Search Bible
Click for Help   Click for QuickNav   Click for Advanced Search Options
Search KJV
Your Bible Version is the KJV
Go to Top
Link to This PageCite This Page
Share this pageFollow the BLB
Printable Page
 
 
Left Contextbar EdgeLeft Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge2Prior BookPrior ChapterReturn to CommentariesReturn to Author BiographyNext ChapterNext BookRight Contextbar Edge2Right Contextbar Edge BackgroundRight Contextbar Edge1
The Blue Letter Bible
BLB Searches
Search the Bible
Search KJV
 [?]

Advanced Options

Other Searches

Multi-Verse Retrieval
x
Search KJV

Let's Connect
x
Daily Devotionals
x

Blue Letter Bible offers several daily devotional readings in order to help you refocus on Christ and the Gospel of His peace and righteousness.

Daily Bible Reading Plans
x

Recognizing the value of consistent reflection upon the Word of God in order to refocus one's mind and heart upon Christ and His Gospel of peace, we provide several reading plans designed to cover the entire Bible in a year.

One-Year Plans

Two-Year Plan

David Guzik :: Jonás 3 – Jonás Predica Arrepentimiento en Nínive, la Ciudad se Arrepiente

toggle collapse
Choose a new font size and typeface

Jonás 3 – Jonás Predica Arrepentimiento en Nínive, la Ciudad se Arrepiente

A. El ministerio de Jonás en Nínive.

1. (Jonás 3:1-2) El segundo llamado de Jonás.

Vino palabra de Jehová por segunda vez a Jonás, diciendo: Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y proclama en ella el mensaje que yo te diré.

a. Vino palabra de Jehová por segunda vez a Jonás: Esto muestra el sorprendente amor de Dios a Su pueblo rebelde. Aunque Jonás hizo todo a su alcance para resistir el primer llamado de Dios, después de que Jonás se arrepintió Dios le llamó de nuevo – aunque Dios no tenía ninguna obligación de hacerlo. Él lo hizo por su misericordia y gracia.

i. “Debido al paralelismo aquí hallado con el discurso de apertura del libro, casi palabra por palabra, el autor con una gran habilidad transmite la idea de que a Jonás se le esta ofreciendo un nuevo inicio.” (Alexander)

ii. “¿Cuántos de nosotros que hemos sido llamados para entregar la palabra de Jehová, lo estaríamos aún haciendo si no fuera por la paciencia y la perfecta gracia de Dios? ¡Seguramente no fueran muchos! Como le hemos fallado, y nos hemos echado a perder nuestro ministerio; y muy a menudo no hemos fallado de la misma manera que Jonás.” (Morgan)

iii. Dios estaba determinado en hacer la obra por medio de Jonás, así que Él no se dio por vencido en este profeta renuente. Dios a menudo esta así de comprometido de hacer Su obra por medio del hombre. “Suponga que el problema se nos hubiera dado a nosotros para que lo resolviéramos – ¿Cómo sería esta ciudad conmovida al arrepentimiento? ¿Cómo sería su vicio olvidado, y cómo sería el Dios de Israel adorado por todos sus habitantes, desde el más grande hasta el más pequeño? Si no nos hubiéramos paralizado con desesperación, lo cual es lo más probable, deberíamos, sin embargo, haber sentado para considerar cuidadosamente nuestros planes. Lo hubiéramos dividido en territorios de distritos misioneros; hubiéramos necesitado por lo menos unos cuantos cientos, si no que miles, de ministros capaces; y al mismo tiempo, se habría que pensar en los gastos, y debiéramos de considerar que tendríamos el compromiso de levantar un sin número de estructuras en la cual la Palabra de Dios pueda ser predicada. Nuestra sistema necesariamente tendría que dificultarse; debiéramos de darnos cuanta que nosotros, a menos que tengamos los recursos de un imperio, ni siquiera podríamos comenzar con la obra. ¿Pero qué dijo el Señor en cuanto a esto? Poniendo de lado los juicios de la razón, y todos los planes y esquemas por la cual la carne y la sangre siguen de manera natural, él levanta a un hombre. Por medio de una providencia singular él califica a ese hombre para esta misión.” (Spurgeon)

b. Proclama en ella el mensaje que yo te diré: En lugar de decirle a Jonás que pregone en contra de Nínive, esta vez Dios le dice simplemente a Jonás que vaya allá y que espere más instrucciones. Dios a menudo obra de esta manera, y nuestra carne a menudo encuentra irritante lo que Él hace.

i. La historia de Jonás demuestra porque Dios a menudo nos conduce un paso a la vez, sin decirnos más. Cuando Dios le dijo a Jonás lo que él debía decir en Nínive, Jonás rechazó el llamado. Dios a menudo nos dice lo que podemos manejar en ese momento.

2. (Jonás 3:3-4) Jonás predica en Nínive.

Y se levantó Jonás, y fue a Nínive conforme a la palabra de Jehová. Y era Nínive ciudad grande en extremo, de tres días de camino. Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida.

a. Y se levantó Jonás, y fue a Nínive conforme a la palabra de Jehová: Habiendo aprendido la lección de que el resistirse a Dios es tanto fútil como contra producente, Jonás ahora obedece el llamado y va a Nínive.

b. Y era Nínive ciudad grande en extremo, de tres días de camino: La idea detrás de esta declaración probablemente se refiere a que tan larga era la caminata alrededor de la ciudad de la “Gran Nínive” – el área metropolitana alrededor de la ciudad.

c. De aquí a cuarenta días Nínive será destruida: Jonás enfatizaba al pueblo de Nínive lo que les ocurriría si ellos no se arrepentían – la ciudad sería destruida en juicio. Sin duda, este no era todo el mensaje de Jonás para el pueblo de Nínive; pero claramente era su énfasis.

i. “Destruida” es una palabra aplicada para la destrucción de Sodoma y Gomorra (Génesis 19:25, Lamentaciones 4:6, y Amós 4:11).

ii. Vemos que Jonás predicó este mensaje con mucha seriedad. “Y tal seriedad se convierte en un ministerio que tiene que ver con almas inmortales, dormidas y muertas en pecado, al filo de la perdición, e insensibles de su estado. El predicador de palabras suaves, de tonos gentiles, que no se conmueve, por lo regular no despertará las almas…Pero esta seriedad es ampliamente diferente de ese vociferar a gritos, ruidoso y violento que manifiesta más una turbulencia de pasiones desordenadas, que una influencia real del Espíritu de Dios.” (Clarke)

B. La respuesta del pueblo de Nínive al mensaje de Jonás.

1. (Jonás 3:5-9) La respuesta del pueblo: arrepentimiento.

Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos. Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua; sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos. ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira, y no pereceremos?

a. La palabra “arrepentimiento” no esta en este pasaje; pero arrepentimiento en verdad no es una palabra, es algo que tú haces – estas personas hicieron arrepentimiento.

b. Los hombres de Nínive creyeron a Dios: El arrepentimiento comienza con creerle a Dios. Mientras nosotros creemos en Él y Su Palabra, tenemos el poder de cambiar nuestras vidas conforme a Su voluntad. Tú puedes hacer muchas otras cosas asociadas con el arrepentimiento, pero si éstos no empiezan con creer y confiar en Dios, entonces todo se convierte en obras inútiles de la carne.

i. Tú no puedes creer en Dios apartado de la Palabra de Dios. Por lo tanto, cualquier avivamiento real de arrepentimiento comenzará con la predicación fiel y el escuchar fielmente la Palabra de Dios, de la misma manera como sucedió en Nínive.

c. Los hombres de Nínive…proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio: El arrepentimiento significa hacer algo. El pueblo de Nínive ayunó, e hizo lamento como si fuera para los muertos, y lo hicieron desde el mayor hasta el menor (desde el mayor hasta el menor de ellos).

i. Si el arrepentimiento es algo, no son negocios como siempre. Cuando el arrepentimiento llega, algo debe de cambiar y algo debe ser diferente. En su caso, el pueblo de Nínive se quitó la prenda normal y se vistió de cilicio – una tela gruesa, normalmente hecha de peo de cabra. El vestirlo mostraba el rechazo de las comodidades y placeres terrenales.

ii. Cúbranse de cilicio hombres y animales: Aún se arrepintieron por parte de sus animales, vistiéndolos como si los animales estuvieran lamentando a sus muertos.

d. Hombres y animales…clamen a Dios fuertemente: El arrepentirse significa clamar a Dios fuertemente. Significa el venir a Dios con pasión y seriedad en cuanto a tu pecado y tu necesidad por Su misericordia y perdón.

i. Mucho del “arrepentimiento” moderno, con su clamor de excusas y razones del porque pecamos, para nada es arrepentimiento. Es únicamente un intento de justificar y excusar nuestro pecado. Sin embargo, pecaste o no; si lo hiciste, no hay excusa, y si no lo hiciste, no hay necesidad de arrepentirse. El arrepentimiento y las excusas no pueden estar juntos.

e. Conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos: El arrepentirse significa volverse del mal camino, de la rapiña que hay en tus manos. El arrepentirse significa cambiar tu mente y apartarse de tus acciones pecaminosas anteriores.

i. En la vida Cristiana, el arrepentimiento no describe lo que debes de hacer para volver hacia Dios; describe el mismo proceso de volverse a Dios. Cuando nosotros verdaderamente nos volvemos a Él, nos apartamos de las cosas que le desagradan.

f. ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira? El arrepentimiento tiene esperanza en la misericordia y amor de Dios. Espera que Dios se vuelva y que el pueblo arrepentido no perezca.

g. Jonás pudo de una manera más efectiva predicar el mensaje de arrepentimiento debido a que él sabía su propia necesidad de arrepentirse. Al ser un pecador arrepentido no descalificaba a Jonás de predicar el arrepentimiento; hizo que su predicación fuera aún más efectiva.

2. (Jonás 3:10) La respuesta de Dios al arrepentimiento del pueblo.

Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo.

a. Y vio Dios lo que hicieron…y se arrepintió: Dios honró su arrepentimiento, aún cuando sus pecados pasados eran razón suficiente para derramar el juicio. El estado nunca perdonaría a un asesino de sangre fría que ha jurado jamás volver a hacerlo, pero Dios misericordiosamente cedió el juicio en contra del pueblo de Nínive.

i. Nosotros no obligamos a que nos perdone Dios cuando nos arrepentimos. Pero el arrepentimiento recurre a la misericordia de Dios, no Su justicia.

b. Se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo: ¿El arrepentimiento de Dios hizo que Jonás fuera un falso profeta cuando él profetizó que cuarenta días Nínive sería destruida? Para nada, por dos buenas razones.

i. Primero, Dios actuó en total consistencia con Su Palabra: En un instante hablaré contra pueblos y contra reinos, para arrancar, y derribar, y destruir. Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles (Jeremías 18:7-8). La predicación de Jonás fue como todas las advertencias del juicio: fue una invitación para arrepentirse y evitar el juicio prometido. Sus palabras tenían implicado “si no te arrepientes” frente a ellos. Recuerda que no se nos dice toda la predicación de Jonás; aunque debemos de asumir que la declaración en Jonás 3:5 es el tema central de lo que Jonás dijo, no debemos de asumir que fue todo lo que él dijo.

ii. Segundo, Dios si juzgó a Nínive (como lo esta registrado en el libro de Nahúm). Sin embargo, a la luz de su arrepentimiento Él lo retardó por otros 150 años.

© 2016 David Guzik – No se permite la distribución más allá del uso personal sin autorización.

Abdías ← Prior Book
Miqueas 1 – Juicio Venidero sobre Israel y Judá Next Book →
Jonás 2 – En el Vientre del Pez ← Prior Chapter
Jonás 4 – Dios Trata con el Corazón de un Profeta Next Chapter →
CONTENT DISCLAIMER:

The Blue Letter Bible ministry and the BLB Institute hold to the historical, conservative Christian faith, which includes a firm belief in the inerrancy of Scripture. Since the text and audio content provided by BLB represent a range of evangelical traditions, all of the ideas and principles conveyed in the resource materials are not necessarily affirmed, in total, by this ministry.


Donate Contact

Blue Letter Bible study tools make reading, searching and studying the Bible easy and rewarding.

Hotjar - Unlimited insights from your web and mobile sites

Blue Letter Bible is a 501(c)(3) nonprofit organization