Home
Search Bible
Click for Help   Click for QuickNav   Click for Advanced Search Options
Search KJV
KJVNKJVNLTNIVESVCSBNASB
Version Selector Up Arrow NETRSVASVYLTDBYWEBHNV
RVR60VULWLCLXXmGNTTR  

Search a pre-defined list


OR Select a range of biblical books

From:

To:


OR Custom Selection:

Use semicolons to separate groups:
'Gen;Jdg;Psa-Mal' or 'Rom 3-12;Mat 1:15;Mat 5:12-22'

Your Bible Version is the KJV
Go to Top
Link to This PageCite This Page
Version Selector Up Arrow
Share this pageFollow the BLB
Version Selector Up Arrow

Follow the Blue Letter Bible on:

facebooktwitter

pinterestgoogle+


Or subscribe to our Newsletter:

Printable Page
 
 
Left Contextbar EdgeLeft Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge2Prior BookPrior ChapterReturn to CommentariesReturn to Author BiographyNext ChapterNext BookRight Contextbar Edge2Right Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge1
The Blue Letter Bible
BLB Searches
Search the Bible
Search KJV
KJVNKJVNLTNIVESVCSBNASB
Version Selector Up Arrow NETRSVASVYLTDBYWEBHNV
RVR60VULWLCLXXmGNTTR  
 [?]

Advanced Options

Search a pre-defined list


OR Select a range of biblical books

From:

To:


OR Custom Selection:

Use semicolons to separate groups: 'Gen;Jdg;Psa-Mal' or 'Rom 3-12;Mat 1:15;Mat 5:12-22'

LexiConc
 [?]
 

Advanced Options

Exact Match
Beginning of the Word
Any Part of the Word
Theological FAQs
 [?]
 
Multi-Verse Retrieval
x
Search KJV
KJVNKJVNLTNIVESVCSBNASB
Version Selector Up Arrow NETRSVASVYLTDBYWEBHNV
RVR60VULWLCLXXmGNTTR  

Line-By-Line Order:
Line-By-Line Verse-Reference  Verse-Reference
Line-By-Line Reference-Verse  Reference-Verse
Line-By-Line Separate Line  Separate Line
Line-By-Line Verse Only  Verse Only
Line-By-Line Reference Only  Reference Only
Reference Delimiters:
No Reference Delimiters  None — Jhn 1:1 KJV
Square Reference Delimiters  Square — [Jhn 1:1 KJV]
Curly Reference Delimiters  Curly — {Jhn 1:1 KJV}
Parenthesis Reference Delimiters  Parens — (Jhn 1:1 KJV)
Paragraph Order:
Paragraph Verse-Reference  Verse-Reference
Paragraph Reference-Verse  Reference-Verse
Paragraph Reference-Only  Reference-Only
Number Delimiters:*
No Verse Numbers  No Number
No Verse Delimeters  No Delimiter — 15
Square Verse Delimiters  Square — [15]
Curly Verse Delimiters  Curly — {15}
Parenthesis Verse Delimiters  Parens — (15)
Other Options:
Abbreviate Books  Abbreviate Books
Quotes Around Verses  Quotes around Verses
Remove Square Brackets  Remove Square Brackets
 
Sort Canonically  Sort Canonically

* 'Number Delimiters' only apply to 'Paragraph Order'

Let's Connect
x

Connect on Facebook Connect on Twitter Connect on Instagram Connect on Pinterest Connect on YouTube

Subscribe to our Newsletter

Daily Devotionals
x

Blue Letter Bible offers several daily devotional readings in order to help you refocus on Christ and the Gospel of His peace and righteousness.

Daily Bible Reading Plans
x

Recognizing the value of consistent reflection upon the Word of God in order to refocus one’s mind and heart upon Christ and His Gospel of peace, we provide several reading plans designed to cover the entire Bible in a year.

One-Year Plans

Two-Year Plan

David Guzik :: Hechos 2 – El Espíritu Santo Es Derramado Sobre la Iglesia

toggle collapse
Choose a new font size and typeface

Customize your font sizeIncrease your font sizeDecrease your font sizeReturn to default font size

Choose a Bible text color
Read the Bible in blackRead the Bible in dark blueRead the Bible in blue

Customize your text type
Arial font
Trebuchet MS font
Georgia font
Times New Roman font

Customize your Hebrew text type
SBL Hebrew font
Times New Roman font
Arial font

Customize your Greek text type
Gentium font
Times New Roman font
Arial font

Close font preferences

Hechos 2 – El Espíritu Santo Es Derramado Sobre la Iglesia

A. La experiencia inicial de la llenura del Espíritu Santo.

1. (Hechos 2:1-4a) Los discípulos son llenados del Espíritu Santo.


Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo,

a. El día de Pentecostés: Esto era una fiesta judía celebrada 50 días después de la Pascua. Celebraban las primicias de la cosecha del trigo.

i. En los rituales judíos de aquel tiempo, la primera gavilla de cebada cosechada era presentada a Dios en la Pascua. Pero en el día del Pentecostés, las primicias de la cosecha del trigo eran presentadas a Dios; Así que, el día de Pentecostés se llama el día de las primicias (Números 28:26).

ii. La tradición judía también enseñaba que el día del Pentecostés marcaba el día cuando la ley fue dada a Israel. Los judíos a veces llamaban Pentecostés: Shimchath torah, o “Gozo de la Ley”.

iii. En el día del pentecostés en el Antiguo Testamento Israel recibió la ley; en el día del Pentecostés en el Nuevo Testamento la iglesia recibió el Espíritu de la Gracia en su plenitud.

iv. “Fue la mejor atendida de las grandes fiestas, porque las condiciones para viajar estaban en su mejor punto. Nunca había más gente en Jerusalén que en esta fiesta.” (Hughes)

v. Levítico 23:15-22 da las instrucciones originales para la celebración del Pentecostés. Dice que dos panes sin levadura debían ser mecidas ante el Señor por el sacerdote como parte de la celebración. “¿No habían dos panes? No solo se salvará Israel, sino la multitud de los gentiles serán vueltos hacia el Señor Jesucristo.” (Spurgeon)

b. Cuando llegó el día de Pentecostés: Ahora era 10 días después de que Jesús ascendió al cielo (Hechos 1:3), y como Jesús les mandó que esperaran la venida del Espíritu Santo.

i. Los discípulos no desconocían la persona y la obra del Espíritu Santo.

Los discípulos vieron el Espíritu Santo continuamente trabajando en el ministerio de Jesús.

Los discípulos experimentaron algo del poder del Espíritu cuando salieron y sirvieron a Dios (Lucas 10:1-20)

Los discípulos oyeron a Jesús prometer una nueva obra venidera del Espíritu Santo (Juan 14:15-18).

Los discípulos recibieron al Espíritu Santo de una nueva manera después de que Jesús terminó su obra en la cruz e instituyó el nuevo pacto (Juan 20:19-23).

Los discípulos oyeron a Jesús mandarles que esperaran el bautismo del Espíritu Santo que los apoderaría para ser testigos (Hechos 1:4-5).

ii. Esperaban hasta que llegará el día de Pentecostés, pero ellos no sabían de ante mano cuanto tiempo tendrían que esperar. Sería fácil para ellos pensar que vendría lamisma tarde que Jesús ascendió al cielo; o después de 3 días, o 7 días. Pero ellos tenían que esperar 10 día, hasta el día de Pentecostés.

iii. El único posible presidente bíblico para esto podría ser Jeremías 42:7 Aconteció que al cabo de diez días vino palabra de Jehová a Jeremías. Pero, ¿quién habría sospechado eso? Dios usó este tiempo para destruirlos y después edificarlos. Podemos imaginarnos su paciencia, bondad y compasión fueron probadas durante este tiempo, pero todos se quedaron juntos.

iv. Lo que este pasaje nos dice del regalo del Espíritu Santo.

El regalo del Espíritu Santo se nos promete a nosotros.

Vale la pena esperar el regalo del Espíritu Santo.

El regalo del Espíritu Santo viene según su voluntad, y muchas veces no como nosotros esperamos.

El regalo del Espíritu Santo puede venir no solamente sobre personas individuales, sino también sobre grupos (véase también Hechos 2:4, 4:31,10:44).

El regalo del Espíritu Santo muchas veces es dado mientras Dios trata con la carne y uno muere a sí mismo.

v. Lo que este pasaje no nos dice del don del Espíritu Santo.

El regalo del Espíritu Santo es dado según un patrón.

Ganamos el regalo del Espíritu Santo por buscarlo.

c.Estaban todos unánimes juntos: Estaban reunidos todos, compartiendo el mismo corazón, el mismo amor por Dios, la misma confianza en su promesa, y la misma geografía.

i. Antes que podamos ser llenados, debemos encontrar que somos vacios; por juntarnos en oración, en obediencia, estos discípulos hicieron exactamente esto. Reconocieron que no tenían los recursos en ellos mismos para hacer lo que podían hacer o debían hacer; en vez de eso tenían que depender de la obra de Dios.

d. Y de repente vino del cielo un estruendo: La asociación del sonido de un viento recio que soplaba, llenando toda la casa, con el derramamiento del Espíritu Santo es inusual. Pero probablemente tiene conexión con el hecho que en los idiomas hebreo y griego la palabra para espíritu (como en Espíritu Santo) es la misma palabra para respiración o viento (sucede que es igual en el latín también). Aquí, el estruendo del cielo era el sonido del Espíritu Santo siendo derramado sobre los discípulos.

i. El estruendo de este viento recio haría que cualquiera de esos hombres y mujeres que conocían las Escrituras pensara en la presencia del Espíritu Santo.

En Génesis 1:1-2, es el Espíritu de Dios como la respiración/viento de Dios, que moviéndose sobre las aguas del recién creada tierra.

En Génesis 2:7, es el Espíritu de Dios, soplando vida en un hombre recién creado.

En Ezequiel 37:9-10, es el Espíritu de Dios como la respiración/viento de Dios, moviéndose sobre los huesos secos de Israel devolviéndoles vida y fuerza.

ii. Esta sola linea nos dice mucho de como el Espíritu Santo se mueve.

De repente: A veces Dios se mueve de repente.

Estruendo: Era real, aunque no se podía tocar, vino por los oídos.

Del cielo: No era de la tierra; ni creado o manipulado o hecho aquí.

Recio: Lleno de fuerza, viniendo con gran poder.

e. Se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos: Estas lenguas repartidas, como de fuego, apareciendo sobre cada uno; también eran inusuales. Probablemente, también debe ser conectado con la profecía de Juan el Bautista de que os bautizará en Espíritu Santo y fuego (Mateo 3:11).

i. La idea atrás de la imagen de fuego usualmente es la purificación, como un refinador usa fuego para purificar el oro; el fuego puede quitar lo que es temporal, dejando solo lo que durará. Esto era una ilustración excelente del principio que la llenura del Espíritu Santo no es solamente para poder abstracto, sino para pureza.

ii. En ciertos lugares en el Antiguo Testamento, Dios mostró su complacencia especial con un sacrificio prendiendo el fuego para sí mismo – eso es, fuego desde el cielo vino abajo y consumió el sacrificio. La experiencia de los seguidores de Jesús el día de Pentecostés es otro ejemplo de Dios enviando fuego del cielo para mostrar su complacencia y poder, pero esta vez, descendió sobre sacrificios vivos (Romanos 12:1).

iii. El Espíritu Santo se asentó sobre cada uno de ellos. “La palabra ‘asentándose’ tiene una fuerza notable en el Nuevo Testamento. Lleva la idea de una preparación completada, y cierta permanencia de posición y condición.” (Pierson)

iv. Bajo el viejo pacto, el Espíritu Santo descansó sobre el pueblo de Dios más como una nación, eso es, Israel. Pero bajo el nuevo pacto, el Espíritu Santo descanso sobre el pueblo de Dios como individuales – las lenguas de fuego asentándose sobre cada uno de ellos. Este fenómeno extraño nunca había sucedido antes y nunca volvería suceder en las páginas/ojas de la biblia, pero fue dado para enfatizar a este punto, que el Espíritu de Dios fue presente con y en y sobre cada individual.

f. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo: Esencialmente, el viento recio que soplaba y las lenguas repartidas, como de fuego, eran solamente fenómenos inusuales y temporales, que acompañaban el verdadero regalo – el ser llenos del Espíritu Santo.

i. Mientras sería incorrecto/malo esperar un viento recio que soplaba o lenguas repartidas, como de fuego, estar presente hoy cuando es Espíritu Santo es derramado podemos experimentar el verdadero regalo. Nosotros podemos, igual que ellos, ser todos llenos del Espíritu Santo.

ii. Pero deberíamos hacer lo que los discípulos hicieron antes y durante sus llenamientos del Espíritu Santo.

Los discípulos fueron llenos en el cumplimiento de una promesa.

Fueron llenados como recibieron en fe.

Fueron llenados en (God’s timing).

Fueron llenados en maneras inusuales.

iii. Este advenimiento y llenamiento del Espíritu Santo fue tan bueno, tan esencial para la obra de la comunidad de los cristianos primitivos, que Jesús dijo que era mejor que él se fuera corporalmente de la tierra para que él pudiera enviar el Espíritu Santo (Juan 16:7).

2. (Hechos 2:4b-13) El fenómenos del hablar en lenguas.


Y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto.

a. Y comenzaron a hablar en otras lenguas: En respuesta al ser llenados del Espíritu Santo, los presentes (no solamente los doce apóstoles) comenzaron a hablar en otras lenguas. Esos eras lenguas que nunca les habían sido enseñadas, hablando según el Espíritu les daba que hablasen.

b.Varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo: La multitud de muchas naciones se juntaba en Jerusalén por la fiesta de Pentecostés. Muchas de estas personas eran las mismas personas que se habían juntado en Jerusalén para la última fiesta, la Pascua, cuando una multitud aborotada y enojada demandó la ejecución de Jesús.

c. Y hecho este estruendo: Rápidamente se formó una multitud, siendo atraídos por este estruendo, que fue o el sonido de un viento recio o el sonido de otras lenguas. Cuando la multitud vino, escucharon a los cristianos hablando en sus propias lenguas extranjeras. Aparentemente, los cristianos podían oírse desde las ventanas del aposento alto, o salieron en un tipo de balconada o a los cortes del templo.

i. No muchos de las casas de aquel día podía contener 120 personas. Es mucho más probable que este aposento alto era parte de los cortes del templo, que era una estructura inmensa, con porches y columnatas y cuartos. La multitud vino de personas mezclándose en los cortes del templo.

d. Les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios: Esto es lo que la multitud escuchó hablar los cristianos. De este evento notable, estaban todos atónitos y perplejos, pero unos lo usaban para hacer una pregunta honesta: ¿Qué quiere decir esto? Otros lo usó como una excusa para descartar la obra de Dios y dijeron: Están llenos de mosto.

i. ¿No son galileos todos estos que hablan?: Personas de Galilea (galileos) eran conocidas como personas vulgares y no muy buenos para hablar. Esto era aun más razón para que se impresionaran con su habilidad de hablar con elocuencia en otras lenguas. “Galileos tenían dificultad en pronunciar sonidos guturales y tenían la costumbre de comerse las sílabas cuando hablaban; así fueron vistos como menos por la gente de Jerusalén por ser provinciales.” (Longenecker)

ii. Todos hablaban en diferentes lenguas, pero aún así había unidad entre los creyentes. “Desde los padres primitivos de la iglesia, comentaristas han visto la bendición de Pentecostés como un reverso deliberado y dramático de la maldición deBabel.” (Stott)

e. ¿Qué quiere decir esto?: ¿Qué debemos pensar del fenómeno del hablar en lenguas? Hablar en lenguas ha sido el enfoque de controversia significante en la iglesia. Personas todavía hacen la misma pregunta hecha por estos observadores el día de Pentecostés.

i. No hay controversia de que Dios, por lo menos una vez, dio a la iglesia el don de lenguas. Pero mucha de la controversia se centra en la pregunta: ¿Qué es el propósito de Dios para el don de lenguas?

ii. Algunos piensan que el don de lenguas fue dado principalmente como un señal para incrédulos (1 corintios 14:21-22) y como una manera de comunicar milagrosamente el evangelio en diversos idiomas. Creen que ya no hay necesidad de este señal, así que ven a las lenguas como un regalo ya no presente en la iglesia hoy en día.

iii. Otros argumentan que el don de lenguas, mientas un señal para incrédulos como dicho en 1 Corintios 14:21-22, es principalmente un don de comunicación entre el creyente y Dios (1 Corintios 14:2, 13-15), y que es un don todavía dado por Dios hoy en día.

iv. Muchos equivocadamente interpretan este incidente en Hechos 2, asumiendo que los discípulos usaban lenguas para predicar a la multitud. Pero una vista cuidadosa demuestra que esta idea es equivocada. Nota cuales personas oyeron a los discípulos hablar … las maravillas de Dios. Los discípulos declararon las alabanzas de Dios, agradeciéndole con todas sus fuerzas en lenguas desconocidas. La multitud sencillamente escuchó accidentalmente lo que los discípulos exuberantemente declararon a Dios.

v. La idea de que estos discípulos comunicaban a la diversa multitud en lenguas es claramente equivocada. La multitud tenía un lenguaje común (Griego), y ¡Pedro les predicó un sermón en aquel idioma! (Hechos 2:14-40)

f. Les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios: El don de lenguas es un lenguaje personal de oración dado por Dios, por lo cual, el creyente se comunica con Dios más allá de los límites del conocimiento y entendimiento (1 Corintios 14:14-15).

i. El don de lenguas tiene un lugar importante en la vida devocional del creyente, pero un lugar pequeño en la vida corporal de la iglesia (1 Corintios 14:18-19), especialmente en reuniones públicas (1 Corintios 14:23).

ii. Cuando el don de lenguas es practicado en la vida corporal de la iglesia, debe ser cuidadosamente controlado, y nunca sin una interpretación dada por el Espíritu Santo (1 Corintios 14:27-28).

iii. La habilidad de orar en una lengua desconocida no es un don dado a cada creyente (1 Corintios 12:20).

iv. La habilidad de orar en una lengua desconocida no es la evidencia principal ni singular de ser llenado con el Espíritu Santo. Este énfasis guía muchos a buscar el don de lenguas (y fingir tenerlo) solamente para comprobar a ellos mismos que realmente son llenos del Espíritu Santo.

g. Comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen: ¿Este hablar en lenguas en Hechos 2 fue el mismo don de lenguas descrita en 1 Corintios 12 y14?

i. Algunos dicen que se trata de dos diferentes dones. Argumentan que el don en 1 Corintios debe ser regulado y restringido, mientras el don de Hechos 2 puede ser usado en cualquier hora sin regulación. Aquellos que creen que son dos dones diferentes enfatizan que el hablar de Hechos 2 fue reconocido inmediatamente por visitantes extranjeros venidos a Jerusalén, mientras el hablar de 1 Corintios no era entendible a los presentes, excepto con un don de interpretación divinamente otorgado.

ii. Sin embargo, esto no toma en cuenta que las diferencias tienen más que ver con las circunstancias en las cuales fueron ejercitados los dones, que con los dones mismos.

iii. En Jerusalén, el grupo a que se hablaba era singularmente multi-nacional y multi-linguo; en tiempo de fiesta (Pentecostés), judíos de la dispersión de todas partes del mundo estaban en la ciudad. Así que, la probabilidad de que oídos extranjeros oirían una lengua hablada en su propio lenguaje era mucho más. Por otro lado, en Corinto (aunque una ciudad cosmopolita), el don fue ejercitado en la iglesia local, con miembros todos compartiendo un lenguaje común (el Griego). Si uno tenía la misma diversidad de extranjeros visitando a la iglesia corinta cuando todos estaban hablando en lenguas, es probable que muchos oirían miembros de la iglesia corinta hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.

iv. También, nunca se debe asumir que cada persona entre los 120 quienes hablaron en lenguas el día de Pentecostés hablaron en un lenguaje inmediatamente inteligible a oídos humanos presentes aquel día. Leemos que ellos: Todos … comenzaron a hablar en otras lenguas; así que, habían unos 120 individuales hablando en lenguas. Como las naciones mencionadas en Hechos 2:9-11 solamente son quince (quizá habían más presentes, mas no mencionadas), es probable que muchos (quizá la mayoría) de los 120 hablaban alabanzas a Dios en un idioma que no era entendido por alguien inmediatamente presente. El texto sencillamente no indica que alguien presente podía entender cada persona hablando en lenguas.

v. Sin embargo, nosotros no debemos asumir que aquellos que no eran inmediatamente entendidos por oídos humanos hablaban “algarabía”, como a veces se le llama al don de lenguas con burlas. Ellos pueden haber alabado a Dios en un lenguaje completamente desconocido, mas completamente humano. Después de todo, ¿como se escucharía el lenguaje de los Aztecas a oídos romanos? O algunos pueden haber hablado en un lenguaje completamente único dado por Dios y entendido por él y solamente por él. Después de todo, comunicación con Dios, no con el hombre, es el propósito del don de lenguas (1 Corintios 14:2). La repetición de frases sencillas, no inteligibles y quizá sin sentido a observadores, no significa que uno está hablando algarabía. Alabanza a Dios pude ser sencilla y repetitiva, y parte de la dinámica de lenguas es que funciona sin el entendimiento de él que habla (1 Corintios 14:14), siendo entendido por Dios y solamente Dios.

vi. En definitivo, debemos considerar el don de Hechos 2 y el don de lenguas en 1 Corintios como el mismo, simplemente porque el mismo termino se usa para los dos en el idioma original (heterais glossais). Y también el verbo traducido les daba que hablasen en Hechos 2:4 se usa con frecuencia en la literatura griega en conexión con palabras inspiradas espiritualmente, no mera traducción a otros idiomas.

B. El sermón de Pedro en el día de Pentecostés.

1. (Hechos 2:14-15) Pedro comienza su sermón.


Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día.

a. Pedro, poniéndose en pie con los once: Pedro se puso de pie y predicó a la multitud como un representante del grupo entero de los apóstoles.

i. Debemos notar que el hablar en lenguas paró cuando Pedro empezó a predicar. El Espíritu Santo ahora trabajaba a través de la predicación de Pedro y no trabajaría en contra de sí mismo por las lenguas a la misma vez.

b. Alzó la voz: Había un cambio notable en Pedro. Él tenia valor y denuedo que era un contraste completo a su negación de Jesús antes de ser llenado con el Espíritu Santo.

i. El día de Pentecostés, Pedro no enseñaba como los rabíes de aquel día solían hacerlo, quienes reunían discípulos en su alrededor, se sentaban, y instruían a ellos y cualquier otros que quizá escucharan. En vez de eso, Pedro proclamaba la verdad como un heraldo.

ii. Este sermón notable no tenía preparación tras sí – fue dado espontáneamente. Pedro no se despertó por la mañana sabiendo que iba a predicar a miles, y que miles vendrían a Jesús como respuesta. Sin embargo, podríamos decir que fue un sermón bien preparado; fue preparado por la vida anterior de Pedro con Dios y una relación con Jesús. Fluía espontáneamente de aquella vida, y de una mente que pensaba y creía profundamente.

iii. Es bueno recordar que lo que tenemos en Hechos 2 es una pequeña porción de lo que Pedro realmente dijo. Hechos 2:40 nos dice: Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba. Como casi todas los sermones registrados en la biblia, lo que tenemos es una abreviado inspirado por el Espíritu Santo de un mensaje más largo.

c. Porque éstos no están ebrios: Pedro desvió los críticos burladores que los discípulos estaban ebrios. En aquel día era impensable que alguien estuviera tan temprano en el día (aproximadamente a las 9:00 de la mañana).

i. El comentarista Adam Clarke dice que la mayoría de los judíos – píos o no – no comían ni bebían hasta después de la hora tercera del día, porque era la hora de oración, y ellos solamente comerían después de sus responsabilidades con Dios fueran terminados.

d. Éstos no están ebrios: No deberíamos pensar que los cristianos estaban actuado como si estuvieran ebrios. La idea de ser “ebrios con el Espíritu Santo” no tiene fundación en las Escrituras; el comentario del día de Pentecostés no tenía base en la realidad.

i. “Ni tampoco, debemos añadir, la experiencia de los creyentes de la llenura del Espíritu Santo les parecía o se veía para los demás como intoxicación, porque habían perdido el control de sus funciones mentales y sus funciones normales. No. El fruto del Espíritu Santo es ‘auto-dominio’, no el perder el control.” (Stott)

2. (Hechos 2:16-21) Citando a Joel 2, Pedro explica los eventos extraños del Pentecostés.


Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
Vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días
Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. Y daré prodigios arriba en el cielo,
Y señales abajo en la tierra,
Sangre y fuego y vapor de humo; El sol se convertirá en tinieblas,
Y la luna en sangre,
Antes que venga el día del Señor,
Grande y manifiesto; Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

a. Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Entre el gran derrame del Espíritu Santo, entre señales y prodigios de hablar en leguas, ¿qué hizo Pedro? Esencialmente dijo: Vamos a tener un estudio bíblico. Véamos lo que escribió el profeta Joel.

i. Esto introduce el primero de tres pasajes del Antiguo Testamento que Pedro citará: Joel 2:28-32, Salmo 16:8-11, y Salmo 110:1.

ii. Este enfoque en la palabra de Dios no apaga el movimiento del Espíritu Santo; cumplió lo que el Espíritu Santo quiso hacer. Todos las señales, prodigios y el hablar en lenguas eran preparaciones para la obra de la palabra de Dios.

iii. Desafortunadamente, algunas personas ponen la palabra de dios contra el Espíritu. Casi piensan que es más espiritual si no hay estudio bíblico. Tristemente, esto se debe muchas veces a la enseñanza débil y no espiritual de algunos que enseñan la biblia.

b. El profeta Joel: Esta citación de Joel 2:28-32 se enfoca en la promesa de Dios de derramar su Espíritu Santo sobre toda carne. Lo que sucedió el día de Pentecostés era casi la cumplimiento de esa promesa, con el cumplimiento final viniendo en los últimos días (Pedro tenía buena razón creer que ya estaba en los últimos días).

i. Joel mayormente profetizaba de juicio que iba a venir al antiguo Israel. Pero entre las muchas advertencias de juicio, Dios también dio varias palabras de promesa – promesas de bendición futura, como ésta que anuncia un derrame del Espíritu Santo.

c. En los postreros días, dice Dios: La idea de los postreros días es que son los tiempos del mesías, abarca su humilde advenimiento y su regreso en gloria. Porque Jesús yahabía venido en humildad, entendían que su regreso en gloria podía suceder en cualquier hora.

i. Aunque habría unos 2000 años hasta el regreso de Jesús, hasta este punto la historia había estado corriendo hacia el punto del último establecimiento del reino de Dios aquí en la tierra. Pero de aquí en adelante, la historia corre paralelo a ese punto, listo para la consumación en cualquier momento.

ii. También puede ser de ayuda ver los postreros días como algo como una etapa – un período general de tiempo – más que un período específico, como una semana. En el curso del plan de Dios para la historia humana, estamos en la etapa de los postreros días.

iii. “De ese investidura de Pentecostés, Pedro no dijo: Ahora es completado lo que dijo el profeta Joel, sino lo dijo de una manera cautelosa, es lo dicho, eso es decir las palabras de Joel proporcionaron la explicación de este Pentecostés, aunque esto no acaba su cumplimiento.” (Pierson)

d. Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne: En usar la cita de Joel, Pedro explica que vieron estos observadores curiosos – el Espíritu Santo derramado sobre la gente. Antes, el Espíritu Santo era dado en gotas, ahora, es derramado y sobre toda carne.

i. Esto fue un glorioso énfasis en el Pentecostés. Bajo el Pacto Antiguo, ciertas personas fueron llenados con el Espíritu en ciertos tiempos para propósitos específicos. Ahora, bajo el Nuevo Pacto, el derrame del Espíritu Santo es para todo aquel que invocare el nombre del Señor, aun siervos y siervas.

ii. “No había provisión para, ni promesa de una presencia permanente del Espíritu Santo en las vidas de cualquier santo del Antiguo Pacto.” (Hughes). Esto cambia bajo el Nuevo Pacto.

e. Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo: Pedro también usó este pasaje de Joel para un propósito evangélico. Este derramamiento del Espíritu Santo significaba que ahora Dios ofrecía salvación de una manera previamente desconocida – a todo aquel que invocare el nombre del Señor, judío o gentil.

i. Serían muchos años antes de que el evangelio fue ofrecido a gentiles, pero el texto del sermón de Pedro anunció la invitación del evangelio diciendo: todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

ii. La idea es expresada en Proverbios 18:10 Torre fuerte es el nombre de Jehová; A él correrá el justo, y será levantado.

3. (Hechos 2:22-24) Pedro introduce el enfoque del sermón: En el mesías resucitado, Jesús de Nazaret.


Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis; a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole; al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella.

a. Varones israelitas, oíd estas palabras: Muchas de estas personas pensarían que sería suficiente si Pedro parara después de la cita de Joel, considerando todo lo que tenemos en ella. Joel nos habló de:

Un derramamiento del Espíritu Santo.

Sueños milagrosos, visiones, y profecía.

Señales y prodigios con respecto al día del Señor.

Una invitación a invocar el nombre del Señor.

i. Pero no era suficiente, porque Pedro todavía no había hablado acerca de la obra salvadora de Jesús por causa nuestra. Todo hasta este punto había sido introducción, explicando las cosas extrañas que ellos acababan de ver. Ahora Pedro traería el mensaje especial.

b. Varones israelitas, oíd estas palabras: Esto fue mucho como Pedro ya había dicho: Esto os sea notorio, y oíd mis palabras (Hechos 2:14). Pedro quiso que las personas pusieran atención, y él habló como si tuviera algo importante que decir – algo que maestros muchas veces fallamos en hacer.

c. Como vosotros mismos sabéis: Pedro se refería a lo que estas personas ya sabían de Jesús. Ellos ya sabían de su vida y sus obras milagrosas. Muchas veces cuando hablamos a alguien de Jesús, debemos comenzar con lo que ya saben de él.

d. Entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios: Pedro sabía que la muerte de Jesús era dentro del plan de Dios. Sin embargo, los que lo rechazaron y lo llamaron para su ejecución eran responsables por las acciones de sus manos de inicuos.

i. Pedro no se acobardo en decir: Ustedes crucificaron al hombre que Dios envió. Su primera preocupación no era agradar a su audiencia, sino decirles la verdad. Pedro lleno del Espíritu Santo era un hombre diferente al Pedro de unos meses antes, aun conociendo a Jesús (Mateo 26:69-75).

e. Era imposible: Pedro sabía que Jesús no podía permanecer retenido por la muerte, como es explicado por la siguiente cita de el Salmo 16. No era posible que Jesús permaneciera víctima del pecado y odio del hombre; él seguramente triunfaría sobre ello.

i. Sueltos los dolores de la muerte: En la frase dolores de la muerte, la palabra dolores es realmente la palabra para dolores de parto. En este sentido, la tumba era el vientre para Jesús.

ii. “Era imposible que el elegido de Dios permaneciera en las garras de la muerte; ‘el abismo no puede retener al Redentor más que una mujer embarazada puede retener al niño dentro de su cuerpo.’” (Bruce, citando a Bertram)

4. (Hechos 2:25-33) Citando salmo 16, Pedro explica a Jesús resucitado.


Porque David dice de él:

Veía al Señor siempre delante de mí;
Porque está a mi diestra, no seré conmovido. Por lo cual mi corazón se alegró, y se gozó mi lengua,
Y aun mi carne descansará en esperanza; Porque no dejarás mi alma en el Hades,
Ni permitirás que tu Santo vea corrupción. Me hiciste conocer los caminos de la vida;

Me llenarás de gozo con tu presencia. Varones hermanos, se os puede decir libremente del patriarca David, que murió y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, levantaría al Cristo para que se sentase en su trono, viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción. A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.

a. Porque David dice de él: Pedro reconocía que aunque este salmo hablaba de David, hablaba de alguien mayor que David – el mesías, Jesús el Cristo. Jesús pudo haberle enseñado esto a Pedro cuando instruía a los discípulos en las Escrituras (Lucas 24:44-45).

b. Tu Santo: Jesús cargó la plena ira de Dios en la cruz, como si él fuera un pecador culpable, culpable de todo nuestro pecado, aun siendo hecho pecado para nosotros (2 Corintios 5:21). Pero, aquella obra era un hecho de amor santo y dado hacia nosotros, para que Jesús no se hiciera pecador, aunque llevó la plena culpa de nuestro pecado.

i. Este es el mensaje del evangelio; que Jesús llevó el castigo para nuestro pecado en la cruz y seguía siendo un salvador perfecto a través de la prueba entera – lo cual se comprobó por su resurrección. Aparte de la resurrección, no tendríamos ninguna prueba de que Jesús había pagado exitosamente, perfectamente, por nuestros pecados.

c. Ni permitirás que tu Santo vea corrupción: Porque Jesús llevó nuestro pecado sin hacerse pecador, seguía siendo el Santo, aun en su muerte. Como es incomprensible que el Santo de Dios fuera encadenado por la muerte, la resurrección era absolutamente inevitable.

i. En vez de ser castigado por su obra gloriosa en la cruz, Jesús fue premiado, como esta descrito proféticamente en el salmo: Me hiciste conocer los caminos de la vida; Me llenarás de gozo con tu presencia.

d. David, que murió y fue sepultado: Pedro señala que este salmo no puede estar hablando de su autor humano, David – él está muerto y permanece sepultado. El salmo tiene que hablar proféticamente del mesías, Jesús.

e. A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos: Jesús de Nazaret, el hombre que todos ellos conocían (como vosotros mismos sabéis; Hechos 2:22), era él quien cumplió este salmo profético. ¿Cómo sabía eso Pedro? ¡Él había visto a Jesús resucitado! La evidencia básica de la resurrección era simplemente el reporte de confiables testigos oculares: De lo cual todos nosotros somos testigos.

f. Ha derramado esto que vosotros veis y oís: Pedro afirma que lo que la multitud veía era la obra de Jesús resucitado y ascendido, quien había enviado su Espíritu Santo sobre su iglesia.

5. (Hechos 2:34-36) Citando salmo 110, Pedro explica al mesías divino.


Porque David no subió a los cielos; pero él mismo dice:

Dijo el Señor a mi Señor:

Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.

a. Dijo el Señor a mi Señor: Con esto comienza el tercer pasaje del Antiguo Testamento que Pedro usó en su sermón, salmo 110:1. Este versículo del Antiguo Testamento es citada en el Nuevo Testamento más que cualquier otro versículo; citado o referido a, por lo menos 25 veces. En este salmo, David entendía y proclamaba la deidad del mesías.

i. En este salmo, el rey David – por la inspiración del Espíritu Santo – registró que Yahweh, el Dios del pacto de Israel (el Señor), habló al Señor de David (mi Señor) como Dios. Pedro usó esto para mostrar que el Mesías, quien es el enfoque de salmo 110, es, en hecho, divino – él es Dios.

b. Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel: el sermón concluye con un resumen. Simplemente, todo Israel debe saber que aunque ellos crucificaron a Jesús, Dios lo ha declarado Señor y Cristo.

i. Es como si Pedro dijera: “Todos ustedes se equivocaron en cuanto a Jesús. Lo crucificaron como si fuera un criminal, pero por su resurrección, Dios probó que él sí es Señor y el Mesías.”

ii. Cuando Pedro les exhortó todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo (Hechos 2:21), existe poca duda de quien es el Señor de que habló: Jesús.

iii. “Que los cristianos primitivos querían dar a Jesús el título Señor en éste, el más alto, sentido de todo es indicado por su falta de indecisión, en ocaciones, de aplicarle a él pasajes de las Escrituras del Antiguo Testamento que se referían a Yahweh.” (Bruce)

C. La respuesta a la predicación de Pedro.

1. (Hechos 2:37) Responden con una pregunta: ¿qué haremos?


Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?

a. Al oír esto … ¿qué haremos?: Esto fue obviamente una obra significativa del Espíritu Santo. La gran multitud que escuchaba a Pedro fue conmovida grandemente por su proclamación de la verdad con denuedo. Preguntaron a Pedro como debían responder.

i. Es incorrecto pensar que Pedro no ofreció ningún tipo de invitación o reto para sus oyentes. Hechos 2:40 dice Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. Pedro claramente sí les exhortó a que respondieran, e invitó a sus oyentes a que fueran salvos. Sin embargo, la multitud respondió con iniciativa impresionante.

ii. La respuesta de la multitud también nos ayuda a poner una perspectiva de los eventos de aquel día del Pentecostés. El ejercitar del don de lenguas produjo en los oyentes nada más que asombro y burlas. No fue hasta que el evangelio fue predicado que vino la convicción del Espíritu Santo. Ésta fue la obra que Dios realmente quiso lograr.

b. Se compungieron de corazón (en inglés: Fueron cortados hasta el corazón): Ésta es una buena manera de describir la convicción del Espíritu Santo. Ellos sabían que fueron los responsables por la muerte de Jesús (igual que cada uno de nosotros), y que tenían que hacer algo para responder a esta responsabilidad.

i. Pedro obviamente tenía experiencia previa con el cortar. Cuando Jesús fue arrestado, Pedro le cortó la oreja a uno de los hombres que vino a arrestar aJesús (Juan 18:10). Todo esto fue un desastre vergonzoso que Jesús tuvo que arreglar. Que mostró a Pedro en la carne, haciendo su mejor esfuerzo con una espada de poder humano.

ii. Cuando el Jesús resucitado cambió la vida de Pedro y cuando el poder del Espíritu Santo había venido sobre él, hizo unas cortadas mucho más efectivas; cortando corazones, abriéndolos a Jesús. Esto es lo que Pedro podía hacer en el poder del Espíritu haciendo lo mejor de Dios con la espada del Espíritu que es la palabra de Dios. ¿Cuál espada era más poderosa?

c. Varones hermanos, ¿qué haremos?: Cuando Dios está trabajando en el corazón de alguien, ellos quieren venir a él; actuarán para venir a Dios.

i. Se ha dicho que en períodos normales de la obra cristiana el evangelista busca al pecador. Pero en tiempos de avivamiento o despertamiento, las cosas cambian: El pecador busca al evangelista. El día de Pentecostés en Hechos 2 era una de esas estaciones de la obra de Dios.

2. (Hechos 2:38-40) Pedro invita a la multitud a que venga a Jesús.


Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación.

a. Pedro les dijo: Esto fue en respuesta a la pregunta: ¿Qué haremos? Pedro debía haber sido agradablemente asombrado al ver lo que Dios había hecho en esta situación. En vez de personas queriendo crucificarlo por causa de Jesús, miles de personas querían confiar en Jesús como Señor y Mesías.

b. Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros: Respondiendo a la pregunta: ¿Qué haremos? Pedro les dio algo que hacer. Esto significa que debemos hacer algo para ser salvo, debemos hacer algo para seguir a Jesús; no solo sucede.

i. Pedro no dijo: “No hay nada que puedes hacer. Si Dios te salva; eres salvo. Si Dios no te salva; nunca serás salvo.” Aunque si era verdad que solo Dios podía salvar las personas tenían que recibir por el arrepentimiento y fe, fe guianda por una acción, como el bautismo.

c. Arrepentíos: La primera cosa que Pedro les dijo que hicieran era arrepentirse. Arrepentir no significa sentir lástima, sino que significa cambiar la mente o la dirección de una persona. Ellos habían pensado de cierta manera de Jesús antes, considerándolo digno de crucifixión. Ahora deben dar vuelta a su manera de pensar, tomando Jesús como Señor y Mesías.

i. Arrepentir se escucha como una palabra dura en las bocas de muchos predicadores y en los oídos de muchos oyentes, pero es un aspecto esencial del evangelio. Arrepentir ha sido llamada “la primera palabra del evangelio”.

ii. Cuando Juan el bautista predicó dijo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. (Mateo 3:2). Cuando Jesús empezó a predicar dijo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado (Mateo 4:17). Ahora, cuando Pedro comenzó a predicar, comenzó con arrepentíos.

iii. Arrepentimiento nunca debe ser considerado como algo que debemos hacer antes de que podemos volver hacia a Dios. Arrepentimiento describe lo que es el venir a Dios. No puedes volver hacia Dios sin dar la espada al las cosas contra las cuales el está.

iv. En este sentido, arrepentir es una palabra de gran esperanza. Ella dice: “No tienes que continuar como has estado yendo, puedes volver hacia Dios.”

v. “No se debe desechar la gracia del arrepentimiento, ya pasada de moda; debe haber alguna tristeza por el pecado; debe haber un ‘corazón contrito y humillado’. Esto, Dios no despreciará; por una ‘conversión’ que no produce este resultado, Dios no aceptará como genuina.” (Spurgeon)

d. Bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo: Esto fue la segunda cosa que Pedro dijo que tenían que hacer. Para ellos, bautizarse en el nombre de Jesucristo era una expresión de su fe y plena confianza en él.

i. El bautismo hacía una declaración clara. En aquel día, los judíos no eran bautizados comúnmente, solo gentiles que querían ser judíos. Para estos hombres y mujeres judíos ser bautizados mostraba que tan fuertemente sentían su necesitad de Jesús.

ii. “Mientras el bautismo con agua era un símbolo esperado de conversión, no era un criterio indispensable para la salvación” (Longenecker)

e. Para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos: mientras se arrepentían y demostraban fe y obediencia en el buatismo, el don del Espíritu Santo les sería dado como fue dado al grupo original de discípulos. Pedro también específicamente prometió que la promesa del Espíritu Santo sería dado a todos los que creen en generaciones siguientes (todos los que están lejos).

i. Ellos vieron la obra gloriosa del Espíritu Santo entre los discípulos, y Pedro les dijo que era algo en lo cual estas personas personas podían participar; no necesitaban ser solamente observadores. Y como la promesa es para todos los que están lejos, incluye todas las personas hasta el día de hoy.

ii. También es importante notar que Pedro no dijo que los hijos de sus oyentes que no habían creído o entendido debían ser bautizados. Simplemente dijo que la promesa de perdón de los pecados y el don del Espíritu Santo era para todos los que se arrepentirían y creerían con fe activa, aun en generaciones venideras, y para todos los que esten lejos; para todos cuantos el Señor nuestro Dios llamare.

iii. “Eso es, que aquella gran promesa del pacto: ‘Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo‘ es entendida para ti, es entendida para tus hijos, es entendido para Hotentotes, es entendido para Hindúes, es entendido para groenlandeses, es entendido para todos los a quien se dirige el llamado del Señor.” (Spurgeon)

f. Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba: El sermón de Pedro no terminó allí. Continuó en urgir a la multitud a venir a Jesús en arrepentido rendimiento.

g. Sed salvos de esta perversa generación: Cualquier generación que es responsible de la muerte de Jesús es una perversa generación. Pero como cada generación es responsible de la muerte de Jesús, cada generación necesita salvación.

3. (Hechos 2:41) La respuesta al sermón de Pedro.


Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.

a. Añadieron aquel día como tres mil personas: Este día del Pentecostés se vio una asombrosa cosecha de almas. La iglesia fue de aproximadamente 120 personas a 3120 personas en un solo día.

i. Piensa en como esto tocó las vidas, más allá, de aquel día. Muchos de los 3000 eran sin duda peregrinos que vinieron a Jerusalén para la fiesta del Pentecostés. Esperaban algo especial de Dios pero nada como esto. Muchos en esta multitud regresaron a casa, viajando lejos de Jerusalén, llevando las buenas nuevas de Jesús consigo.

b. Los que recibieron (en inglés recibieron con alegría) su palabra fueron bautizados: Los que creían en Jesús aquel día lo hicieron con alegría, aun haciendo una declaración dramática en el bautismo. Ellos no se habrían sometido al bautismo, a menos, de que estuvieran plenamente convencidos de quien era Jesús y de su gran necesidad de él como Salvador.

i. ¿Cómo podían bautizarse 3000 personas? Habían grandes recursos de agua disponibles en el monte del templo, y albercas y tanques de agua cerca, así que no era difícil encontrar un lugar donde podían bautizarlos.

ii. Dios continúa haciendo tan grandes cosas. Después de la Encrucijada de la Cosecha de Verano de 1990, había un bautismo en masa en Corona del Mar. No podían contar cuantas personas fueron bautizados, pero más que 5000 personas atendieron el evento. Fue reportado como el más grande bautismo en la historia de los Estados Unidos.

D. La vida de estos primeros creyentes.

1. (Hechos 2:42) La fundación de su vida cristiana.


Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

a. Perseveraban: El día de Pentecostés el sonido del viento recio, las lenguas de fuego, y la conversión de 3000 eran todos eventos notables. Pero las cosas descritas en Hechos 2:42 eran la legada duradera de aquella obra de Dios.

b. Perseveraban en la doctrina de los apóstoles: dependían en los apóstoles para comunicarles quien era Jesús y lo que él había hecho. Ellos acababan de confiar en Jesús; ahora querían saber más.

i. Perseveraban usa un verbo griego que comunica “una fidelidad inmovible y enfocada a un cierto curso de acción.” (Longenecker) también no había desviación de la doctrina de los apóstoles, porque era la verdad de Dios.

ii. Gracias a Dios, él nos permite quedarnos bajo la doctrina de los apóstoles – el récord del Nuevo Testamento. Cada pastor debe buscar ser original en el sentido de que no tenemos nuestra propia doctrina, sino la doctrina de los apóstoles.

c.Perseveraban … en la comunión: La palabra del griego antiguo koinonia (aquí traducida: Comunión) lleva la idea de asociación, comunión, convivio, y participación; significa compartir algo.

i. La vida cristiana es entendida para ser llena de comunión, para compartir los unos con los otros.

Compartimos el mismo Señor Jesús.

Compartimos la misma guía para la vida.

Compartimos el mismo amor por Dios.

Compartimos el mismo deseo de adorarlo.

Compartimos las mismas batallas.

Compartimos las mismas victorias.

Compartimos el mismo trabajo de vivir por él.

d. Perseveraban … en el partimiento del pan: Aun viviendo tan cerca del tiempo cuando Jesús fue crucificado, ellos no quisieron olvidar lo que él hizo en la cruz. ¿Cuánto más importante es que nosotros nunca olvidarnos?

e. Perseveraban … en las oraciones: Cuando sea que se hace la obra de Dios, el pueblo de Dios se reúnen para orar y alabar.

i. “En el griego (igual que en el español) el artículo ocurre ante la palabra ‘oración’.” El partimiento de pan y las oraciones “Obviamente, eso es una referencia a algo formal – a adoración en la cual el pueblo se juntaba y adoraba a Dios.” (Boice)

f. La doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones: Todo lo demás que leemos del poder y la gloria de la iglesia primitiva fluye de esta fundación de la palabra, la comunión, el recordar de la obra de Jesús en la cruz, y la oración.

i. De la descripción de Lucas de la comunidad de la iglesia primitiva, “el lector educado habría tenido la impresión aquí de que el ideal griego de la sociedad había sido realizado.” (Diccionario de Teología del Nuevo Testamento)

ii. “Es presentada como la iglesia modelo, pero esto no significa que era perfecta. Unos capítulos más adelante, vamos a ver que estaban lejos de la perfección.” (Boice)

2. (Hechos 2:43) La presencia del poder de Dios.


Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles.

a. Y sobrevino temor a toda persona: Esto era evidencia del poder de Dios. Una de las obras más grandes, más poderosas que Dios puede hacer es cambiar el corazón humano a unhonor reverente al Señor.

b. Muchas maravillas y señales eran hechas: Esto era evidencia del poder de Dios. Donde Dios está trabajando, vidas serán tocadas de maneras milagrosas.

3. (Hechos 2:44-45) Su unidad y compartiendo en la vida común de Jesús.


Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.

a. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas: Con el influjo de más de 3000 creyentes, la mayoría de los cuales, se quedaban en Jerusalén y no tenían trabajos, la familia de cristianos tenían que compartir si fueran a sobrevivir.

i. No debemos considerar esto como un experimento temprano en comunismo porque era voluntario, temporal, y tenía fallas al extenso que la iglesia en Jerusalén estaba continuamente necesitada de ayuda financiera de otras iglesias. También, no tenemos ninguna evidencia que esto siguió así por mucho tiempo.

b. Todos los que habían creído estaban juntos: Los judíos tenían una costumbre enorme de hospitalidad durante cualquier día festivo mayor como Pentecostés. Visitantes eran recibidos en casa privadas, y nadie podía cobrar por dar una cama o un cuarto a un visitante, o por proveer para sus necesidades básicas. Los cristianos tomaron la enorme hospitabilidad de los días festivos y lo hicieron una cosa de todos los días.

c. Vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno: El poder de Dios es evidente aquí porque Jesús vino a ser mucho más importante para ellos que sus poseciones.

4. (Hechos 2:46-47) La familia cristiana vivía junta y crecía.


Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

a. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas: La iglesia es para adorar a Dios y aprender de su palabra juntos. Aun así es para mucho más; Dios quiere que compartamos nuestras vidas los unos con los otros.

b. Alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo: Su experiencia cristiana era diaria, alegre, y sencilla – buenos ejemplos para nosotros de seguir.

c. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos: Esto es la prescripción de Dios para el crecimiento de la iglesia. Si tenemos cuidado de seguir el ejemplo de Hechos 2:42-47a, Dios se encargará de hacer la iglesia crecer él mismo.

©2016 David Guzik – No se permite la distribución más allá del uso personal sin autorización.

Juan 1 – La Palabra y el Testigo ← Prior Book
Romanos 1 – La Raza Humana, Culpable Delante de Dios Next Book →
Hechos 1 – Jesús Asciende al Cielo, La elección de Un Nuevo Apóstol ← Prior Chapter
Hechos 3 – Un Hombre Cojo es Sanado Next Chapter →
CONTENT DISCLAIMER:

The Blue Letter Bible ministry and the BLB Institute hold to the historical, conservative Christian faith, which includes a firm belief in the inerrancy of Scripture. Since the text and audio content provided by BLB represent a range of evangelical traditions, all of the ideas and principles conveyed in the resource materials are not necessarily affirmed, in total, by this ministry.

Loading...

Interlinear
Bibles
Cross-Refs
Commentaries
Dictionaries
Miscellaneous
Verse Tools Arrow
Login to your account

Email / username or password was incorrect!

Check your email for password retrieval

 

Complete the form below to register  [?]

Error: That Email is already registered

Error: Please provide a valid Email

Error: Passwords should have at least 6 characters

Error: Passwords do not match

Error: Please provide a valid first name

Error: That username is already taken

Error: Usernames should only contain letters, numbers, dots, dashes, or underscores

[ Cancel ]← Login to Your Account

Passwords should have at least 6 characters.
Usernames should only contain letters, numbers, dots, dashes, or underscores.

Thank you for registering. A verification email has been sent to the address you provided.

Error: That Email / Username is not registered

Enter Your Email or UsernameUsername or Email Address

 

← Return to Login

Close LoginCLOSE
Tap to Close