El Dios de Todo Consuelo Next Book →
1 Corintios 14 – Lenguas, Profecía y Alabanza Pública ← Prior Chapter
1 Corintios 16 – Una ofrenda y una Conclusión Next Chapter →
CONTENT DISCLAIMER:

The Blue Letter Bible ministry and the BLB Institute hold to the historical, conservative Christian faith, which includes a firm belief in the inerrancy of Scripture. Since the text and audio content provided by BLB represent a range of evangelical traditions, all of the ideas and principles conveyed in the resource materials are not necessarily affirmed, in total, by this ministry.

Loading...

Interlinear
Bibles
Cross-Refs
Commentaries
Dictionaries
Miscellaneous
Verse Tools Arrow
Login To Your Account

Email / username or password was incorrect!

Check your email for password retrieval

 

Complete the form below to register  [?]

Error: That Email is already registered

Error: Please provide a valid Email

Error: Passwords should have at least 6 characters

Error: Passwords do not match

Error: Please provide a valid first name

Error: That username is already taken

Error: Usernames should only contain letters, numbers, dots, dashes, or underscores

Passwords should have at least 6 characters.
Usernames should only contain letters, numbers, dots, dashes, or underscores.

Thank you for registering. A verification email has been sent to the address you provided.

Error: That Email / Username is not registered

CLOSE